Familia Vicenciana y Medalla Milagrosa

Francisco Javier Fernández ChentoVirgen María1 Comment

CRÉDITOS
Autor: J. Taboada · Año publicación original: 1969 · Fuente: Anales españoles.
Tiempo de lectura estimado:

Lo que ha sido este legado desde 1830

El testimonio de la Historia nos dice que, si bien la Virgen se aparece a Santa Catalina Labouré, ésta, cumpliendo los deseos manifestados por la Madre de Dios, permanece oculta, desconocida, en el silencio más incomprensible; un silencio que a veces se ve favorecido por fenómenos humanamente inexplicables, como la amnesia que le afecta cuando es requerida para atestar ante el Juez Eclesiástico, cuando se constituye el Primer Tribunal Eclesiástico para investigar los hechos en torno a la Medalla.

Los que deponen en esta Primera investigación, ordenada por el Arzobispo de París, en 1835, son los Padres Etienne y Aladel.

La Congregación de la Misión aparece así, desde el principio, como Coope­radora y Ejecutora de las Órdenes que Santa Catalina recibe de la Virgen.

El P. Aladel es quien, con el consentimiento del P. Etienne, hace acuñar la Medalla, la difunde, la explica y fomenta el movimiento mariano por medio de sus publicaciones, las Famosas «Noticia» que tanta popularidad tuvieron, aunque es verdad no fueron las únicas.

Cómo miran este legado los Papas

Los Documentos Pontificios reconocen que la doble Familia de San Vi­cente ha participado más que ningún otro Organización en la difusión de la Medalla.

PIO IX, en su Bula «Inefábilis» llama BENMÉRITAS a las dos Familias por su amor y devoción á la Inmaculada Concepción. Él es quien aprueba la Institución de los Hijos e Hijas de María, en distintas fechas y con documentos propios y exclusivos, encomendando la .formación de toda esta juventud mariana a la doble Familia. (Véanse los rescriptos. pontificios de 1847 y 1850).

LEON XIII en un Documentó que escribe por intermedio del Cardenal Parochi, con motivo de la concesión de la Fiesta Especial de la Manifestación de la Inmaculada de la Sagrada Medalla dice:

«La parte especialisima que los Sacerdotes de la Misión y las Hijas de la Caridad han tomado mediante Ia difusión de la Medalla Milagrosa QUE LES FUERA CONFIADA POR LA MISMA VIRGEN es una VERDADERA MISIÓN DEL CIELO de que los Hijos e Hijas de San Vicente pueden estar justamente orgullosos y que les es lícito considerar como una de sus brillantes glacias.»

El efecto de este Pontífice por el Legado Mariano de la Medalla encomendada a la doble Congregación lo demuestra bien a las claras por los varios Rescriptos que dirige al Superior General concediéndole facultad para celebrar fiestas, triduos, novenas y otros cultos en honor de la Inmaculada de la Sda. Medalla y avivando la piedad de los fieles con indulgencias plenarias y par­ciales, vinculadas a la participación en dichos cultos o al simple hecho de llevar y honrar la Medalla.

El hecho de que SAN PÍO X nombrase en 1909 al Superior General de la Doble Compañía DIRECTOR GENERAL de la recién instituida ASOCIACION DE LA MILAGROSA, aunque la petición fue hecha por los Obispos de Po­lonia, indica bien claramente los criterios del Papa y su intención de RES­PONSABILIZAR A. TODA LA CONGREGACION de la vida de este orga­nismo que muy pronto se extendería por todo el mundo.

BENEDICTO XV accede gustoso a que la Iglesia de los PP. Paúles de Madrid adquiera rango de Basílica dedicada a San Vicente y a la Milagrosa.

PIO XI amplía la Orbita de la Asociación de los Hijos e Hijas de María permitiendo que se implante también en cualquier parroquia.

PIO XII confirma al Superior General en el cargo de Director Mundial del Movimiento Mariano de la Medalla, y le faculta para que pueda conceder a cualquier sacerdote el que imponga canónicamente la Medalla.

JUAN XXIII otorga en seis ocasiones distintas indulgencias y privilegios a la doble Familia Vicenciana lo mismo, que a la Asociación de Hijas de María y a la Asociación de la Milagrosa. (Vide Mensaje de la Rue Du Bac, pági­na 38. 39.)

