Casas fundadas durante el generalato del sr. Alméras

Mitxel OlabuénagaHistoria de la Congregación de la MisiónLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido · Traductor: Máximo Agustín, C.M.. · Año publicación original: 1898 · Fuente: Notices, III.
Tiempo de lectura estimado:

27. METZ (SAINTE-ANNE). 1661. — Meten. (Sanctœ-Annœ).

El año 1661, el 2 de junio, Mons. Henri de Bourbon, obispo de Metz, estableció a los sacerdotes de la Congregación de la Misión directores de su seminario a perpetuidad, con el poder de hacer misiones en su diócesis bajo su autoridad. Este establecimiento fue confirmando por las letras patentes de Rey dadas en Fontainebleau en dicho mes de junio de 1661, verificadas en el parlamento de Metz el cuatro de agosto siguiente.

El año 1663, el 30 de mayo, la reina madre pasó un contrato de fundación ante Gossuin y Mousnier, notarios en el Châtelet de París, por el que establecía a ocho sacerdotes  y a cuatro hermanos de la Congregación de la Misión, bien para dirigir el seminario de Metz como para dar misiones en la diócesis. Dio en primer lugar la suma de 60 000 libras la mitad de las cuales se debía emplear en la compra y en los muebles de una casa; y la otra mitad  en la adquisición de algunas tierras o fondos de renta. Con esta suma se ha adquirido  la tierra y señorío de Voisage y una alquería de viñas en Dornost.

La reina, al ver que la renta de esta tierra no era, ni con mucho, suficiente para el mantenimiento de los dichos ocho  sacerdotes y cuatro hermanos, asignó por el mismo contrato 3.600 libras de rentas a perpetuidad sobre el dominio de Châteaurenauld que el rey le había dejado  como parte de su dote; esta suma, pagadera por los granjeros o receptores de dicho dominio, en París, contra el recibí del superior de Metz, en dos plazos: a saber en Navidad y en San Juan Bautista. La reina obliga, por esta fundación, a la Congregación a mantener ahora y a perpetuidad el susodicho número de sacerdotes y de hermanos en dicha casa de Metz, y quiere que se haga mención de ello en el libro del martirologio de dicha casa, y que esta fundación sea inscrita en substancia en una tabla de cobre, de bronce o de mármol aplicada en tal sitio que quiera de la iglesia o capilla. Dicha fundación fue aceptada por el Sr. Alméras.

El rey confirmó esta fundación y la asignación de 3.600 libras sobre el dominio de Châteaurenauld por sus letras patentes otorgadas en París el mes de febrero  de 1664, por las que declara la casa de la Misión de Metz de fundación real, que se reconoce su fundador con la reina madre  y que quiere que los diferendos y procesos de los Misioneros de esta casa sean tratados en primera instancia en la alta cámara del Parlamento de Metz, sin que puedan ser citados en otra parte.

Dichas letras patentes  fueron verificadas el 22 de abril de 1664 en la Cámara de cuentas, con la condición de que, para el pago de dicha renta de 3 600 libras, dichos Misioneros presentarían con el recibo un certificado de un gran vicario de Mons. el Obispo de Metz de cómo han satisfecho a los cargos de dicha fundación.,

El año de 1695, en junio, Mons. Geoges d’Aubusson de la Feuillade, arzobispo de Embrun, obispo de Metz, fundó un noveno sacerdote para ayudar a los otros en las funciones del seminario y de las misiones. Dio una suma de 6 000 libras que quiso fueran a perpetuidad empleada en un fondo estable y de 300 libras de renta para su subsistencia  y con la condición que a perpetuidad los sacerdotes de dicha casa se obligarían a mandar decir una misa en su iglesia por el descanso de su alma, cada mes, y que se haría mención de esto en una tabla de mármol que sería colgada en la iglesia al lado del evangelio. El Sr. Lefort, superior del seminario, tuvo autorización del Sr. Jolly para firmar el contrato, que tuvo lugar los dichos día y año por Champion y Mamiel, notarios de Metz.

28.       FONTAINEBLEAU. 1661. – Fons Bellaqueus.

El rey estableció a los sacerdotes ce la Congregación de la Misión en número de diez, en Fontainebleau, en 1661 y les dio el nuevo curato que había erigido y que se les entregó por Mons. Louis-Henri de Gondrin, arzobispo de Sens, quien hizo la separación de [376] esta nueva parroquia con la de Avon el 23 de noviemebre de 1661. El Rey dotó a dichos misioneros  de una renta anual pagadera por cuartas partes sobre el fondo de las gabelas de París y les dio por alojamiento el hotel de Martigny. Todo a condición que hubiera siempre a perpetuidad diez sacerdotes, de los que uno sería párroco amovible a la voluntad del Superior general , y que darían misiones en los lugares circunvecinos. Las letras patentes son del 1663.

Mons. Arzobispo de Sens trazó los límites de esta nueva parroquia y declaró la indemnización debida a los Mathurins por la separaciónde Fontainebleau, d’Avon, a 800 libras al año. Pero el Rey, por sus letras patentes de marzo de 1668 y por un decreto del Consejo del 2 de agosto fijó esta indemnización en 1.100 libras al año. Los derechos honoríficos de los Mathurins en la parroquia de fontainebleau quedan así reglados por Mons. el Arzobispo de Sens, y confirmado el reglamento de las letras patentes del mes de marzo de 1668.

En 1700, el 30 de agosto, Los Srs. Jeab-Baptiste Renoux y Noël Passe, sacerdotes de nuestra Congregación, dieron 500 libras para la fundación de un undécimo sacerdote. La renta de las fundaciones hechas en la capilla de la caridad de las mujeres de Fontainebleau debe suplir y aportar el resto. No hay más que un acta bajo frma no legalizada con el Sr. Pierron y los Srs. Asistentes.

29.       AMIENS. 1662. – Ambianen.

En 1662, el 14 de marzo, Mons. François Faure, obispo de Amiens, unió a perpetuidad su seminario a la Congregación de la Misión. El Sr. Alméras lo aceptó. El acta de unión no señala a cuántos sacerdotes se debe tener. Dicho señor obispo, por acta pasada ante Lamothe y Mounier, notarios en el Châtelet, el diecinueve de dichos mes y año, dio para el sustento de los directores de este seminario, las rentas presentes y futuras del mismo seminario y una gran casa, huerta y dependencias, situada en Amiens, calle Saint-Michel, que le pertenecía a condición: 1º de dirigir dicho seminario; 2º  de hacer misiones cuándo y dónde él juzgara a propósito; 3º de que la casa de San Lázaropagara en su descargo una suma de 28 116 1. 17 s. 9 d de lo que se le reembolsaría con los bienes del dicho seminario y cuya renta pagarían los Misioneros de Amiens a un interés del 22, hasta total reembolso. Esta fundación fue confirmada por las letras patentes del rey en 1675, verificadas en el Parlamento de París el 12 de junio del mismo año.

En 1669, el 20 de mayo, Mons. Estienne Moreau, obispo de Arras, unió al seminario y casa de la Misión de Amiens el priorato simple de Saint-Léger de Lucheux, orden de San Benito, situado en la diócesis de Arras, con todos sus derechos y rentas, a condición: 1º de satisfacer a los cargos  de dicho priorato, entre otros de pagar anualmente a los obispos de Arras 12 libras por un derecho de pase  del que estaba cargado; 2º de recibir  en el seminario de Amiens a los que él enviara pagando sus pensiones. El Rey confirmó esta unión en 1679.

En 1666,  el 22 de enero, el Sr. Pierre Joli, párroco de Saveuse, fundó tres misiones de ocho en ocho años,  a saber una en Saveuse, la segunda en Dumais y la tercera donde los misioneros juzgaran oportuno. Dio para esta fundación una suma de 1 000 libras, cuya renta se reservó durante su vida. El acta fue dada por Daix, notario de Amiens.

En 1676, el 1º de febrero, ante el mismo notario, el Sr. Antoine Piquet, canónigo de la catedral, dio una suma de 6 000 libras, cuya renta se reservó durante diez años, y a condición que después de este espacio de diez años, la dicha renta se conservaría para hacer con ella  y el capital un fondo de 10 000 libras para fundación de un sacerdote misionero, de una misión cada doce años en Quen, y el resto de los años una en un pueblo dependiente del capítulo que dos misioneros irían a pedir al dicho capítulo, las cuales misiones deben ser de un mes por tres sacerdotes.

En 1697, el18 de diciembre, ante Louette, notario de Amiens, Mons. Henri Feidea de Brou, obispo de Amiens, dio 351 1. 16 s. 8 d. de renta, y el Sr. Alexandre Scellier de Riencourt, decano de la catedral, dio 831. 6  s. 8  d. de renta por el clero de dicha diócesis para fundación de un sacerdote para las misiones a 400  1. de pensión, y el plus dárselo a los pobres de uno de los lugares designados en este contrato para dar allí misiones cada doce años. Aceptado por el Sr. Pierron, superior general.

En 1706, 23 de julio, el Sr. Nicolas Perdu, párroco de Aignères, legó [378] a los misioneros de Amiens las adquisiciones que había hecho La Ferrière, aportando al año 15 septiers de trigo y 71 de plata para fundación de dos misiones cada doce años, una en Aignères y la otra en La Ferrière.

En 1704, el 10 de abril, Mons. Henri Feideau de Brou, obispo de Amiens unió a la casa de la misión de Amiens el priorato de Saint-Christophe de Mareuil, del que era titular el abate Brisacier, y presentó su dimisión a este fin, reservándose la renta durante su vida, a condición:  1º  Que después de su muerte se verían libres de las cargas, y en especial el oficio entero de las fiestas y domingos, que consistía en maitines, misa mayor y vísperas; de aumentar de dos sacerdotes  y un hermano el número de los sacerdotes de dicho seminario para dar misiones sobre todo y por preferencia todos, cada diez años en las parroquias de Mareuil, de Huchenneville, Épaigne, Omabvre, y en los otros lugares  donde están situados los bienes de dicho priorato, y hasta con más frecuencia si el obisco lo juzga conveniente. El Rey ha confirmado esta unión en 1704.

En 1712, el 28 de agosto, el Sr. Alexandre Le Sellier, de Riencourt, decano de la catedral, dio una suma de 5 000  l. para la fundación de un hermano coadjutor para las misiones. No hay de ello más que un papel  de firma no legalizada.

En 1714, el 24 de febrero, el Sr. Charles Moreau, canónigo de la catedral, dio una suma de 19 200 l. a condición: 1º De emplearlo en compra de tierras laborables;  2º De pagarle en cuatro plazos  durante su vida una pensión de 800 l. al año; 3º Que si muere antes de que se disfrute de las rentas del priorato de Mareuil, esta pensión de 800 l. será empleada, la mitad en mantener desde entonces a un sacerdote más para las misiones, y la otra mitad para los retiros de los párrocos del campo; y lo que quede será dado en limosnas  en las parroquias dependientes de Capítulo; 4º Que después de su fallecimiento y del del Sr. Brisacier, se mantendrá desde entonces a perpetuidad a otros dos sacerdotes más para formar una segunda tanda para las misiones de Amiens con las dos fundadas por la unión de dicho priorato;  5ª Que los dos sacerdotes de esta fundación a su fallecimiento y en los aniversarios a perpetuidad dirán cada uno tres misas a su intención; 6º Que cada diez años, al menos, al comenzar el año de su fallecimiento, se tendrá misión en Boves, Thory, Costenchy, Saintz, Flachy, y Tinacourt, donde la misión será de seis semanas, a causa de la cantidad de gente de esta parroquia; 7º Que el superior de dichos sacerdotes de la Misión estará encargado a perpetuidad de la inspección de las maestras de escuela de caridad establecidas en Boyes, Costency, Thory, Saintz y Vinacourt, que él podrá despedir cuando lo juzgue conveniente, y a quienes se pagarán las pensiones solo por orden suya. Dichas pensiones pagadas sobre una renta de 750 l. constituida por él sobre el hospital general de Amiens, lo que quede se empleará en hacer aprender un oficio a algún huérfano de estos pueblos, que dicho superior escogerá. Este tratado está bajo firma no formal, y ratificado por el Sr. Bonnet.

En 1715, el 15 de marzo, el Sr. Cosme-Joseph Duliège, por pagaré bajo firma no formalizada, dio 50 l. de renta perpetua y no rescatable sobre una casa en Amiens para fundación de una casa en Gamaches (de donde él es capitán y alto juez) cada ocho años, a comenzar  la primera vez en 1716.

30.       NOYON. 1662 – Noviodunen.

Mons. François de Clermont, obispo de Noyon, estableció directores perpetuos de su seminario a los sacerdotes de la Misión e número de tres y dos hermanos, o de dos sacerdotes y un clérigo. Les dio para subsistencia y alojamiento: 1º La casa en la que estaba ya el semninario, cargada de 111 l. de renta respecto al Sr. de Fleceles, consejero, y de 75 l. de surcens respecto de los abate y religiosos de Orecam; 2º Los feudos y tierras de Categny, aportando 80 septiers de trigo; 3º La capilla de Biache, cerca de Péronne, aportando 56 septiers de trigo, y 24 septiers de avena, medida de Péronne, a cargo de cumplir las misas y cargas; 4º El usufructo de 2 000 1. sobre los beneficios  de dicha diócesis; 5º Todo lo que había sido dado, legado, y unido hasta entonces a dicho seminario.

Esta acta fue dada en el palacio episcopal de Noyon el 24 de diciembre de 1662, aceptado por el Sr. Alméras, superior general de dicha Congregación, el 2 de enero de 1663, y confirmado por la letras patentes del Rey, dadas en Versailles el mes de diciembre  de 1682, registradas en el Parlamento el 19 de diciembre de 1682, Cámara de Cuentas el  de agosto de 1695. El Sr. Jacques Soly, canónigo de la catedral de Noyon, en su testamento del 9 de septiembre de 1664, ante Goulouzet, notario en Noyon, legó a dicho seminario la suma de 300 1. de renta a tomar de la que era debida por el Hôtel-Dieu de París, para ser enviada al mantenimiento de un cuarto sacerdote, a condición de celebrar todos los años una misión de diez días en una parroquia de dicha diócesis, y decir tres misas rezadas por semana a perpetuidad, a saber : el domingo, el viernes y el sábado.

En 1647, 28 de enero, el Sr. Louis de Montigny, sacerdote, canónigo de Noyon, dio en testamento toda la tierra y feudo de Catigny, aportando al año 11 moyos de grano, para la ejecución de la fundación de una misión al año o al menos de dos en dos años, ordenada en 1644, el 29 de julio, por el P. de Montigny, sacerdote del Oratorio, su tío.

En 1672, 1º de junio, el Sr. Pierre Turpin, sacerdote de la Congregación de la Misión, por acta hecha en el Mans por Loyseau, notario, fundó una misión cada nueve años, a perpetuidad, en Roye, de donde era originario, por los sacerdotes de la Misión de Noyon, mediante 60 l. de renta anual sobre su casa de Roye.

31. SAINT-BRIEUC. 1667.— Briocen.

Mons. Denis de la Barde, obispo de Saint-Brieuc, hizo un contrato con el Sr. Alméras, en París, el 10 de marzo de 1666, por el que estableció a los sacerdotes de la Congregación de la Misión directores perpetuos de su seminario. Se estipuló que se proveería a perpetuidad  a dicho seminario de tres sacerdotes y dos hermanos, mediante 1 600 l. de renta anual. No fueron llamados hasta algún tiempo después.

En 1673, fueron declarados en posesión de dicho seminario. Dicho señor obispo es su fundador, y se reservó expresamente para sí  y sus herederos descendientes de su hermano esta calidad de fundadores y todos los derechos honoríficos, con exclusión de otro cualquiera.

Mons. Hardouin Fortin de la Hoguette, obispo de Saint-Brieuc, unió a perpetuidad a los dichos misioneros, en 1677, una pensión de 700 l. sobre cinco párrocos de su diócesis, en virtud de las letras patentes del Rey, recibidas en el Parlamento de Rennes.

El 21 de julio del año 1677, unió a dichos tres capillas aportando las tres en total 230 l. anuales, y Mons. Louis Marcel de Coëtlogon, obispo de dicho Saint-Brieuc, les unió en 1697 otras tres aportando 214 l. las tres juntas, el total a condición de cumplir los cargos presentes y venideros.

En 1699, en el mes de febrero, el Rey confirmó estas uniones de capillas, la erección del seminario y el establecimiento de los sacerdotes de la Congregación de la Misión por estas letras patentes verificadas en el parlamento de Rennes, el 15 de julio de 1699.

El Sr. Jean Bertelot, señor deSaint-Ernel, luego sacerdote, fundó dos misas por semana a perpetuidad para decirse en el seminario de Saint-Brieuc, y dio para esta fundación pequeñas rentas marcadas en su testamento. Esta fundación fue aceptada por el difunto Sr. Jolly.

32.       LYON. 1668._Lugdunen.

El 30 de agosto de 1668, el Sr. Chomel, sacerdote, hasta ahora consejero en el Parlamento de París, dio una renta perpetua de 1 000 l. constituida sobre el Sr. Philippe Andrault, conde de Langeron, bajo la estipulación y aceptación del Sr. Claude Chomel, su hermano, para comenzar el establecimiento de una casa de la Congregación de la Misión    en la diócesis de Lyon, para dar allí misiones, bajo el beneplácito del arzobispo, dejando al Sr. Alméras la libertad de enviar tal número de sacerdotes como el quiera, en proporción con la renta de esta fundación, que aumentó al años siguiente con una suma de 6 000 l. en capital. Dio, además, 10 000 l. para comprar una casa en Lyon, y 100 l. para amueblarla.

El contrato de esta fundación fue pasado el día y año ante Mounier y de Launay, notarios en el Châtelet de París, y aceptado por el Sr. René Alméras, superior general de la Congregación de la Misión. El Rey otorgó letras patentes para este establecimiento, registradas en el Parlamento el 21 de marzo  de 1669. Mons. Camille de Neufville, arzobispo de Lyon  y Magistrados de la ciudad lo confirmaron en 1668.

Los sacerdotes catequistas misioneros de Saint-Michel de Lyon se unieron en la casa de la Congregación de la Misión de dicha ciudad en 1669. El contrato de unión fue pasado en Lyon el 23 de diciembre  de dicho año por Jallabert, notario real, y  aceptado por el Sr. Alméras, superior general.

33.       NAPLES, via dei Vergini. 1668. – Neapolitana.

El cardenal Innicus Caracciolo, arzobispo de Nápoles, llamó a los misioneros para trabajar en su diócesis; los estableció en la ciudad de Nápoles y unió a su mantenimiento los bienes de la Congregación de los treinta y tres  sacerdotes que, bajo el título de Santa Cruz, atendían la iglesia de Santa María de Todos los Santos. Era en todo un capital de 200 ducados (850 francos). El Sr. Balsamo, entonces piadoso laico, más tarde sacerdote, añade una renta de 100 ducados (425 fr.) al año.

En 1669 (16 de octubre), a petición del cardenal Caracciolo, el Soberano Pontífice transfirió a la Congregación de la Misión la iglesia de Santa María de las Vígenes y la casa contigua, situada en la calle de las Vírgenes y que habían estado unidas al seminario arzobispal, después de pertenecer a los religiosos de la Cruz. El cardenal Caracciolo añadió 1 300 escudos para reparar y amueblar la casa que fue luego reconstruida.

34.       NARBONNE. 1671. — Narbonen.

Hay dos contratos de fundación del seminario de Narbona, hechos por Mons. François Foucquet, arzobispo primado de Narbona.

Por el primero, fechado del 10 de septiembre de 1661, instituye a los sacerdotes  de la Congregación de la Misión directores perpetuos de su seminario. Se compromete a mantener a seis sacerdotes y a tres hermanos, tanto para tener cuidado de dicho seminario como para dar misiones en su diócesis. Da 3.000 l. por cada sacerdote y 250 por cada hermano. Dichos misioneros no habiendo querido encargarse del cuidado de la parroquia de la La Majour, unida al seminario, los deja no obstante dueños de la iglesia y de la renta de dicha parroquia, a condición de que lo empleen una parte en hacer atender por tres eclesiásticos que el superior podrá colocar o cambiar, de los cuales uno tendrá el título de vicario, el segundo sacerdote será secundario, y el tercero un clérigo.

Por el segundo contrato, establece a ocho sacerdotes, de los que tres para el seminario y cinco para las misiones que darán juntos en las parroquias grandes, y se dividirán en dos tandas para los pequeños lugares; no coloca más que a tres hermanos para todo. Este segundo contrato es del 16 de marzo de 1671. Han sido aceptados los dos por el difunto Sr. Alméras, superior general de la Misión.

El año 1714, 26 de marzo, ante Raimond Benezech, notario en Narbona. Mons. Charles Legoux de la Berchère, arzobispo y primado del mismo Narbona, une mediante un acta expresa  su seminario menor con el mayor, y establece allí un noveno sacerdote de la Congregación como director de los pobres clérigos del seminario menor. Dichos clérigos pobres deben ser alojados en un edificio separado de los demás seminaristas y deben ir al colegio hasta que se vea conveniente colocarlos en el seminario mayor. El sacerdote que se ha establecido para cuidarlos recibirá las rentas que son del seminario menor y dará cuenta sumaria cada año a Mons el arzobispo. El Sr. Jean Bonnet, superior general de dicha Congregación, ratificó y aceptó esta unión el 9 de abril de 1714.

En 1682, el 16 de octubre, ante Benezech, notario en Narbona, el Sr. Valentin Isard, sacerdote de la ciudad, pasó una fundación de dos misas a la semana a perpetuidad, mediante una suma total de 3000 l., que dio a los misioneros de dicha ciudad con lo que se comprometían a pagarle una pensión vitalicia de 150 l.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *