Las Hijas de la Caridad en los campos de batalla (1836-1863)

Mitxel OlabuénagaHistoria de las Hijas de la CaridadLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Renèe Lelandais · Año publicación original: 1989 · Fuente: Ecos de la Compañía, 1989.

Con motivo del 125º aniversario de la Fundación de la Cruz Roja In­ternacional, la Sociedad Histórica «Henry Dunant» ha organizado en Gi­nebra un coloquio acerca de «Los precursores de la Cruz Roja entre 1836 y 1863». De los 25 conferenciantes que tomaron la palabra en el Coloquio, tan sólo unos 10 eran católicos. Los demás, procedentes de Ginebra, Aus­tralia, Estados Unidos o Alemania, eran protestantes. Se había solicitado que una Hija de la Caridad hablase de la acción de las Hermanas en los campos de batalla durante el período señalado. A continuación damos el texto leído por Sor Renée Lelandais, biblioteca­ria en la Casa Madre.


Tiempo de lectura estimado:

Antes de presentar a ustedes a las Hijas de la Caridad en los Campos de Batalla durante el período tenido en cuenta por este Coloquio, deseo darles a conocer el pensamiento que tenía San Vicente … Seguir leyendo

El desarrollo de la Compañía de las Hijas de la Caridad en Cracovia

Mitxel OlabuénagaHijas de la Caridad, Historia de las Hijas de la CaridadLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Bronislaw Panek · Año publicación original: 1980 · Fuente: Ecos de la Compañía, 1980.
Tiempo de lectura estimado:

Mi propósito es resumir muy brevemente el desarrollo de la Compañía de las Hijas de la Caridad en el territorio de Cracovia, y precisar los dife­rentes campos en que ejerció su acción. Y esto, partiendo … Seguir leyendo

Viajando a China (Sor Vlaminch, Hija de la Caridad) (1899)

Mitxel OlabuénagaHistoria de las Hijas de la CaridadLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Vlaminch, H.C. · Año publicación original: 1899 · Fuente: Anales Españoles, 1900.

Carta de una Hija de la Caridad a la Madre General, con el relato del viaje a la misión de China, realizado a finales del siglo XIX.


Tiempo de lectura estimado:

A bordo del Tonkín, 28 de Agosto de 1899. Muy respetable Madre: La gracia de Nuestro Señor sea siempre con nosotras. Comienzo mi carta enfrente de la «hermosa Sicilia»; va­mos costeándola… ¡Es magnífica! El domingo, … Seguir leyendo