Qué ha significado este legado para la Congregación

Voy a concretarme únicamente a citar documentos referentes, a la Congregación de los Misioneros, porque citar todo la que figura en los Archivos de las Hermanas, implicaría un estudio mucho más extenso.

Compromiso Apostólico-Mariano, relacionado con la difusión del culto a la Inmaculada y su Medalla.

Repasando las Cartas Circulares de nuestros Superiores Generales obser­vamos la constante preocupación por sostener el espíritu mariano y .concreta­mente por difundir la Medalla y su Mensaje.

EL P. ETIENNE en su Circular de 1855 dice a toda la Congregación: «Hemos de poner todo cuidado en extender en cuanto nos sea posible la Me­dalla Milagrosa. Ella ha sido ocasión de gracias extraordinarias y de conver­siones prodigiosas antes de que el misterio de la Inmaculada Concepción fuese declarado dogma de fe. LA MISION QUE EN ESTE ASPECTO hemos recibido del cielo no nos permite dudar de los hermosos éxitos que nos están reservados cuantas veces usemos de este medio para convertir a los pecadores.

EL P. FIAT, en 1882, a raíz del Breve de León XIII concediendo indul­gencia plenaria el 27 de noviembre a cuantas personas visitaran capillas o igle­sias de Padres Paúles o Hijas de la Caridad, escribía su CELEBRE CARTA CIRCULAR enviada a doble familia:

«Nosotros también hemos recibido un signo, no directamente de la mano de Dios, sino de las manos de nuestra Inmaculada Madre. Este signo es la Medalla Milagrosa, cuya manifestación es en estos días de gracia el motivo de nuestra alegría. Sí, esta medalla es un signo que se nos ha dado a la vez para instruirnos, santificarnos y alentarnos».

El mismo P. Fiat, en otra solemnísima circular de 1894, a raíz de haber obtenido de Roma la Institución Solemne de la Fiesta del 27 de noviembre decía:

«… la Visita de la. Virgen a la Capilla de la calle del Bace es un gran­dioso acontecimiento, al cual están ligadas la protección prometida y concedida a nuestras dos Comunidades y las bendiciones que se han derramado sobre ellas desde aquel tiempo.»

La opinión de nuestras Asambleas

Asamblea de 1902

En el núm. 553 de las «Acta et Constituciones» reseña el tema mariano estudiado en la Asamblea y dice: «La Asamblea estudia los medios para que en las Misiones y a fin de poder propagar con mayor eficacia el culto a la Inmaculada de la Sagrada Medalla TAN QUERIDA DE LA FAMILIA VI­CENCIANA por razones especialísimas… «.

El propio Superior General promete—en dicha Asamblea— tratar este punto en sus próximas Cartas Circulares, impulsando como se merece esta realidad y avivando el Celo de los Misioneros en propagar este culto de la Bienaventurada Virgen María.

En la Asamblea de 1931

Entre otros acuerdos y como medio para dar consistencia al fruto de las Misiones, recomienda:

«Que, con el debido permiso del señor Obispo, se entronice la Imagen de la Virgen Milagrosa en los lugares donde se misione.»

(Resultaría emocionante revisar los Anales Españoles de la Congregación de aquellos años y comprobar con cuánto entusiasmo practicaron esta recomen­dación nuestros Misioneros en Teruel. Burgos, Galicia, Badajoz, etc.)

Asamblea de 1947 (presidida por el P. Slattery).

En el núm. 646 de las Actas se lee : «Todos los Visitadores procuren obte­ner de sus respectivos Obispos, Cartas Postulatorias que se envíen a Roma para que se conceda que el Oficio y Misa de la Inmaculada de la Sagrada Medalla se haga extensivo a toda la Iglesia.»

En el núm, 649 de la misma Asamblea insiste en:

«Que para promover el culto a la Inmaculada de la Sagrada Medalla se celebren novenas, triduos y otros actos de culto sagrado».

Asamblea 1955 (núm. 38)

Se propone a la Asamblea que para el mejor funcionamiento de las Aso­ciaciones de la Sagrada Medalla se nombre en cada Provincia un Director de dicha Asociación, y que se tengan y preparen PATENTES para la instaura­ción’ de dicho organismo, firmadas por el P. General y que se mantengan Re­gistros donde se anoten los Miembros del Sector Organizado. Que se les re­comiende a dichos Miembros la Misión de propagar la Sagrada Medalla y el Culto llamado «Novena Perpetua».

La Asamblea respondió que ya está establecido el que el Superior General delegue dicha responsabilidad en la persona del Visitador, quien a su vez y en su respectiva Provincia nombra un Representante suyo, del mismo modo que el Superior local nombra su Representante para la zona de su Residencia.

La Asamblea aprobó el ejercicio de los primeros sábados de mes en honor de la Bienaventurada Virgen María, en nuestras Iglesias o en los lugares donde ejercemos el ministerio.

Cómo vivimos esta responsabilidad hoy en día

Por falta de datos concretos y recientes no podemos presentar el cuadro completo del Apostolado Mariano de nuestra Doble Familia. Daremos algunos.

FRANCIA no ha dejado extinguir la devoción Mariana a la Inmaculada de la Sagrada Medalla. Solamente la dedicación que supone el atender la Ca­pilla de las Apariciones, con lo que significa de afluencia de peregrinos, misas continuas y el famosísimo Culto de Oración Comunitaria (La Novena perpetua) de los miércoles, hablan bastante claro.

Pero Francia, sostiene además el Movimiento Mariano y cultiva la piedad de muchas familias por medio de su bella revista «LA MEDALLA MILA­GROSA».

ITALIA sigue en la misma línea de fidelidad a sus antecesores, y también sostiene su literatura mariana y sus santuarios (sobre todo el instaurado en Nápoles, por el Beato Justino de Jacobis). La Asociación de la Milagrosa ad­quiere un carácter especial por medio de una organización mariana, llamada APOSTOLADO MARIANO DE CASALE.

ESTADOS UNIDOS son los pioneros del gran movimiento de Oración Co­munitaria que allí se conoce como NOVENA PERPETUA. Ambas Provincias, la del Este y la del Oeste, sostienen magníficos Secretariados con un equipo que en Filadelfia pasa de 80 y en Perriville cuenta por lo menos la mitad. Equipos Misioneros han logrado recorrer casi todo el país dando pequeñas Mi­siones de una semana y estableciendo como recuerdo la NOVENA PERPETUA o Acto de Oración Comunitaria.

FILIPINAS destaca hoy en día entre las Provincias que mejor organizada tienen lo que llaman Asociación de Hijas de María, con sus varios Sectores de solteras y casadas. Por medio de su Secretariado Nacional se comunican con miles de familias, que a la vez secundan sus obras, sobre todo la cooperación para la formación de Becas Misioneras.

Hace unos cuantos años pude comprobar por mí mismo el Movimiento Ma­riano en Argentina, Brasil, Cuba, Puerto Rico y Santo Domingo. En todos esos países tiene vitalidad el espíritu mariano, con manifestaciones diversas, que hoy en día, y a la distancia de una década de años no puedo resumir.

En ESPAÑA hemos hecho una encuesta reciente —la segunda que se ve­rifica en ocho años— para comprobar la vitalidad de nuestro Movimiento Mariano. Adjunto publicamos las cifras globales por Provincias.

La Estadística que adjuntamos se refiere únicamente a la Asociación de la Milagrosa, y aún de esta Organización a los Centros controlados directamente por el Secretariado Nacional.

Sabemos que, esparcidos por toda la Península, y sobre todo en aquellos lugares donde han misionado nuestros venerables Misioneros de antes, y algu­nos de nuestro tiempo, florecen núcleos de devoción, sobre todo grupos de familias adscritos al Sector de la Visita Domiciliaria.

Hace años enviamos una carta abierta a ocho mil sacerdotes de todas las diócesis de España, pidiéndoles datos sobre nuestro Movimiento Mariano. Te­nemos unas 250 contestaciones positivas, dándonos los datos que tienen de sus parroquias.

Faltan muchísimos más. Este mismo año sabemos que en un pueblecito de Alicante se han instaurado 17 nuevos Coros por una señora agradecida a la Milagrosa. Lo mismo ocurre con señoras educadas por las Hermanas y entu­siasmadas con la Medalla y la Visita Domiciliaria.

En conjunto y como puede verse por la Estadística, el Movimiento Maria­no crece en grado considerable, aunque no faltan sus sombras y altibajos.

Las cifras globales de la encuesta hace tres meses da los siguientes resultados:

  • Familias que reciben la Visita Domiciliaria: 351.000.
  • Centros con Asociación Organizada: 285.
  • Centros sin Junta Directiva impulsores del Movimiento Mariano: 766. Centros donde se tienen cultos anuales en honor de la Milagrosa: 934.
  • Centros donde se practica el culto de Oración Comunitaria (Novena Per­petua): 443.
  • Promedio de medallas repartidas anualmente por estos Centros: 707.000. Promedio de estampas distribuidas anualmente por su medio: 242.000.
  • Suscripciones al Boletín Mensual María Milagrosa (Hoja para las Familias de la V. Dom.): 60.000.

Las Hijas de María en España pasan de 50.000 y cuentan en cifras un poco genéricas (faltan los datos precisos y recientes) unos 500 Centros, La Organización de esta Asociación es quizás la más perfecta por el empeño que ha puesto su Director Nacional actual, el P. Cortázar en dar cohesión y vinculación al Secretariado Nacional. Partiendo desde los centros locales, funciona el Consejo Diocesano, quien a su vez está bajo la jurisdicción inmediata del Consejo de la Provincia Canónica a que pertenece. El Padre ha aprovechado la actual división de Hermanaspor zonas pura establecer estos Consejos Provinciales o zonales. Y todos, tanto los diocesanos como los de Provincia están de­pendiendo del Consejo Nacional. Una Hojita mensual «La voz de nuestra Ma­dre» lleva a todas las Hijas de María las orientaciones del Director y la voz de aliento para cada mes, al mismo tiempo que informa de los acontecimientos importantes que les pueden interesar, y sobre todo, notifica las defunciones ocurridas para estrechar por la caridad de la plegaria los vínculos de una santa fraternidad.

La labor constante y callada de las Hermanas encargadas de cada Centro, así como de las Responsables del Secretariado de Diócesis o de la Provincia, es la garantía máxima de la vitalidad de este Organismo, que tanto ilusionó a Santa Catalina y al que hoy también se le mira con el mismo cariño.

Tres preguntas finales

Antes de poner punto final, quiero dejar en el aire tres «Contestaciones» que a muchos nos parece signo de una CRISIS de fidelidad al «COMPROMI­SO» que implica nuestro LEGADO mariano.

a) ¿Por qué eso de repartir la Medalla al final de las Misiones ha bajado al grado de «iniciativa particular»? ¿Por qué hay tantos que ya no la reparten ni hablan de ella? Nuestro Secretariado está dispuesto a proveer de Medallas. incluso de aluminio, para todas las Misiones.

b) ¿Por qué en unos sitios se va desvirtuando los cultos mensuales y hasta anuales y en cambio en otros crecen y prosperan, en contra de todos los malos augurios de quienes consideran todo esto como desfasado?

c) ¿Quién promueve esa actitud despectiva de algunas Hijas de la Ca­ridad hacia la representación de la Virgen con los rayos, «símbolo de las gra­cias que ella otorga», alegando como única razón para suprimirlos el que son antiestéticos, cuando la Virgen misma escogió ese símbolo para representar su función de Mediadora y Dispensadora de las gracias y cuando así la represen. tan en la Capilla de las Apariciones? ¿No empequeñecemos de esta manera el Mensaje de 1830, que empezó fomentando el clima inmaculadista hasta lograr la proclamación de un dogma y continúa actuando en la Iglesia hasta coronar su obra con el reconocimiento Oficial de otro? ¿Se concibe una auténtica re­presentación de María Milagrosa, sin rayos? ¿No existían ya representaciones de María con los brazos invitando a la confianza en Imágenes construidas mucho antes de 1830?

Una Conclusión

¿Los «signos» de decadencia que se sienten en la interioridad de nuestras estructuras, podrán ser superados con esa Intervención Especialísima que María nuestra Madre ha dispensado en otros tiempos, si la Doble Familia olvida y consideradesfasado el LEGADO que ELLA les confió?

One Comment on “Familia Vicenciana y Medalla Milagrosa”

  1. Estoy interesado en distribuir unas medallitas del inmaculado Corazón de Maria. Cuál es el valor de 50 meds. en Dol USA. Y unas estas del Cor. De Maria. Y en que lugar estan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *