La Congregación de la Misión en 1975 (I)

Mitxel OlabuénagaHistoria de la Congregación de la MisiónLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Emilio Cid · Fuente: Anales españoles, 1976.
Tiempo de lectura estimado:

Algunas noticias generales

De nuestra actividad, sólo las noticias de las canonizaciones han llega­do a la primera página de los periódicos. Las demás son noticias familiares, lo cual no quiere decir que la actividad de la Congregación sea irrelevante.

Las canonizaciones han producido en nosotros la satisfacción de ver a dos miembros de la Familia Vicenciana propuestos a toda la Iglesia como cristianos ejemplares. Pero esta satisfacción humana queda balan­ceada enseguida por el gran interrogante planteado a nuestra concien­cia: ¿hasta qué punto estamos en la línea de los santos y en la línea de San Vicente?

Particularmente, la vida de San Justino nos llega más adentro. El supo coordinar la vida vicenciana más estricta con la pastoral más au­daz, que todavía nos admira hoy después de cien años.

Como accidente de las canonizaciones, hemos sentido vivamente el placer de la fraternidad vicenciana al ver entre nosotros a muchos coher­manos de muchos países compartiendo los mismos sentimientos por en­cima de todas las diferencias.

El número 6 de “Vicentiana” recogerá los documentos esenciales de estos momentos.

Las dispensas, sin juzgar a nadie, pueden parecer la otra cara de las canonizaciones. Este año, los casos completamente nuevos presentados a la Santa Sede llegan a 38. El pasado año por estas mismas fechas se habían presentado 53. Excluyo los casos presentados por segunda (cua­tro) o tercera (uno) vez, y de la solución afirmativa en la mayor parte, ne­gativa en algunos, y del tiempo en que han sido resueltos. Creo que éste es el dato más significativo, ya que ninguno vuelve para atrás por la negativa. Aparte de esto, hay que contar dos sacerdotes excluidos de la Congregación, ocho incardinados en distintas diócesis, cinco hermanos, un subdiácono y dos estudiantes dispensados de los votos.

La campaña de reflexión vicenciana.—La onda de la Asamblea Gene­ral sigue viva todavía. Tenemos noticias de las reuniones de casi todas las provincias para tomar conciencia de las Declaraciones de la Asam­blea 1974. Muchas de ellas las han tomado como base de la reflexión de los ejercicios anuales.

En el orden operativo, el proceso es más lento, como es natural. Son claramente visibles los criterios renovadores de los equipos provincia­les, la política de ubicar las casas nuevas con sentido vicenciano; hay un movimiento bastante generalizado de estudios y ensayo de las misiones populares y un mayor empeño en la promoción de vocaciones.

Renovación de equipos provinciales.—La mayor parte de las Provin­cias han optado por ciclos de tres años, por eso el proceso en la Curia resulta constante. Este año han cambiado de Visitador, hasta el momen­to en que se escriben estas noticias, las provincias de Venezuela, Tolo­sa, Madrid, Irlanda, Ecuador, Portugal, New England (Utica), Curitiba y Argentina. Han sido confirmados para otro período el Vicevisitador de Mozambique y los visitadores de la Provincia Central (San Luis) y Occidental (Los Angeles) de los Estados Unidos. Están en proceso de reno­vación Filipinas, Salamanca, Chile y Zaragoza.

Comisión preparatoria para 1980.—El 20 de enero, después de con­sultar a las provincias, ha sido nombrada la Comisión preparatoria para la Asamblea General de 1980. Está compuesta por los siguientes miem­bros: Henny Bomers, Vicevisitador de Etiopía; Luigi Betta, de la provin­cia de Roma; Robert Moloney, de la provincia oriental de los Estados Unidos; Pierre Renouard, de Tolosa; José M. Sánchez Mallo, de Salaman­ca, y Ventura Sarasola, de Argentina, nombrado Visitador con posterio­ridad. La Comisión ha celebrado la primera reunión del 2 al 8 de abril, y empezará la próxima el 28 de diciembre. En ambas sesiones el P. Ma­loney ha estado ausente por enfermedad, sustituyéndole el P. Sheldon. El P. Giorgio Stella había sido nombrado Secretario de la Comisión el 14 de abril, pero su muerte le ha impedido cumplir su cometido. En su lugar ha sido nombrado el P. Italo Zedde, de la misma provincia de Turín, el 11 de julio. (Cf. Vinc. 75/130.)

Curia Generalicia

Personal

El 9 de enero se incorporó al personal de la Curia el P. William Shel­don, de la provincia oriental de los Estados Unidos, como ayudante del Padre Lapalorcia en los oficios de Procurador General apud Sanctam Sedem y Postulador General de la C. M. El día 28 de agosto, después de la muerte del P. Lapalorcia, fue nombrado por el Superior General para sucederle en ambos oficios. Los dos procesos de canonización estaban ya terminados, pero los preparativos estaban en marcha aún. El P. Sheldon participó plenamente en ellos, antes y después de su nombramiento, con un trabajo realmente abrumador durante todo este año. Le ayudaron el P. Sylvester Taggart, Vicepostulador de la causa de la Madre Seton, y el P. Betta, para los preparativos de la Canonización de San Justino.

El mismo día 9 de enero entraron a trabajar en nuestra Secretaría Sor Mary Ellen Sheldon, Hija de la Caridad de la provincia de Emmits­burg, y Sor María Cruz Santiago, de la provincia de Santa Luisa en Es­paña.

El día 23 de mayo se reintegró a su provincia de Irlanda .9,1 P. James H. Murphy, que había desempeñado hasta el momento el cargo de Se­cretario particular del Superior General y muchas cosas más como Asis­tente de la Casa Generalicia.

El día 6 de agosto murió el P. Lapalorcia, después de haber llevado al punto final los dos procesos de canonización. Ya no faltaban más que las celebraciones finales. El P. Giuseppe Tamagnone ha sido nombrado Representante Legal de la Congregación en Italia el 8 de octubre, y ha legalizado ya el oficio con el Gobierno italiano.

El día 30 de noviembre cesó en nuestra Secretaría Sor Cristina Greco, Hija de la Caridad de la provincia de Nápoles, que había trabajado si­lenciosamente desde principios de 1971. Nuestra gratitud a ella, por todo su trabajo.

La construcción de la Casa Nueva para la Curia Generalicia está en un buen punto, y en una fecha que no puede precisarse todavía de 1976 esperamos poder inaugurarla.

Visitas a las Provincias

El Superior General ha realizado este año las siguiente visitas: Ale­mania (16-23 de abril); New England (17-23 de abril); SAF Oriental (24-30 de abril); Nueva Zelanda, LXXV Aniversario del Seminario Mosgiel (1-4 de mayo); Filipinas (6 de mayo al 3 de junio); Brasil (13 de julio al 13 de agosto), y Nápoles (3-12 de noviembre).

El P. Sainz, Vicario General, ha visitado Venezuela (2-29 de junio) con ocasión de dos tandas de ejercicios espirituales, con una escala en Puerto Rico (29 de mayo) y una breve visita a Costa Rica (1-5 de julio) y Barcelona (8 de noviembre a 10 de diciembre).

El P. Kapusciak, aparte de sus salidas hacia el Oriente europeo, ha acompañado al P. General en su visita a Alemania. El 21 de octubre salió de Roma con la intención de visitar la viceprovincia de Mozam­bique; pero no ha podido realizar este proyecto. Ha visitado, en cambio, la misión de Bikoro, en el Zaire, y las Misiones de Etiopía. De paso ha visitado también a las Hijas de la Caridad de Burundi.

El P. Sylvester ha asistido a la Asamblea Provincial de París del 3 al 7 de marzo; a la reunión de misioneros de Francia en Villebon, del 30 de junio al 4 de julio; a la reunión de estudiosos de San Vicen­te (GEIV), del 23 al 25 de septiembre; a la reunión de la Comisión de Redacción de “CAHIER”, del 17 al 18 de noviembre; a la reunión de la Comisión Especial de Francia para estudiar “Las grandes líneas de la espiritualidad vicenciana”, del 21 al 22 de noviembre, y a la reunión de los vicentinos que trabajan con los marginados, del 1 al 3 de diciembre.

El P. Zico ha visitado las tres provincias del Brasil del 9 de mayo al 26 de septiembre. Cf. Vinc. 75/ 56, 155, 226, 299.

Europa

La Congregación emplea en Europa el 48,7 por 100 de sus efectivos. Si añadimos a éstos los que trabajan en las cinco provincias de los Estados Unidos, tenemos que la región del Atlático del Norte consume el 66,5 por 100 de nuestro personal. Es verdad que todas estas provincias tienen personal destacado fuera de sus fronteras, y es verdad también que dentro de estas naciones hay áreas perfectamente vicencianas; pero, en una visión global del mundo y de la Iglesia, este hecho no deja de plantear un interrogante a la conciencia vicenciana, si está o no ubicada donde debe por fidelidad a su vocación.

Polonia

Esta provincia, que ha resistido con toda la nación a la indoctrinación marxista, ha sabido crecer y robustecerse en un ambiente de discrimina­ción antirreligiosa. Hoy es la primera por el número de sus ordenaciones anuales, la tercera por el número de sus efectivos y de las pocas que han crecido durante los últimos años. Su expansión va a reforzar la provincia misionera de Madagascar, y el personal de la provincia de Nueva Ingla­terra en los Estados Unidos. Tres misioneros se están preparando para la misión de Bikoro en el Zaire. La provincia de Curitiva, fundada por esta provincia, se basta ya ampliamente a sí misma en el personal. En Fran­cia trabajan once misioneros polacos con los emigrantes de su país.

Dentro del país el ministerio parroquial absorbe a la mayor parte de los cohermanos con un trabajo absorbente de catequesis y administra­ción de sacramentos. Hay parroquias de 40.000 habitantes con una asis­tencia dominical de 20.000 y una frecuencia de sacramentos tan subida, que casi no son capaces de atender debidamente. Si predican una misión se rompen las redes con la afluencia.

Participan en una buena dosis de asistencia al clero con trabajo en dos seminarios diocesanos y con los ejercicios espirituales a los sacer­dotes. La liberación tiene aquí un sentido diverso. Se trata de la liberación de las ideologías para mantener la liberación espiritual y la dignidad de la persona. Una efeméride importante fue este año la celebración del 350 aniver­sario de la fundación de la Congregación en la Iglesia de Bygoszcz, cons­truida para el tercer centenario, destruida durante la guerra y reconstrui­da para esta fecha. Celebró la misa el cardenal Stefan Wyszynski, celebra­ron 50 cohermanos y asistieron 15.000 fieles. (Cf. Vinc. 75/166.)

Checoslovaquia

Es una viceprovincia en diáspora. Tres trabajan en Austria y diez han quedado en el país. Algunos tienen permiso del gobierno para ejercitar el ministerio. Los demás trabajan en fábricas o en otros oficios. Las comunicaciones con ellos son difíciles, pero sabemos de su lealtad a San Vicente.

Hungria

En esta nación viven todavía 40 sacerdotes y 13 hermanos. Algunos más andan dispersos en distintas provincias. Como en el caso de Checos­lovaquia, la comunidad es ilegal. Algunos trabajan en el ministerio sacer­dotal o como organistas y cantores de las iglesias con permisos y sub­venciones del gobierno. Los demás están insertados en la sociedad civil según sus capacidades. En este año santo nos han visitado varios de ellos y nos aseguran de su lealtad a San Vicente.

Yugoslavia

Esta provincia ha logrado sobrevivir y reconstituirse lentamente bajo el régimen socialista al abrigo de una buena tolerancia. En este momento crece y puede prestar una ayuda fraterna a la provincia de Madagascar y sostener las Casas de Toronto (Canadá) y Remedios de Escalada en Bue­nos Aires para la asistencia de los emigrados eslovenos.

Al interior aprovecha todas las posibilidades que deja el régimen so­cialista en la línea de la conservación y profundización de la fe en el Pue­blo de Dios. Trabaja en casi todas las líneas tradicionales: misiones po­pulares, parroquias asistencia al clero, ejercicios espirituales (la casa de Miren en plena expansión), la asistencia a las minorías católicas en las regiones mayoritariamente ortodoxas, una buena participación en la pren­sa católica y una revista especial para los enfermos.

Holanda

Holanda es una provincia realmente misionera. A principios de 1975 había 267 vicentinos en todo el mundo; 139 trabajaban en Holanda y 128 en los países más variados. Hay holandeses en Dinamarca y en París, en Taiwan y en Curacao, en Indonesia y en Etiopía, en Centroamérica y en el Brasil, y hay otros dispersos en los Estados Unidos, en Chile y en el Zaire.

Dentro de Holanda están un poco diluidos en la pastoral local, en pa­rroquias y en capellanías la mayor parte. Pero no se ha diluido en espí­ritu comunitario. El boletín “Kleine Compagnie” llega puntualmente cua­tro veces al año a todos los cohermanos. Los documentos de la Asamblea General han sido debidamente traducidos y distribuidos a todos. Los de­legados de la Asamblea General han hecho un estudio y evaluación de la misma. Y se reúnen con frecuencia para estudiar en común la situación de la Provincia.

El P. Oonincx ha visitado en enero la casa de Curaçao. Y en noviem­bre y la primera mitad de diciembre ha ido otra vez a América con el P. Groetelaars para visitar a los holandeses de la diáspora en las dos Américas. La primera estación será en América Central. Después el pa­dre Oonincx irá a los Estados Unidos y el P. Groetelaars a Chile y a For­taleza en el Brasil.

El problema de la Provincia es el de las vocaciones para tomar e] relevo de tantos buenos trabajadores. En la casa de Nimega hay dos as­pirantes que mantienen la chispa encendida (Cf. Vinc. 75/159).

Bélgica

La provincia de Bélgica emplea su personal mitad en casa para sos­tener las obras y la otra mitad en la misión de Bikoro (Zaire). El P. Gielen, visitador, es al mismo tiempo asesor internacional de las Caridades de San Vicente de Paúl. La misión de Bikoro ha perdido a su obispo, Mgr. Vandekerkhove, C.M. el 27 de febrero de este año. El P. Gielen ha visitado la misión del 18 de junio al 27 de julio. Posteriormente el P. Kapusciak, delegado de misiones en el Consejo General, les ha visitado del 24 de octubre al 16 de noviembre. Ambos notan la importancia de la Escuela de Catequistas para el futuro de la Misión. La búsqueda de personal del P. Gielen y del P. Kuij­per ha sido respondida por la provincia de Polonia, que tiene tres mi­sioneros en preparación para esta misión.

Bélgica ha llegado a cero candidatos. Esperamos que se planteen seriamente la cuestión (Cf. Vinc. 75/159).

Alemania

Alemania es hoy una pequeña provincia (29 sacerdotes y cuatro her manos) que lucha por sobrevivir.

A principios de año, del 2 al 3 de enero, se juntaron con el visitado] otros 24 misioneros para estudiar las implicaciones de la Asamblea Gene ral 1974. Tocaron cuatro puntos: De Fine, De Communione Fraterna, De Spiritu Orationis y De Promotione Vocationum. Ahora tienen proyectad2 otra reunión semejante para el 4-6 de enero de 1976, con el fin de adapta] las normas provinciales de incorporación a las Constituciones, abreviar e proceso de elección del visitador y de los consejeros y estudiar el esta tato de pobreza. El P. Georg Witzel ha publicado éste año un libro sobre San Vicente con el título Er Sah die Not und half (“Vio la necesidad y la socorrió”). Ha hecho 15.000 ejemplares para ayudar a las numerosas congregaciones en Alemania que tienen a San Vicente de Paúl como patrón.

Este año ha tenido la visita del Superior General acompañado del P. Kapusciak, del 15 al 23 de febrero. Todo en orden, con los problemas normales, dadas las circunstancias. Su exhortación final insistió sobre las vocaciones. Esta provincia tiene su expansión misional en Costa Rica, donde tra­baja con tenacidad y talento, pero por mucho tiempo no tendrán per­sonal disponible para esta misión. (Cf. Vinc. 75/38, 155).

Austria

Con ocasión de la canonización de San Justino, hemos tenido el gus­to de ver personalmente aquí, en Roma, a una buena representación de la Provincia —diez en total—, con su Visitador a la cabeza, que nos ob­sequió con un folleto primoroso orientado a la promoción de vocacio­nes, que contiene un resumen de la vida de San Justino y la descripción de la obra misionera de los vicentinos en Etiopía.

Esta Provincia, con una gran proporción de hermanos, está orien­tada a la obra parroquial dentro del cuadro de la pastoral local. De to­das maneras, el Visitador ha tomado las medidas para orientarla vicen­cianamente al servicio de los pobres.

Además de este punto céntrico de nuestra vocación, el Visitador ha hecho, después de la Asamblea General, una invitación a la Provincia a tomar una línea austera de vida y preocuparse de las vocaciones.

Al exterior mantiene el puesto de presencia cristiana y vicenciana en el punto fronterizo de Estambul, en el Colegio de San Jorge, que sirve sin discriminación a musulmanes, ortodoxos y católicos (Cf. Vinc. 75/37).

Francia

Las provincias de Francia tienen el mérito de la reflexión vicenciana sistemática, la búsqueda de nuevas líneas vicencianas, la colaboración de los dos Consejos Provinciales, la Comisión Mixta de Misioneros e Hijas de la Caridad, que se reúnen periódicamente para estudiar los pro­blemas comunes de las dos familias.

Las dos tienen el gran problema de las vocaciones y el gran riesgo de la dispersión en la búsqueda pastoral.

Son empresas comunes el boletín de “Lazaristes de France”, con sus secciones formativas e informativas bien cuidadas; las reuniones anua­les de Villebon (30 de junio al 4 de julio) para mantener entre ellos un estímulo permanente de formación, las reuniones de los que trabajan en el mundo rural tanto en la provincia del Norte como en la del Sur.

También los capellanes nacionales son un signo de colaboración: el Padre Celestino Buhigas, Director Nacional de las Juventudes Marianas; el P. Julien Vandenterghem, Capellán Nacional de los Equipos de San Vicente, y el P. Pierre Causse, Capellán Nacional adjunto de los gitanos.

El año 1976 celebran el 50 aniversario de la muerte del P. Portal, el 19 de junio de 1926, cuya figura ha cobrado una gran actualidad como iniciador del movimiento ecuménico católico.

París

Un acontecimiento importante de la Provincia ha sido la Asamblea Provincial, del 2 al 7 de febrero, para implementar las decisiones de la Asamblea General 1974. Estaba presente el P. Sylvestre, Asistente Ge­neral. De 60 proposiciones aprobadas, escogieron 40 para una declara­ción a la Provincia. Esta declaración, con un breve comentario del Con­sejo Provincial, acaba de aparecer el 13 de octubre. Trata cuatro proble­mas básicos: la vida apostólica, la vida comunitaria, la pobreza y las vocaciones. Tanto la declaración como el comentario son realmente so­brios pero claros. Resultan particularmente interesantes las directrices sobre la vida apostólica.

Esta Provincia tiene su expansión apostólica en Argelia, Grecia, Es­tambúl, Rumania, Canadá, Inglaterra y Vietnam. Sobre la Misión del Vietnam ha caído una cortina de bambú no me­nos estricta que el telón de acero. Todos los misioneros extranjeros han sido expulsados. Hablan de métodos diabólicos para separar a los hom­bres de Dios entre sí. Quedan allí todavía 10 sacerdotes nativos y unos

20 estudiantes decididos todos a sobrevivir en la nueva sociedad y man­tener la presencia cristiana y vicenciana en el país. (Cf. Vinc. 75/63, 67, 137, 160, 162, 234.)

Tolosa

La Provincia de Tolosa, aparte de su contribución a la Provincia de Madagascar, Oriente y América Latina, tiene casa fuera de su país en Suiza, Lisboa y la misión del Irán.

Este año, el P. Jean Morin ha sucedido al P. Vialaret en la dirección de la Provincia el 11 de enero.

Del 1 al 4 de noviembre, el Consejo Provincial se ha concentrado en Le Buscat para reflexionar sobre el futuro de la Provincia. La Provincia se orienta hacia el ministerio parroquial en zonas ru­rales con preferencia, donde los misioneros de cierta edad pueden hacer todavía un trabajo significativo. Los jóvenes se orientan hacia el mun­do obrero y los marginados. El P. Causse ha sido nombrado capellán na­cional adjunto de los gitanos. En todos los casos, el problema es el de la vida comunitaria y la cooperación.

El hecho de la concentración de personal impone una colaboración más estrecha con la Provincia de París. La Casa del Berceau se está convirtiendo en un centro de peregri­nación y de irradiación vicenciana. En el Irán, los petrodólares se están volviendo contra los cristianos de una manera sutil. Un ejemplo es el Colegio San Luis de Teherán, re­cién construido, que ha de ceder el paso a una gran avenida por una expropiación a precio irrisorio. Este año han abierto las clases en un edi­ficio provisional con toda clase de incomodidades. El pequeño grupo misionero tiene cada vez menos posibilidades de trabajar. (Cf. Vine. 75/ 68, 234, 236, 338.)

Italia

La crisis postconciliar ha provocado en Italia menos radicalismos que en otras partes, por eso dan la impresión de ser más conservadores. No obstante hay buenos ensayos renovadores en una orientación más actual y más vicenciana de nuestros ministerios. Las tres provinzcias siguen dan­do misiones populares, pero este ministerio ha sufrido una baja grande por la contestación del mismo de parte de los misioneros, particular­mente de los jóvenes. Las vocaciones han disminuido y ahora empiezan a reponerse en gra­do diverso las tres provincias.

Turín

La Provincia de Turín ocupa el norte de Italia y la isla de Cerdeña; tiene una comunidad “ad instar domus” en Ticino (Suiza) y 17 misione­ros oriundos de la Provincia y debidamente subvencionados por ella, in­corporados a la Provincia de Madagascar, que trabajan en la diócesis de Ihosy.

Como tantas otras, da la impresión de que gasta la mayor parte de sus energías en el ministerio parroquial; sin embargo, conserva otras actividades con un volumen significativo: el Seminario Teológico Brig­none-Sale-Negroni, de Génova, afiliado al Ateneo Romano de Propagan­da Fide, con 40 alumnos y un equipo directivo joven y entusiasta; los retiros para sacerdotes en Sassari, un buen equipo de misioneros popu­lares que predican una media de 40 misiones anuales (en el curso 1974­1975 han predicado 60 misiones de quince días), la obra de la enseñan­za en colegios y pensionados, la asistencia a las asociaciones laicas vi­cencianas y a las Hijas de la Caridad.

El 4 de agosto de este año han tenido en Chieri una reunión mixta de misioneros e Hijas de la Caridad para estudiar los problemas de la dirección de las mismas. A continuación, del 4 al 6, una reunión de misioneros ha evaluado los métodos de las misiones, el tradicional de quin­ce días centrado en la Iglesia y otro en experiencia que además da una importancia creciente a las reuniones de familia después de los actos generales. Sobre la colaboración de las Auxiliares Misioneras ya ha in­formado “Vicenciana” en otro lugar.

Justo es mencionar aquí al P. Stella, muerto en accidente el 5 de mayo, bien conocido como miembro de la Asamblea 1968-69, miembro de la Comisión Preparatoria de 1974 y nombrado secretario de la Comi­sión Preparatoria para 1980. El P. Italo Zedde, de la misma Provincia, ha sido nombrado en su lugar. (Cf. Vinc. 75/150, 241.)

Roma

La Provincia de Roma sigue dando misiones populares a pesar de la controversia sobre el método adecuado en el momento; mantiene el Co­llegio Alberoni, de Piacenza, en buen estilo a pesar de la disminución notable de alumnos, y dentro de la diócesis resulta un centro sacerdotal de primer orden con sus tandas de ejercicios espirituales, reuniones va­rias y cursos de renovación sacerdotal. Las parroquias han aumentado y trata de orientarlas en sentido vicenciano. El Colegio Leoniano, de Roma, alberga desde este año el grupo internacional de universitarios de la Congregáción de la Misión y hace una obra significativa en la di­rección de las asociaciones laicas vicencianas, extendidas y operantes en toda Italia. Con este motivo organiza reuniones y congresos que salen del ámbito de la comunidad.

La extensión misionera de la provincia va hacia Indonesia, donde un grupo de sacerdotes evangeliza la región de Madium. Este año han sido visitados por el P. Miscia, que vino impresionado de la labor ingente que los misioneros tienen por delante y de los métodos para hacer llegar el mensaje cristiano, mediante catequesis debidamente preparadas, a los lugares donde ellos no pueden hacerse presentes. Además, este año han podido enviar una ayuda fraterna de dos Pa­dres a la Provincia del Perú. (Cf. Vinc. 75/164, 396.)

Nápoles

Es la Provincia nativa de San Justino de Jacobis. En sus casas reci­bió su formación intelectual y moral y en sus casas ejereció el ministe­rio de las misiones populares con fruto extraordinario, como aseguran los testimonios contemporáneos, antes de ser enviado a Etiopía. Este es el motivo de su gran alegría.

Napolitano era también el P. Lapalorcia, que quiso llevar hasta el fin el proceso. La muerte le impidió ver el acto final. Los cohermanos de Nápoles, afligidos en el momento por una difi­cultad económica, siguen fieles a San Justino en el misterio de las misiones populares, las que tratan de modernizar con el auxilio de las Hi­jas de la Caridad y el empleo de otro personal laico especializado. Asi­mismo, continúan la misión en el norte de Asmara divididos, por el mo­mento, en dos grupos a causa de las circunstancias políticas. Junto al santuario de Hebo, donde reposan los restos de San Justino, crecen y se forman los candidatos nativos, que constituyen ya un grupo consis­tente, y el futuro va a probar lo necesarios,. que son al país. Seis sacerdotes de esta provincia trabajan en Baltimore (USA) en la Parroquia de Nuestra Señora de Pompea. (Cf. Vinc. 75/139.)

Irlanda

La Provincia asegura la presencia vicenciana en Irlanda, el Reino Unido y en Nigeria.

Sus ministerios conservan todas las líneas vicencianas: colegios, pa­rroquias, seminarios y servicio al clero, misiones parroquiales y ejerci­cios espirituales.

Dos acontecimientos marcan la historia de la provincia este año. El nuevo Visitador, el P. Mc Cullen, ha sucedido al P. Cahalan el 24 de fe­brero, y el PRIMER CENTENARIO del P. John O’Connell, que cumplió sus cien años el 17 de noviembre y es el primer vicentino, según la his­toria escrita, que llega a esta edad con el privilegio de la plenitud de sus facultades mentales y de vida activa en el confesionario y en su capellanía. El 21 de septiembre de 1976 cumplirá setenta y cinco años de sacerdote.

El P. Mc Cullen ha visitado la Misión de Nigeria y ha planificado el futuro de la misma sobre las bases de la indigenización y la vida comu­nitaria. La indigenización está ya avanzada. Hay un sacerdote y varios muy próximos a serlo. El 25 de enero han empezado el seminario in­terno en la Misión, y recientemente han inaugurado un edificio especial. El P. Pames Cahalan, antiguo Visitador, es ahora director espiritual del Seminario de Enugu, en Nigeria. (Cf. Vinc. 75/68, 135, 163, 394.)

España

El 8 de julio de 1974 se cumplió el segundo centenario de la Provin­cia española, que se dividió en dos en 1902 y en cuatro en 1969. Del vie­jo tronco se habían ido desprendiendo México en 1846, Filipinas en 1872, Cuba en 1896, Venezuela en 1951, Perú en 1955, Puerto Rico en 1955 y la india en 1970.

Con esta ocasión, todas las provincias han empezado a estudiar sus archivos y a escribir su historia, que va apareciendo en los Anales es­pañoles y en los de la Provincia de Barcelona. Durante mucho tiempo, todas estas provincias se nutrían casi exclu­sivamente de personal español. En este momento son más los que vuel­ven de ultramar por razones de salud y edad o por otras causas, que los que se van.

Existe una Conferencia de Visitadores Españoles que por razones cir­cunstanciales ha tenido que gastar buena parte de su energía en cues­tiones administrativas. De todas maneras, el Secretariado de Misiones coordina y canaliza los esfuerzos de las nueve provincias de Hijas de la Caridad y de las cuatro de los Vicentinos a favor de las misiones.

La asistencia a nueve provincias de las Hijas de la Caridad resulta un ministerio de un volumen muy considerable.

Barcelona

Esta Provincia lucha con la crisis de vocaciones y el creciente enve­jecimiento del personal, que dificulta la conservación y la debida reno­vación de las obras no obstante la tenacidad con que el P. Mulet ha afrontado estos problemas. Acaba de ser visitada por el P. Sáinz del 8 de noviembre al 10 de diciembre.

Al exterior tiene su expansión en la Misión de Honduras, que llegó a ser Viceprovincia y ahora está en plan de reincorporarse jurídicamente en la Provincia de Barcelona. El número 122 de los Anales de la Provin­cia de Barcelona está dedicado a la memoria de todos los misioneros que han gastado buena parte de su vida en aquella Misión.

La segunda línea expansiva son las dos casas de los Estados Unidos (Brooklyn y Philadelphia) a favor de los emigrantes de habla hispana. En Brooklyn promueven de una manera especial la obra de los “Cursi­llos de Cristiandad”. (Cf. Vinc. 75/138.)

Zaragoza

La Provincia de Zaragoza emplea buena parte de su personal en el ministerio parroquial, que intenta poner al día con reuniones de párro­cos. No obstante está decidida a mantener el carácter temporal de las parroquias para darle mayor sentido misionero. Un equipo de misione­ros organiza misiones y hace experiencias en este campo para ponerlas al día.

Estos años ha mantenido un grupo de sacerdotes en formación en las universidades de Roma.

Al exterior, aparte de la contribución a la Misión de Madagascar y otras provincias de ultramar, tiene unos 20 misioneros destacados en los Estados Unidos para la asistencia a las minorías de habla hispana. Un grupo trabaja en la zona de Nueva York y otro en Los Angeles y San Francisco. Asimismo hay varios sacerdotes destacados en Europa por razón de los emigrantes. (Cf. Vinc. 75/163, 283.).

Madrid

El P. Cortázar ha tomado este año, el 19 de marzo, el relevo del P. To­bar en la dirección dé la Provincia. Ya en su discurso inaugural trazó unas líneas programáticas de interés para todos. Ahora continúa esta misma línea con sus cartas circulares, en las que llama la atención de toda la Provincia sobre problemas vivos de la misma: las vocaciones, la vida de comunidad y la formación permanente.

Esta Provincia es, entre las españolas, la más fiel al gran ministerio de las misiones populares. Afortunadamente, en España hay todavía mu­chos ambientes donde la disponibilidad del pueblo de Dios es espléndi­da, lo cual plantea, al mismo tiempo, un serio problema sobre la orien­tación adecuada de la evangelización en profundidad.

La Casa Central de García de Paredes acaba de celebrar un triduo solemne en el que ha dedicado el primer día a la conmemoración de Santa Isabel Ana Seton, 11 de diciembre; el segundo a San Justino de Jacobis (12) y el tercero (13) al Centenario de la Casa.

Al exterior, la Provincia es jurídicamente responsable de la Misión de Madagascar, a la que contribuyen las demás provincias con el per­sonal y la cooperación financiera a través del Secretariado. Tiene equipos destacados al exterior para la atención de los emigran­tes en Inglaterra y Estados Unidos (Florida) y en Bélgica. (Cf. Vinc. 75/ 139, 284.)

Salamanca

Esta Provincia está empleada en dos líneas básicas: las parroquias, que son once, y los colegios de segunda enseñanza, que son cuatro. El Santuario de los Milagros sigue siendo un centro de atracción mariana para toda la región.

Hay experiencias limitadas en otros campos. En las vocaciones ha tenido un éxito relativamente notable con 16 ordenaciones en los cua­tro últimos años. Asimismo hay varios grupos de aspirantes en diversas partes y de diversas procedencias.

Este año, del 9 al 15 de septiembre, se celebró en León la IV Sema­na Vicenciana, en colaboración con las Hijas de la Caridad, sobre el tema: “Caridad y promoción humana”. Por su parte, la Editorial CEME continúa la obra de irradiación vicenciana con sus publicaciones bien cuidadas. Al exterior, aparte de varios sacerdotes dispersos en varias provin­cias, tiene en Inglaterra dos centros para los emigrados. (Cf. Vinc. 75/ 72, 239.)

Portugal

La Provincia de Portugal sufre un doble vaivén en este momento, el de la revolución interna en el país y el reflejo de la independencia de

Mozanbique. El P. Dos Reis acaba de pasar las riendas de la Provincia al P. José María Pereira Gomes, joven y con voluntad de leer los signos de los tiempos con profundidad en los presentes acontecimientos. Un buen grupo de misioneros sigue fiel a las misiones populares, particu­larmente en la región del Norte, que tratan de mejorar cada día. El Bo­letín informativo nos tiene al corriente de las reuniones y discusiones comunitarias de la Provincia. La Provincia es pequeña y tiene proble­mas, pero no ha perdido la esperanza y da buenos signos de vitalidad. (Cf. Vinc. 75/141, 309, 285.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *