Sobre la Red de Formación Vicenciana.

La Red de Formación Vicenciana es un conjunto de sitios web con el objetivo de dar a conocer la vida y obra de San Vicente de Paúl, Santa Luisa de Marillac y todas las organizaciones e individuos que están inspirados por su carisma evangelizador de los pobres.

Pusimos en marcha este proyecto para unificar en un solo lugar los estudios y materiales de formación más interesantes que hablan de nuestro carisma y que, por otra parte, son con frecuencia difíciles de encontrar.

A finales de 2008 este sitio web comenzó como una iniciativa de un laico vicenciano, Javier F. Chento, y un misionero paúl, el P. Mitxel Olabuénaga, CM.

Gallery
Gallery
Gallery
Gallery

Web en 2012

Web en 2013

Web en 2014

Web en 2015

De dónde venimos.

El principal objetivo de nuestra web es profundizar en el conocimiento y la puesta en práctica de nuestro carisma, siguiendo la máxima vicenciana de “saber más para servir mejor”, acercando los materiales de estudio y reflexión a cualquier persona que pueda acceder, desde cualquier parte del globo, a Internet.

Son muchísimos los materiales que acumulan polvo en las bibliotecas de las comunidades vicencianas, sin que sean fácilmente accesibles a los millones de seguidores de Vicente en nuestra época. Nuestro propósito fue, desde el principio, el facilitar que esa palabra escrita viviese una “segunda juventud” y que fueran muchos, los más posibles, los que tuviesen un acceso directo a su mensaje.

Internet, así, ofrece una plataforma excelente para democratizar los contenidos y permitir que su acceso sea universal. Este “sexto continente” —como también ha sido llamado Internet— es, sin duda, un campo nuevo para la evangelización, como así nos lo han insistido san Juan Pablo II, el papa emérito Benedicto XVI y el actual papa Francisco; también el Superior General de la Congregación de la Misión, Tomaž Mavrič, y sus predecesores, G. Gregory Gay y Robert P. Maloney, han insistido repetidas veces en la gran utilidad del medio y oportunidad que tenemos los vicencianos de mostrar al mundo, desde la plataforma digital, nuestro particular modo de seguir las huellas de Jesús. Parafraseando al Evangelio, también estamos llamados a "echar las redes… digitales".

Hoy en día no se puede entender nuestra sociedad ni nuestro modo de vida sin los medios informáticos y, en particular, las redes que nos han interconectado y que nos permiten un acceso único y singular al fondo cultural y espiritual de la humanidad. En nuestro caso, la presencia evangelizadora, el anuncio, muchas veces primero, del Evangelio, de la persona de Jesús, del mensaje salvador de un Dios que nos ama, encuentra en Internet una plataforma idónea y un espacio privilegiado y apasionante, en el que los cristianos hemos de hacernos presentes. No nos podemos quedar en los templos; como primer paso evangelizador del misionero vicenciano, el “salir” (como tantas veces ha insistido el papa Francisco), el buscar los nuevos areópagos, tiene un complemento privilegiado en Internet, donde podemos y debemos estar, formarnos, actuar, evangelizar, servir.

Sabemos que San Vicente de Paúl utilizó de una manera intensa los medios de comunicación de su tiempo. Sus miles de cartas y los informes que recibía de sus compañeros son, también hoy en día, una fuente de inspiración para todos sus seguidores. No seríamos buenos seguidores de su particular visión de la evangelización si no usásemos los medios que se han puesto a nuestro servicio. En este sentido, el camino a andar es aún grande.

Así, son varias las iniciativas desde la Familia Vicenciana, y son mayoría los movimientos vicencianos que tienen página web; también encontramos páginas de parroquias, seminarios, etc., y algunos blogs de personas particulares (misioneros Paúles, alguna hija de la Caridad, algunos seglares…). Se plantean, no obstante, algunos retos para mejorar la presencia vicenciana en las redes:

  1. El principal no es tanto que existan estos espacios sino mantenerlos y darles continuidad en el tiempo, además de dotarles de contenido útil. Es una pena ver páginas vicencianas que llevan meses, e incluso años, sin actualizarse.
  2. Un segundo reto es adaptarse al cambiante mundo digital, utilizar las tecnologías (Web 2.0, integración, interconectividad, dispositivos móviles, redes sociales, etc.) que son novedosas y llevan entre nosotros relativamente poco tiempo. Es una lástima ver todavía páginas web que no utilizan estos medios, y que tienen una programación informática semejante a la que se hacía hace 15 años, cuando la realidad ha cambiado tanto. Nuestros retos (desde la web “Somos Vicencianos” y sus hermanas en Inglés, Francés, Italiano, Portugués y Polaco) son tanto dotarlas de contenidos y estabilidad, una programación que utiliza las últimas tecnologías, como asegurar su continuidad.
  3. Un tercer reto, no menos importante, es que esta presencia vicenciana se realice en múltiples idiomas. Los contenidos vicencianos que encontramos en Internet en Inglés y en Español son importantes; en Francés, Italiano y Portugués creemos que son escasos; en otros lenguajes…

La iniciativa de poner en marcha “Somos Vicencianos” surgió, sin saber muy bien cómo, a finales de 2008, de dos seguidores de san Vicente: el misionero paúl Mitxel Olabuénaga, que tenía unos cuantos materiales en su ordenador y que le parecía buena idea compartirlos, y el seglar vicenciano Javier F. Chento, quien además de tener otros materiales tenía los conocimientos informáticos necesarios para realizar la programación de las Webs: trabajos sobre san Vicente de Paúl, junto con sus obras y escritos, además de algunos estudios sobre los misioneros paúles en España. A estos primeros trabajos se fueron añadiendo, poco a poco, otros: las obras de santa Luisa de Marillac, las lecturas de la Eucaristía diaria, y también algunas noticias relevantes del mundo vicenciano.

Ninguno de los dos nos planteamos al comienzo nada más que una página que compartiese algunos materiales formativos, un sencillo vehículo para poner a disposición de los vicencianos algunos textos, algunas reflexiones, algunos mensajes. De hecho, los primeros años apenas acumulan demasiados artículos.

No es, propiamente, hasta finales del año 2009 cuando los contenidos en la Web comienzan a diversificarse y se hace necesario ordenarlos en distintas secciones y categorías. El grueso principal del fondo que hoy en día se acumula (más de 10.000 artículos) comenzó a gestarse a partir de finales de 2010, siendo 2012, 2013 y 2014 los años en los que más artículos se han publicado. Conscientes de que la gran mayoría de personas visitan la página principal de la web para encontrar las novedades, nos propusimos que, todos los días, esta página principal se renovase de contenidos.

Durante el año 2010, cuando comenzaron a incrementarse notablemente las visitas a la Web, unido al progresivo aumento de contenidos, hizo que el servidor que teníamos contratado se quedase pequeño y fueran múltiples los fallos de visualización que se produjeron a partir de Abril de 2010. La situación acaba en un impuesto parón que la web sufre de junio a septiembre de 2010, cuando nos movemos hacia un servidor con potencia suficiente para admitir las miles de visitas diarias que se iban produciendo.

Estas necesidades de equipo (servidor dedicado con potencia suficiente para manejar las crecientes visitas que se producían en la Web) supusieron, a partir de 2011, un costo económico inesperado y que ha sido cubierto gracias a la generosidad de personas anónimas y comunidades que han colaborado, también de esta manera, a que este servicio se prolongarse en el tiempo. Emociona cuando un misionero Paúl o una hija de la Caridad entrega de su peculio personal unos cuantos euros para apoyarnos, o cuando se reciben 10 ó 15 euros de un seglar anónimo que, encima, nos da las gracias por el servicio. También hemos recibido cantidades algo más grandes de comunidades vicencianas que han querido así apoyar la obra. Emociona, también, cuando las ayudas se reciben de países que son económicamente menos privilegiados; aquí también se puede decir aquello de “los pobres nos evangelizan“, también, compartiendo las necesidades económicas. Quizás este medio de financiación no sea el que más nos hubiese gustado; pero, cuando buscamos ayuda en canales más institucionales y no la encontramos, no encontramos mejor manera para asegurar que este proyecto no tuviese que “morir de éxito”.

2011 fue, sin duda, un año muy activo e intenso. A lo largo de este año:

  • Se recibieron más de 5.800.000 visitas durante el año 2011.
  • Se finaliza el año con promedios de 20.000 visitas diarias.
  • Se sigue con la revisión de la parte visual de la página.
  • A petición de visitantes americanos, se programa el acceso específico desde dispositivos móviles (smartphones, tabletas, móviles—celulares, Ipad, Ipod, Iphone, Android, etc.) , de tal manera que la misma página detecta qué dispositivo se usa para visitarla y se adapta, para una mejor visualización, a dicho dispositivo.

El doble reto de la continuidad y de la mejora nos animó a plantearnos, para el año 2012, los objetivos de ampliar nuestro alcance y profundizar en la dinámica que se ha ido desarrollando a lo largo de la pequeña historia de la página.

  1. Por una parte, hay un trabajo, en continuo desarrollo, de completar y mejorar los artículos ya publicados, algunos de los cuales les falta información relacionada de autores, fuentes, etc.
  2. Asímismo, hay una linea de trabajo de poner a disposición de los visitantes aquellos textos fundamentales en la historia vicenciana, como pueden ser biografías de san Vicente de Paúl que, por ser antiguas o poco conocidas, pasan desapercibidas y son, sin embargo, una herramienta útil de estudio de nuestro carisma e historia.
  3. Hemos diversificado la plataforma, estructurándola en distintas Web localizadas por idioma: hoy en día son 6 las Web que forman la Red de Formación Vicenciana.

En Octubre de 2012, coincidiendo con el lanzamiento de las webs en otros idiomas, se produjo una nueva reestructuración de la página Web. Es esta ocasión la revisión iba encaminada a aligerar la carga de la página, tanto en su diseño exterior como en la ejecución de los procesos. En esta revisión eliminamos algunas funcionalidades que no tenían demasiada repercusión, como era el caso de los Foros.

Durante 2013 continúan las adaptaciones en la web. Se añaden nuevos contenidos diariamente, seis artículos de promedio al día. El año termina añadiendo 10.000.000 de visitas al total.

2014 fue un año de estudio y adaptación de la interface a las cambiantes tecnologías. Renovamos completamente el aspecto visual de la web, y reordenamos los contenidos para que fueran más accesibles. Igualmente, implementamos un nuevo método para facilitar la visualización correcta desde dispositivos móviles.

Un segundo problema apareció a mediados de 2015, cuando la base de datos que gestiona la web se corrompió y costó mucho tiempo y recursos humanos y económicos el volverla a poner en marcha.

Estos incidentes han supuesto una profunda reorganización y una redefinición completa de la Web, realizada a mediados de 2016, cuando se trabaja en la estructura interna de la misma para poder acomodarse mejor a los contenidos que se iban publicando, se adapta completamente la visualización a dispositivos móviles y se integra la web con distintas plataformas sociales. Esta mejora supone también la automatización de muchos procesos que ocurren cada vez que se visualiza un artículo: la creación de los índices, información del autor, traductor, fuente, etc, los enlaces internos en los artículos y sugerencias de artículos relacionados, del mismo autor o de la misma categoría que se añaden al final de cada articulo. En particular:

  • Se crean perfiles en distintas plataformas (Facebook, Twitter, etc.) desde las cuales se puede también acceder diariamente a las novedades que se van publicando.
  • Se publican escritos de otros vicencianos ilustres, además de los de san Vicente y santa Luisa, que siguen su publicación diaria.
  • Se completan los contenidos en el calendario vicenciano, los flujos de información en redes sociales, las descargas directas y otras páginas que complementan los contenidos principales.
  • En mayo de 2016 se firma un acuerdo de colaboración mutua con famvin, de tal manera que las tres grandes redes vicencianas en Internet (Vicencianos, .famvin y VinFormation) trabajen en colaboración.

Sobre nosotros:

Francisco Javier Fernández Chento.


Juliet P. Brand

Javer F. Chento

Director General y cofundador de La Red de Formación Vicenciana.

Javier es laico vicenciano, afiliado a la Congregación de la Misión y miembro del Equipo de Misiones Populares de la provincia canónica de Zaragoza (España) de la Congregación de la Misión.

Graduado en la Universidad Oberta de Catalunya con cuatro grados (Asistente de dirección, Gestión Administrativa, Recursos Humanos y Contabilidad Avanzada). Bilíngüe Español/Inglés. gestiona y mantiene varias páginas web cristianas y vicencianas, incluida including La Red de Formación Vicenciana, de la que es cofundador.

Actualmente es responsable del área de Español de .famvin, la Red de Noticias de la Familia Vicenciana.

También es músico católico y ha editado varios discos. Es Director General y cofundador de Trovador, una reconocida compañía discográfica critiana de España.

Trabaja en las Tecnologías de la Información, ofreciendo servicios de alojamiento, diseño y mantenimiento Web, así como asesoramiento, formación y soluciones informáticas, gestión documental y digitalización de textos, edición y maquetación de libros, revistas, flyers, etc.

Mitxel Olabuénaga, CM.


Juliet P. Brand

Mitxel Olabuénaga, CM

Cofundador de La Red de Formación Vicenciana.

Sacerdote Paúl y Doctor en Historia.

Desde hace muchos años compagina su tarea docente en el Colegio y Escuelas de Tiempo Libre (es Director de Tiempo Libre) con la práctica en campamentos, senderismo, etc…

Especialista en Historia de la Congregación de la Misión en España (PP. Paúles) y en Historia de Barakaldo. En ambas cuestiones tiene abundantes publicaciones.

Editores:

Ross Reyes Dizon.

Ross debe su formación a los misioneros paúles filipinos, españoles y estadounidenses.

Un nativo de Filipinas, ahora vive en Vallejo, California, con su esposa Melody. Tienen dos hijos mayores, Vicente y Justin, y son cuidadores a tiempo completo de sus nietos, Maximilian Frédéric y Vivianna Louise. Ross es voluntaria en Margaret Todd Senior Center, Novato, California, impartiendo semanalmente una clase gratuíta de ciudadanía, mayoritariamente para hispanos.



History

Misión y Valores.

La Red de Formación Vicenciana no es sólo para los Vicencianos consagradas: de hecho, la gran mayoría de los seguidores de San Vicente de Paúl en nuestro muendo son laicos que se reúnen y realizan sus actividades en distintas organizaciones y movimientos, algunos de ellos cientos de años de historia.

Nuestra misión es ayudar a profundizar en las raíces vicencianas, para servir mejor a los pobres.


Acércate a los escritos fundamentales de San Vicente y Santa Luisa, además de otros ilustres vicencianos. Solo San Vicente escribió varios miles de cartas, que serán publicadas una a una en esta página; además de otros documentos y textos, algunos de ellos inéditos, irán apareciendo en nuestra red, por ejemplo, muchas cartas de Federico Ozanam que permanecieron sin traducción hasta ahora.
Proporcionamos materiales de estudio e investigación. En los cuatro siglos de presencia vicenciana en el mundo, se han publicado numerosos y muy interesantes contribuciones a la profundización de nuestro carisma. Poco a poco se publicarán tanto pequeños estudios como libros completos, con el único deseo de saber más para servir mejor.
Internet es una gran plataforma para mostrar, a la Iglesia y a todos los que nos visitan, la inmensa riqueza del carisma vicenciano.

Colabora con nosotros.

Esta red no tiene publicidad y es sin ánimo de lucro, a cargo de voluntarios.

Hay varias maneras en que se puede contribuir a la extensión del carisma vicenciano, ayudándonos a publicar nuevos materiales. Por favor, échales un vistazo a ellos y ve si puedes ayudarnos a lograr nuestros objetivos.

Todos los artículos tienen abierta la posibilidad de comentarios (mediante un formulario que se encuentra al final de cada uno): éste es un espacio abierto a tus reflexiones y aportes sobre el artículo en cuestión. Te animamos a que colabores con nosotros ofreciendo tus reflexiones a todo aquél que visita la página.
Debido al numeroso material que se aporta, es seguro que habrá erratas, faltas de ortografía, etc… Ayúdanos a corregirlas: cada artículo cuenta con un formulario específico para este fin. Una vez recibidas las sugerencias las erratas serán inmediatamente corregidas.
Cualquier nuevo artículo sobre vicencianismo es bienvenido. Sabemos que muchos y muy buenos materiales de estudio, recursos pastorales, etc… se acumulan en las computadoras de muchos vicencianos… ¡Esta web es un espacio abierto para que todo ese material fructifique! Ofrece tus trabajos a los demás… envíanoslos con el siguiente formulario y en breve aparecerán publicados en la Web.

Full Name (required)

Email (required)

Subject

Your message

Attach file 1

Attach file 2

Attach file 3

Necesitamos traductores de inglés, francés, portugués o italiano a español, y viceversa. Hay muchos contenidos que están a la espera de poder ser traducidos para su publicación. Actualmente publicamos en seis idiomas: inglés, francés, español, italiano, portugués y polaco. Si puedes traducir un artículo entre estos idiomas, por favor ponte en contacto con nosotros:

Full Name (required)

Email (required)

Subject

Your message

Attach file 1

Attach file 2

Attach file 3

Promueve el conocimiento de la obra vicenciana: muestra en tu parroquia, grupo, comunidad, blog, red social… la página e invita a todos los seguidores de san Vicente a visitarla y a enriquecerse con sus contenidos. En particular: todo artículo tiene al final un método sencillo y rápido de compartir su información a las redes sociales más importantes… ¡Anímate a propagar el espíritu vicenciano!
Si puedes colaborar económicamente a la gestión y mantenimiento de este proyecto, te lo agradecemos infinitamente. Mantener esta página en Internet conlleva unos costes que hasta ahora hemos asumido de nuestro bolsillo y de las aportaciones voluntarias de algunas personas. Si alguno quiere realizar un aporte, por pequeño que sea, nos ayudará a seguir adelante con este hermoso proyecto. Estos fondos se dedican única y exclusivamente al mantenimiento y mejoras anuales de la web.
Puedes hacerlo mediante PayPal: