Ser vicenciano significa…

Francisco Javier Fernández ChentoEspiritualidad vicenciana2 Comments

CRÉDITOS
Autor: Betty Ann McNeil, H.C. · Traductor: Javier F. Chento. .
Tiempo de lectura estimado:

abd…abrazar el carisma de San Vicente de Paúl y su opción preferencial por los pobres. El término describe a mujeres y hombres, jóvenes y adultos, religiosos y laicos, personas con votos y sin ellos.

Ser vicenciano implica llevar una vida comprometida en la evangelización y la caridad, siguiendo los pasos de San Vicente de Paúl y Luisa de Marillac. Los vicencianos y vicencianas viven su carisma enraizados en San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, a través de muchos institutos apostólicos, asociaciones laicales y organizaciones de todo el mundo.

La primera fundación realizada por Vicente de Paúl fue de mujeres laicas, en 1617, cuando Vicente experimentó una conversión personal que le llevó a descubrir la pobreza, omnipresente en su tiempo. Respondió con audaces iniciativas para hacer frente a estos problemas sociales. El descubrimiento por parte de Vicente de la pobreza espiritual en Folleville preparó el escenario para las misiones populares. El descubrimiento de Vincente de la pobreza material en Châtillon-les-Dombes puso en marcha iniciativas organizadas de caridad para atender tanto las necesidades corporales como las espirituales. Esta integración de la evangelización y la caridad dio lugar al carisma vicenciano.

El papel de los laicos fue fundamental para su misión. Los laicos revelaron a Vicente las necesidades de los pobres, tanto en Folleville como en Châtillon-les-Dombes. Los laicos llevaron a Vicente a los pobres. «Una nueva creación» (2 Cor 5:17) nació porque Vincent estuvo solícito:

  • con un campesino que moría anónimamente, buscando la reconciliación con Dios antes de su muerte y con una familia de enfermos necesitados y sin alimentos;
  • con una poderosa y rica mujer que se preocupaba por el bienestar espiritual de las gentes en sus tierras, y con un vecino preocupado que buscaba ayuda para una necesitada familia de enfermos.

La Cofradía de la Caridad (1617), primera expresión institucional del carisma Vicenciano, involucró a líderes laicos en la acción social cuando Vincente propuso que las mujeres se unieran en una caridad organizada en la parroquia en Châtillon-les-Dombes. La primera cofradía de la Caridad para hombres se estableció, tiempo después, en Folleville (1620). La Sra. de Gondi pidió la evangelización en sus tierras y fue un instrumento para el establecimiento de la Congregación de la Misión (1625). De las cofradías más tarde surgieron tanto las Hijas de la Caridad (1633) como las Damas de la Caridad (1635), en París.

2 Comments on “Ser vicenciano significa…”

  1. Doy gracias a Dios y agradezco a todas las personas que hacen posibles estas páginas y artículos. Son maravillosos y supremamente útiles a la espiritualidad, a la formación y a la información de quienes los lean.

    Dios continúe dándoles estos medios de ayuda a distancia.

  2. Admiro vuestra entrega y vuestro trabajo y doy gracias a Dios por darse a conocer en obras como la vuestra.Que Dios os bendiga y le deis gracias siempre porque vosotros sois de los escogidos.Que Dios os de mucha salud y fortaleza física y espiritual para seguir adelante con vuestra obra tan encomiable.Dios esta muy orgulloso de vosotros.Un fuerte abrazo hermanos.Dios esta con vosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *