Año 1640

Francisco Javier Fernández ChentoEn tiempos de Vicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Rafael Villarroya, C.M. y Mítxel Olabuénaga, C.M. · Fuente: Diccionario cronológico histórico-vicenciano 1580-1660.
Tiempo de lectura estimado:

El año 1640 en Francia:

4 enero: Mazarino llega a París para ponerse el servicio de Richelieu. Será nombrado plenipotenciario en el congreso de Colonia para la paz, pero antes procurará suavizar las tensiones con el Vaticano (asuntos de los bienes de la Iglesia) e intervendrá en el arreglo de Saboya, después de la toma de Turín, en septiembre, por D’Harcourt (el cadet de la Perle) (L. 511; M. 56. 62-63).

31 marzo: Refundición y devaluación de la moneda. Nace el «Luis de Oro» que estará en uso hasta 1789, devaluado en un 4% del metal precioso. ¿Un Luis de oro = 40 euros y el de plata = 12 euros de 1995?) (L. 511; R. 723).

23 marzo: El Parlamento manda quemar el «Optatus Galli». Era un panfleto de 30 páginas, anónimo en cuanto al autor y al impresor que contenía una exhortación al episcopado francés sobre el modo de evitar un cisma que amenazaba a la iglesia francesa a la manera de lo que había sucedido en Inglaterra. Todos veían en este escrito una crítica contra el proceder y los planes de Richelieu. En todas partes, pero principalmente en París, se leía con ardor (Pastor, XXVIII, 189-193).

14 julio: Se publica en Lovaina la obra póstuma de Jansenio, el «Augustinus». Será reeditado en París en 1641 y en Ruán en 1643.

7 junio: Levantamiento en Cataluña contra el Rey, Corpus de Sangre: los segadores, apoyados por Francia, después de una revuelta sangrienta contra las autoridades de Madrid, se declaran independientes por el tratado de Barcelona (L. 571-572; R. 649-651).

22 julio: Brezé, con 21 buques franceses, ataca la escuadra Virgen que escoltaba los barcos que venían de América a los que obligan a refugiarse en Cádiz, perdiendo cuatro barcos y dos millones en oro (R. 645-646).

19 agosto: En el frente Norte los franceses toman Arras, la capital del Artois. Dirigen esta nueva conquista Chatillon, Chaulnes y La Meilleraye e interviene por primera vez el hijo de Condé, el que pronto será el Gran Condé. En esta toma de Arrás murió el hijo de los Fargis y los bienes de esta familia pasarán a sus primos los Retz (L. 570; R. 648).

18 septiembre: Richelieu hace ocupar Saboya, contra Tomás, por medio de D’Harcourt que se apodera de Turín y de Casal. Desde esta posición de superioridad francesa se entablarán las negociaciones (L. 566. 573; R. 648; Lu. 259; Ri. 181).

21 septiembre: Nace en Saint-German-en-Laye Felipe de Orleáns, hermano de Luis XIV. Se casará primero con su prima Enriqueta, hija de los reyes de Inglaterra, y después con Carlota-Isabel de Baviera, la princesa Palatina. Su hijo será el Regente de Francia a la muerte de Luis XIV. Morirá en 1701 (A. 1517; R. 670; Ld. 18).

Octubre: Asamblea General del clero, primero en París y luego en Nantes. Protestan contra los impuestos para sufragar los gastos de la guerra, pero acaban dando cuatro millones de libras (L. 569).

1 diciembre: Levantamiento de independencia en Portugal, apoyado por Francia (L. 272-273; R. 563).

Diciembre: Muere Bouillon, ministro de Finanzas, con gran alegría del pueblo, pero harán falta 32 millones de libras para cubrir el presupuesto de 1641.

31 diciembre: Mazarino, enviado a Saboya para hacer la paz, entrega a Cristina las ciudades conquistadas, pero se lleva a la cárcel de Vincennes al favorito Felipe d’Aglie (M. 62-63; Mz. 30).

Muere en Auvernia Juan Francisco Regis, jesuita. Sobresalió, como maestro del catecismo popular en las misiones, entre los pobres del campo. Su ministerio fue fructífero en el Languedoc en los años 1630-1640. Fue canonizado con San Vicente en 1737.

————–: En este año hubo muchos levantamientos populares por causa de los impuestos, sobre todo en Borgoña, y en las ciudades de Rennes, Angers, Moulins y Burdeos. (L. 568).

Se creó la Imprimirie Royal en París.

En Italia, donde estaba desde 1630, muere el duque de Guisa y en la casa ducal le sucede su hijo Enrique, que era Arzobispo, sin Órdenes, de Reims (L. 576).

Muere Rubens.

Los jesuitas prohíben la enseñanza de la filosofía cartesiana en sus colegios.

El año 1640: Vicente de Paúl

Enero: Vicente pide a gritos la vuelta de Luisa, que está enferma en Angers y ultimando el Contrato de fundación (II, 711.12.13.15.19.21.26). Se le amontonan los problemas: los niños expósitos (II, 11), buscar nueva casa para las Hermanas (II, 20), la ampliación del trabajo con los galeotes… (II, 21).

12 enero: plática en la Reunión de las Damas, que determinan ampliar la obra de los niños abandonados (II, 11; X, 918).

14 enero: Luis Abelly, que está de Vicario con el obispo Fouquet en Bayona, le consulta sobre la actitud a tomar con los religiosos: primero el ejemplo, después la palabra llena de mansedumbre y de caridad, por último la firmeza, excluyendo la suspensión y la excomunión, esto es inútil y no lo empleó nunca Jesucristo (II, 9-10).

19 enero: muere en Bar-le-Duc el P. Montevit y Vicente recibe un gran elogio hecho por los jesuitas (II, 23).

29 enero: salen de París cinco Padres para la fundación de Annecy según el Contrato del año pasado. La Madre Chantal los dirige y le da a Vicente un juicio sobre ellos (II, 17.25-26.41.83).

Febrero: el Hno. Mateo coordina el socorro de Lorena. Va a hacer más de 54 viajes a esta tierra y se va a ver implicado en más de 18 peligros graves. Llegan importantes testimonios de los distintos lugares donde se trabaja: Bar-le-Duc, Saint Mihiel, Pont-a-Mousson, Luneville, Nomeny, Chateau-Santins, Dieuge, Marsal, Moyenvic, Remiremont, Epinal, Mirecourt, Chatel-sur-Moselle, Stenay, Ramvervilliers.. y muchos conventos (II, 25.31.33.35.37.60; IX, 95).

1 febrero: sugiere al P. Luis Lebreton compre una casita en Roma bien en la ciudad o en alguno de los arrabales. Comunica que han salido cinco misioneros para la diócesis de Ginebra (II, 16).

21 febrero: el P. Antonio Lucas está de organizador de las misiones de los pueblos de la isla de Francia (II, 22-23).

28 febrero: Vicente da al P. Lebreton en Roma diversas orientaciones: sobre la casa que está buscando (II, 27 y 30); sobre los votos: ¿sólo el de estabilidad? (II, 76.104); ¿ser religiosos? (II, 104.n); ahora se lleva el estado eclesiástico secular, y la Compañía ha contribuido no poco a ello (II,28-29.32);no mezclarnos en asuntos de Estado, ni de palabra (II,29.33).

Abril-Mayo: se organiza el socorro a la Nobleza de Lorena, refugiada en París. A esto contribuye mucho el Barón de Renty, duró durante siete u ocho años; luego se extendió a los Escoceses e Irlandeses. El Barón de Renty murió en 1649, pero la obra prosiguió (II, 39, n.69.211.n.).

1 junio: el P. Lebreton consigue que la Congregación pueda abrir una casa en Roma para ejercitar sus trabajos específicos. (Vicente ofrece la Compañía para ir adonde Su Santidad ordene) (II, 44-45).

4 junio: Vicente envía un informe al Colegio de Montferrand sobre la labor que se hace con los Ordenandos (X, 138).

17 junio: Vicente, que ha hecho visita a Richelieu y Troyes y ha comprobado los beneficios de la visita, instituye este oficio de Visitador. Manda al P.Dehorgny en calidad de tal a la casa de Toul (lo ha copiado de los Cartujos) (II, 49.51.53.59). Luego el P.Lamberto irá de Visitador a la casa de La Rose (II, 56-57.82).

26 julio: en Annecy hay dificultades: el P.Escart (II, 61; VII, 421-422) tiene excesivo celo por la Compañía (II, 62), el P. S. Tholart tiene problemas con las confesiones durante las misiones (II, 90. Valprofonde); hay que atenerse al parecer del Obispo en la obra de los Ordenandos (cobrar un florín), no abandonar las misiones, aunque piensen lo contrario los Senadores y haya dificultades en el traslado de los muebles, lechos portátiles, mulos… (II, 65-67).

9 agosto: espera respuesta sobre Pernambuco de las Indias (Brasil) (II, 77).

25 agosto: los misioneros de Troyes dejan la casa provisional, que tenían en la aldea de Sancey y vienen a habitar a la ciudad, al barrio de Croncels, C/ Bas-Clos. La casa era un regalo del Comendador Sillery, pero Vicente le rogó al Comendador que retirase todo lo lujoso que él había puesto en ella (II, 74).

26 agosto: se tiene en S. Lázaro la Primera Visita Canónica (II, 82). Una persona, que no quiere dar su nombre, da una limosna de 25.000 libras para la Congregación (II, 87).

26 septiembre: muere Noel Brulart de Sillery, hermano del Canciller Nicolás, gran benefactor de la Congregación, fundador de las casas de Troyes y de Annecy. Dejó al morir 80.000 libras para el Seminario interno (II, 106). Biografía (I, 162). Muerte (II, 96-100).

Octubre: Vicente va a Rueil a saludar a Richelieu (II,102.107) ¿Iría a pedirle la paz como dice Abelly, I,169?.

9 octubre: pide a Luis Lebreton consulte en Roma el parecer sobre si el voto de estabilidad constituye religión (II, 104).

13 noviembre: Vicente ve con cariño las cartas que le escriben y aconseja que sean cortas y en pequeños párrafos para poner la respuesta al margen (II, 113).

14 noviembre: el P.Lebreton consigue avanzar poco en la tramitación de los votos que Vicente va perfilando y cambiando modalidades, pero progresa en la acción misionera. Ahora trabaja con gran fruto entre los pastores de los alrededores de Roma (II, 114.n4).

CARTAS DE VICENTE DE PAÚL

  • «Haga todo lo posible por ponerse bien» (II, 7).
  • «Hablarles con el ejemplo bastante tiempo (Jesucristo, 30 años), luego les habló con mansedumbre y caridad y, finalmente, con firmeza, aunque sin utilizar las suspensiones, los entredichos, las excomuniones y sin privarles de su ejercicio» (II, 9).
  • «Un prelado que obre de esa forma hará mucho más provecho a esas personas que todas las censuras eclesiásticas juntamente. Nuestro Señor y los santos hicieron mucho más sufriendo que obrando» (II, 9).
  • «Acuérdese que las rosas sólo se recogen de entre las espinas y que las acciones heroicas sólo se realizan en la debilidad» (II, 19).
  • «No mezclarnos nunca en asuntos de Estado, ni siquiera de palabra» (II, 29, 33, 272)
  • «¡Qué poco se necesita para ser santa! Hacer en todo la voluntad de Dios (II, 34).
  • «El celo es el alma de las virtudes, pero también es verdad que debe ser un celo según la ciencia» (II, 62).
  • «Que trabajemos por superar nuestros celos, sobre todo aquellos que chocan con el respeto, la estima y la caridad» (II, 73).
  • «Será necesario hacer una regla que no podrán, bajo ningún pretexto que sea, comer nada de lo que vaya destinado a los pobres» (II, 77).
  • «Busquemos por encima de todo despojarnos del afecto a todo cuanto no es Dios y que no nos aficionemos a las cosas más que por Dios y según Dios» (II, 89).
  • «Dificultades para la Misión. Retiro en Valprofonde» (II, 90).
  • «Obedézcale (a Dios) y ya verá con El hará que haga lo que usted ordene (II, 103).
  • «Acuérdese que en la vida espiritual no se tienen muy en cuenta los comienzos; lo que importa es el progreso y el final… El no avanzar es retroceder (II, 107).
  • «Dios quiere que los que tengan que ayudar espiritualmente a los demás caigan en todas las tentaciones espirituales y corporales que pueden sufrir los otros (II, 112).
  • «De ordinario Dios permite que sucedan estas cosas (tentaciones) para librarnos de cierto orgullo oculto y para engendrar en nosotros la santa humildad… No son mis que ejercicios para su purgación, iluminación y perfección y para que pueda usted compadecer luego a los que vea en semejantes pensamientos». (II, 112-113).
  • «Ninguna regla obliga bajo pecado si la sustancia del acto prohibido no es de suyo pecado… pero obramos bien cuando procuramos ser fieles» (II, 113).
  • «Sus cartas me dan siempre mucho consuelo, aunque no progresen nuestros asuntos»(II, 113).
  • «¡Qué bueno es dejarse guiar por su Providencia! (II, 114).
  • «Creo que nos quedaremos en que se haga propósito de vivir y morir en la Misión, en el primer año de seminario; en el voto simple de estabilidad en el segundo año de seminario y hacerlo solamente al cabo de ocho o diez años, según crea conveniente el Superior General» (II, 114).
  • «Parece que la mayor parte de nuestros amigos piensan de esta forma (no fulminar todos los años excomunión contra los que posean algo propio) y que es común su desaprobación de que seamos estado religioso» (II, 114).
  • «El celo, lo mismo que las demás virtudes, se convierte en vicio por exceso» (II, 116).
  • «Bendiga a Dios de que usted no peque por defecto sino por exceso de virtud, ya que será menos costoso moderar su celo que poder dárselo si no lo tuviera» (II, 117).
  • «¡Qué bueno es Dios con los que se despegan de los afectos del mundo para unírsele a El» (II, 118).
  • «Me parece que será más humilde tratar a las Hijas de la Caridad con el título de hermanas que de hijas» (II, 120).
  • «Esa Hermana tiene necesidad de un cargo importante para satisfacer la viveza de su espíritu» (II, 121).
  • «Hay espíritus que no se ajustan de golpe a todas las pequeñas normas; el tiempo va remediando las cosas» (II, 121).

El año 1640: Luisa de Marillac

Enero: Luisa sigue enferma en Angers y tratando de realizar el contrato con los administradores del Hospital. Allí permanecerá hasta el 23 de febrero (II, 11, 13,15…).

12 enero: reunión de las Damas. Entre ellas están la Sra. Princesa y la Duquesa de Aiguillón. En ella se decide, después de la experiencia realizada, recibir a todos los niños expósitos (II, 11). Plática de Vicente con ocasión de la reunión (X, 918-927).

28 enero: las Damas mandan imprimir un cuadro, el Sr. de la Caridad,»Deus Charitas est». Representa a Jesucristo con los brazos extendidos, con un sacerdote a la izquierda que da la comunión a un enfermo, a la derecha una Hermana que ofrece un vaso a otro enfermo (II, 14).

1 febrero: Luisa firma el Acta de Fundación de la casa-hospital de Angers (X, 677). Se registró el 1 de marzo de 1641 (X, 679).

10 febrero: recibida la donación que había dejado el Sr. Cornuel en testamento, aumenta la atención a los galeotes; se regula la asistencia de los sacerdotes de la parroquia de S. Nicolás de Chardonnet y las Hijas de la Caridad les asistirán con su servicio (II, 21.n.).

11 marzo: se inaugura el Hospital de los Incurables, hecho (1633-37) por el Cardenal de la Rochefoucold; aquí morirá el Obispo de Helley, Monseñor Pedro Camus (I, 399; IX, 921, Rezt, 1517).

5 y 25 julio: Vicente comienza a dar Conferencias a las Hermanas, tiene intención de hacerlo cada 15 días (IX, 33). Estas dos primeras son sobre la Vocación de la Hija de la Caridad; al final de las conferencias algunas manifiestan el deseo de que en la Compañía se hagan votos (IX, 32-43).

Agosto: el P.Lamberto hace la primera visita oficial o canónica a las Hermanas de Angers a petición de Luisa (II, 59 o SL 33). Tiene una gran preocupación por esta casa, que es nueva en muchos aspectos. Son 20 cartas las que se conservan, de sólo este año, al Sr.Abad de Vaux.

2 y 16 agosto: Vicente da a las hijas de la Caridad otras dos Conferencias; esta vez «Sobre la fidelidad a levantarse y a la oración» (IX, 44-60).

21 agosto: la Marquesa de Maignelay (II, 79.n.) pide Hijas de la Caridad para sus tierras de Nanteuil-le-Haudouin. Lo conseguirá al año que viene (II, 79-81).

Septiembre?: Luisa comienza a hacer Reglamentos para las distintas casas y actividades: la Casa, Parroquias, Niños, Galeotes (II, 95-96.n).

28 noviembre: tanto Luisa como Vicente dan un gran paso en el convencimiento y consolidación de la Comunidad. Se han convencido de que la obra merece la pena : «me llena de alegría porque ahora son mejores que al principio y espero que Dios les tendrá que conceder más gracias y bendiciones» (II, 119).

—————: durante todo el año están buscando una nueva casa, en principio buscan en la Villette, pero al año que viene la encontrarán frente a S Lázaro (II, 20.101.102.111.129….).

—————-: Las HH. de la C. piden a San Vicente hacer los votos cada una en particular (XII, 243).

CARTAS DE LUISA DE MARILLAC

  • «Perdóneme usted (sr. de Vaux), se lo ruego, ya que soy tan imbécil que hasta con nuestro buen Dios hago lo mismo (no agradecer), ocupando más mi espíritu en admirar sus innumerables beneficios, que en darle gracias por ellos» (p. 35).
  • «Soy tan propensa a cometer faltas, que esto ya no debería extrañarse, sabiendo que aunque no valgo para nada, Dios puede y quiere con frecuencia sacar su gloria de personas como yo, para demostrar que su poder no tiene necesidad alguna de sus criaturas para la ejecución de sus designios» (p. 36).
  • «Me tiene muy preocupada el estado de Sor Turgis; creo que tendrá necesidad de algún remedio para prevenir una grave enfermedad. Pero como siente gran repugnancia por medicinarse, es necesario que alguien se lo mande (p. 38).
  • «No consienta que nuestras Hermanas (sr. de Vaux) le importunen tanto … Pero obrarán muy fuera de razón si por ordenarles otra cosa … ocultasen su mal o no se mantuviesen lo bastante separadas» (p. 29).
  • «No dice usted (sr. de Vaux) de ellas más que bien; no tema usted, señor, se lo ruego, señalarme también sus defectos» (p. 39).
  • «Renueve sus buenos deseos y crea que delante de Dios la cosa vale como si estuviera hecha» (p. 42).
  • «La mejor manera de enseñar es obrar… ; ¡plegue a nuestro buen Dios que yo practique lo que digo! (p. 43).
  • «Así pues, señor (de Vaux), que la voluntad de Dios se haga en nosotros y por nosotros en el tiempo y en la eternidad» (p.44).
  • «Tengo un poco de recelo de las muchachas que han servido y que se quedan en la ciudad; no obstante, el Espíritu de Dios se derrama en todas partes» (p.44).
  • «Estoy quejosa de que no me ha escrito de su puño y letra ni siquiera una vez desde que salí de ahí (Angers). Hágalo siempre que pueda, pero dígame con toda franqueza sus sufrimientos, que yo leeré y entenderé todo perfectamente (p. 45).
  • «Veo que aún no sabe usted (sr. de Voux) que, en cuanto pongo yo la mano en cualquier obra buena, las faltas que en ella cometo atraen siempre de la justicia divina alguna prueba, como para darme a entender que no hago cosa de provecho» (p. 45).
  • «Es una Hermana de buen juicio (Sor Bárbara) y a quien no asusta el ruido, aunque ella no lo hace, y también tiene mucha virtud» (p.46).
  • «La perseverancia, pues, mis queridas Hermanas, tiene que ser el último florón de nuestra corona, ya que tenemos que adquirirla en el último momento de nuestra vida en la gracia y amor de Dios» (p. 47).
  • «No podemos tener en casa personas descontentas, ni que den mal ejemplo a las demás Hermanas, y que si ella quiere continuar (con nosotras), tiene que cambiar y que no pretenda ir a servir a los pobres al menos por varios amos» (p. 51).
  • «Tal día como mañana, hará unos cinco o seis años, empezaron las primeras a vivir en Comunidad, aunque fue muy pobremente. Y esta tarde he tenido un pensamiento que me da mucha alegría… y es que son mejores que al principio» (p. 52).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *