Vicente de Paúl, Carta 0003: A su madre, en Pouy

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Vicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Vicente de Paúl · Año publicación original: 1972 · Fuente: Obras completas de san Vicente de Paúl.
Tiempo de lectura estimado:

17 febrero 1610

Madre mía:

La seguridad que el señor de Saint-Martinme ha dado de su buena salud me ha alegrado tanto que la estancia que aún me queda en esta ciudad  para recuperar la ocasión de ascenso (que me han arrebatado mis desastres), me resulta penosa por impedirme marchar a devolverle los servicios que le debo; pero espero de la gracia de Dios que él bendecirá mis trabajos y me concederá pronto el medio de obtener un honesto retiro, para emplear el resto de mis días junto a usted. He expuesto la situación de mis negocios al señor de Saint-Martin y me ha testimoniado que él quería continuar la benevolencia y el afecto que el señor de Comet tuvo a bien prodigarnos. Le he suplicado que se lo comunique todo.

Me hubiera gustado conocer el estado de los asuntos de la casa y si todos mis hermanos y hermanas y el resto de nuestros parientes y amigos están bien, sobre todo si mi hermano Gayón se ha casado y con quien, y además cómo marchan los asuntos de mi hermana María, de Paillole, y si todavía vive en la misma casa con su cuñado Bertrand. En cuanto a mi otra hermana, creo que se encontrará a su gusto, mientras plazca a Dios tenerla acompañada. Me gustaría también que mi hermano hiciese estudiar a alguno de mis sobrinos, Mis infortunios y el poco servicio que hasta el presente he podido hacer a la casa le podrán quitar acaso la voluntad de ello; pero que se imagine que el presente infortunio puede presuponer una suerte en el porvenir.

Esto es, madre mía, todo lo que le puedo decir por la presente, si no es que también le ruego presente mis humildes saludos a todos mis hermanos y hermanas y a todos nuestros parientes y amigos, y que ruego a Dios incesantemente por su salud y por la prosperidad de la casa, como aquél que es y será, madre mía, el más humilde, obediente y servicial hijo y servidor,

DEPAUL

Le ruego presente mis humildes saludos a todos mis hermanos y hermanas y a todos nuestros parientes y amigos, especialmente a Bétan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.