Casas fundadas durante el generalato de Jean Bonnet

Mitxel OlabuénagaHistoria de la Congregación de la MisiónLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido · Traductor: Máximo Agustín, C.M.. · Año publicación original: 1903 · Fuente: Notices, IV.
Tiempo de lectura estimado:

92. ILE BOURBON OU DE LA RÉUNION. 1721.- Insula Borbonensis seu Reunionis. Paroisses.

La isla de Bourbon, llamada primero Mascaregnes, y después  isla de la Reunión, fue descubierta por los portugueses hacia 1545. Está en el mar de las Indias, a 780 kilómetros al este de Madagascar y, en 1646, los franceses establecidos en Fort-Dauphin vinieron a tomar posesión de ella en nombre de Francia.

En 1711 la Compañía de las Indias pidió sacerdotes  para el servicio de la isla al aerzobispo de París, cardenal de Noailles. Éste transmitió la demanda  a la Congregación de la Propaganda a Roma, la que propuso el servicio de esta colonia  a la Congregación de los Sacerdotes de la Misión de San Vicente de Paúl. El Sr. Bonnet, superior general, aceptó; él consideraba esta misión como una extensión de la de Madgascar, y se firmó un contrato en 1712 ( – ,)

En 1735, un nuevo contrato se celebró con la Compañía de las Indias, por el superior general, Sr. Couty. Fue convenido que los párrocos de las dos islas, la isla de bourbon y la isla de Francia, se unieran a perpetuidad a la Congregación de la Misión y que los párrocos fueran colocados por el superior general o por el prefecto apostólico su representante.

Veamos un estado de las parroquias de Bourbon en 1764: 1º Sasint-Denis barrio principal y residencial del gobernador ; 7 leguas de extensión del este al oeste, población 4 000 almas ; 2º Sainte-Marie, al este de Saint-Denis, 1 600 habitantes ; 4º Sainte-Suzanne, a cinco cuartos de legua más lejos, el granero de la isla, 16 000 habitantes ; 4º Saint-André,  dos leguas más lejos siempre al este, 1 700 habitantes, 5º Saint-Benoît, al este hacia la cabeza de la isla, 4 000 habitantes ; 6º Saint-Paul, primero capital de la isla, a 8 leguas al oeste de Saint-Denis, 5 500 habitantes ; 7 Saint-Louis a 10 o 12  leguas de Saint-Paul, 1 500 habitantes ; Por último, 8º Saint-Pierre, en lo opuesto a Saint-Benoît, des su al sudeste, 3 000 habitantes . –De 1764 a 1789, se crearon las parroquias de Saint-Leu, de Sainte-Rose y de Saint-Joseph. [188]

En 1764 las islas de Bourbon y de Francia pasaron de la autoridad de la Compañía de las Indias a la del rey que sin embargo no tomó posesión de ellas  hasta 1767. Un nuevo contrato se firmó entre el superior general de la Congregación de la Misión y el gobierno. No fue ratificado hasta 1771.

93. SAINT-SERVAN A SAINT-MALO. 1712. – S. Servan, Macluvien. Séminaire.

Mons. Vincent-Francois Desmaretz, obispo de Saint-Malo, confió a perpetuidad la dirección espiritual y temporal del seminario menor de Saint-Servant [en el barrio de Saint-Malo] a los sacerdotes de la Congregación de la Misión, que establecieron allí a tres y a dos hermanos, dando por los cinco 2.000 libras de renta anual que cobrar sobre los bienes presentes y por venir del dicho seminario. No se le ha de dar cuenta o a sus sucesores  más que del plus de dichas 2.000 libras. Se deben enseñar las humanidades  y la filosofía. Esta acta de fundación dice que el superior de este seminario será de conformidad con el obispo. Es del día 12 de marzo de 1712 y aceptada por el sr. Bonnet, superior general de la Congregación de la Misión, el 16 de abril de ese año.  Y confirmada por letras patentes del rey, dadas en Versalles el mes de mayo de 1712, registradas el mes de julio siguiente en el Parlamento y en la Cámara de las cuentas de Bretaña.

94. DANTZIG, SAINT-ADALBERT. 1713. – S. Adalberti. Mission, paroisse.

A 1 legua de la ciudad de Dantzig, se halla el pueblo de Saint-Adalbert, con una iglesia parroquial del mismo nombre. Una parte de este pueblo estaba en otro tiempo en la diócesis de Vladislavie, y la otra parte pertenecía a la parroquia de Saint-Adalbert, para la jurisdicción y lo temporal.

Mons. Félix Szaniaswski, obispo de Vladislavie y de Poméranie, resolvió en 1710, establecer una casa de misioneros en el pueblo de Saint-Adalbert.

Como la parroquia estaba entonces vacante, por la libre resignación del Sr. Louis Tantoni, canónigo de Ermeland y párroco de Saint-Adalbert, dio provisionalmente la administración de un misionero, al Sr. Monmejaean. El año siguiente, 1711, éste obtuvo la concesión apostólica de este beneficio por decreto del 19 de setiembre de 1711. Durante ese tiempo, Mons. Szaniawski mandó construir una casa cerca de la iglesia, al uso de los misioneros; se concluyó en 1713. Este mismo año, con el consentimiento del capítulo de la catedral de Vladislavie, Mons. Szaniawski firmó el acta con fecha del cinco de setiembre, por la que  erigía una casa de la Congregación de la Misión, en la parroquia de Saint-Adalbert.

En esta acta, declara incorporada a la Congregación la parroquia de Saint-Adalbert, con el derecho de patrocinio del obispo y del capítulo, y mediante la ratificación por la Santa Sede apostólica. Esta Acta quedó depositada en la nunciatura de Polonia el 23 de octubre de 1713. En la misma acta,  no se imponía a los misioneros ninguna otra carga que la de administrar la parroquia, y de ejercer las demás funciones  propias a su Instituto, como misiones, retiros, etc.

No fue hasta el 15 de mayo de 1722, cuando se dio la bula del papa Inocencio XIII, que unía a la Congregación de la Misión la parroquia de Saint-Adalbert, bajo la jurisdicción espiritual del obispo de Vladislavie. Esta bula fue publicada, con las formas ordinarias, por Mons. Santini, nuncio apostólico en Polonia, y el 22 de mayo de 1723, el Sr. Pierre Leduc, sacerdote de la Congregación tomó posesión de esta parroquia y fue el primer superior de esta casa.

La casa de Saint-Adalbert de Dantzig estaba situada en la parte de Polonia que que tocó a la Prusiaen 1772. Perdió pronto todos su bienes  bien por la confiscación general de los bienes eclesiásticos que tuvo lugar en Prusia, bien a consecuencia de la revolución francesa de 1789.

No obstante los misioneros continuaron ejerciendo sus funciones bajo la dirección del Sr. Joseph Rogally, superior. Durante algunos años, los misioneros siguieron administrando la parroquia a la espera de tiempos mejores; persona ordenanza del rey de Prusia del 18 de agosto de 1818 habiendo prohibido las misiones, la Congregación entregó en manos del obispo de Culm la casa y la parroquia de Saint-Adalbert.

95. PAMIERS. 1715, Apamien. Séminaire.

El año 1715, el 24 de junio, Mons. Jean-Baptiste de Verthamn, obispo y señor de Pamiers, estableció a los sacerdotes de la Congregación de la Misión directores de su seminario a perpetuidad. Pidió a dos sacerdotes y un hermano, a los que dio por barba 300 libras de pensión anual, que recibir de los más claros haberes del seminario.

Las condiciones principales del contrato son :

1º Que el superior general de la Congregación estará obligado a dar siempre a dos sacerdotes prudentes y capaces de regentar la teología, y a un hermano para el servicio ;

2º Que el superior del dicho seminario, excepto las 300 libras de pensión,  dará cuenta todos los años al obispo de los haberes del seminario y que no hará aumento de edificaciones  sin la orden o permiso de dicho señor obispo:

3º Que las pensiones o medias pensiones, cuando las haya fundadas, no se concederán más que por el obispo, a quien dichos sacerdotes estarán sometidos en todo lo que se refiere a la dirección espiritual y temporal de dicho seminario.

El Sr. Jean Bonnet, superior general de la Congregación de la Misión, aceptó el mismo día este establecimiento y se obligó a observar las cláusulas y las condiciones exactamente.

96. MLAWA. 1715. – Mlaven. Mission, paroisse.

Cuando, en 1712, Mons. Szczuka, obispo sufragáneo de Culm, pensaba fundar una casa de la Congregación en el Palatinado y la diócesis de Plock, mandó venir a este efecto al Sr. Laurent Benik, de la Misión, designado por superior de la futura casa, a fin de que pudiera él mismo escoger el lugar que le convendría más.

Un cierto número de personas considerables rogaron a este último  que se estableciera en la pequeña ciudad de Mlawa, a 18 leguas de Plock. El Sr. Benik se lo escribió enseguida a Mons. el sufragáneo, quien dio de buena gana su consentimiento. En este momento, la parroquia de Mlawa estaba vacante; como correspondía a la presentación del rey, movieron el asunto para hacerla conferir al Sr. Benik, y así se hizo en 1712.

El fundador, que había preparado otros recursos para el establecimiento de los misioneros, les informó enseguida sobre la casa que quería erigir en la ciudad misma de Plock, por ese tiempo, la iglesia de Saint-Laurent, vecina de Mlawa, habiendo resultado vacante, el obispo de Plock se la encargó también al Sr. Benik, por su decreto del 7 de junio de 1713. El mismo obispo dejó tiempo para las reclamaciones de los que podían pretender a ella; mas como esta iglesia era pobre y necesitaba reparaciones, nadie se presentó, y el obispo la incorporó a perpetuidad a la Congregación, con la condición, para los misioneros, de reparar la iglesia, de rezar en ella el oficio divino y celebrar una misa por los difuntos todos los viernes. Esta iglesia fue en efecto reconstruida poco tiempo después.

En 1720, el Sr. Benik obtuvo del rey de Polonia Auguste II el privilegio, para él y sus sucesores en Mlawa de nombrar a un misionero para la parroquia de Saint-Laurent. El Sr. Benik murió poco tiempo después y el Sr. Bochenski fue instituido párroco de Mlawa por cartas del Sr. Bonnet, superior general, fechadas de Versalles, el 27 de octubre de 1720, y aceptado por el obispo de Plock. El Sr. Bochenski fue pues colocado en posesión de la iglesia de Mlawa.

En cuanto a la iglesia de Saint-Laurent, después de reconstruida por los misioneros, había encontrado pretendientes. Su incorporación  a la Congregación fue anulada por los ordinarios del lugar. Pero tras diversos incidentes, el papa mismo, por el órgano de un auditor de rota, restableció las cosas a su primitivo estado.

Entre los principales bienhechores  de la casa de Mlawa, figuraron entonces la Sra. Agnès Orchowska y su hijo, el Sr. Albert Krokczymski, abogado de Mlawa, y varios otros ciudadanos de la misma ciudad; pero el primer bienhechor fue sin discusión el Sr. Orzechowski, sacerdote de la Congregación. La casa de Mlawa no ha cesado de existir aun durante los largos años de la persecución de la religión católica; había sido obligada a cesar las misiones entonces, pero conservó siempre la parroquia  de esta ciudad. Debió de ser abandonada por el 1866.

97. PLOCK. 1717. – Plocien. Mission, séminaire.

El obispo sufragáneo de Culm había tenido el proyecto de fundar una casa de misioneros en la diócesis de Plock, pero, al ver esta casa provista de la parroquia de Mlawa, había reservado para una segunda fundación los recursos que tenía en su poder. Dio pues a Mons. Zaluski, obispo de Plock, la suma de 18 000 florines para ayudarle a erigir un seminario cerca de su catedral, con la condición de que llama a los sacerdotes de la Misión.

Ya en 1710, el Sr. Tarlo, entonces visitador de la provincia, había enviado a Plock a los Srs. Michel Walther y a Tomás Strzegocki para tratar de esta fundación con el obispo y el capítulo. El contrato se publicó de común acuerdo y con la reserva de ser aceptado del superior general de la Congregación de la Misión; regulaba que los misioneros dirigirían el seminario y darían misiones y retiros según su Instituto. El capítulo asignó varias tierras para el mantenimiento de los seminaristas confiando su administración a los misioneros con la condición de mantener tantos seminaristas como pudieran permitirlo las rentas; dos miembros del capítulo, llamados uno por el obispo y el otro por el capítulo, debían ser provisores, es decir encargados de la vigilancia de la administración del seminario. La admisión o el despido de los seminaristas debían  estar exentos  del servicio de la catedral, con la excepción de los días de fiesta, en los que asistían a los oficios  y procesiones del capítulo.

El acta de fundación de este seminario fue firmada por Mons. Zaluski, obispo de Plock, el  de mayo de 1710. No obstante la disposición  de los edificios no se completó hasta 1717, época en la que fue abierto este seminario. Su primer superior fue el Sr Jacques Trochon, nacido en Château-Gonthier, en la diócesis de Angers, el 24 de enero de 1682. En 1853, los misioneros estaban aún en el seminario de Plock.

98. MORNANT. 1717. – Mornacen. Séminaire.

El Sr. François de Murard, sacerdote, prior de Mornant, después de consentir en 1707 en la unión de su priorato al seminario de la Congregación de la Misión de Lyon, reconoció la utilidad de un seminario menor «para educar en él a los jóvenes clérigos para el estado eclesiástico», y por contrato  del 20 de agosto de 1717, donó una renta anual y perpetua de 50 libras para establecerle  en el priorato de Mornant. Otra renta de 500 libras fue donada con el mismo fin. El 27 del mismo mes, Mons. François-Paul de Neuville de Villeroy, arzobispo de Lyon, en cuya diócesis está situada la ciudad de Mornant, dio su consentimiento, que fue confirmado por letras patentes en París  en diciembre de 1718, registradas  por el Parlamento el 14 de marzo de 1720.

99. LUBLIN. 1717. – Lublinen. Mission, séminaire.

Los comienzos de la fundación de esta casa son debidos a Anne de Dunaigrad, viuda de Stanislas Zbaski. Ella donó varias tierras suyas al Sr. Tarlo, sacerdote de la Misión, entonces visitador de Polonia y mandó confirmar  su donación por autoridad real, el 28 de julio de 1698; la condición de esta donación era que se emplearía en obras buenas y sobre todo en el establecimiento de una casa de misioneros  en Lublin. Esta misma dama remitió también, en 1700, una suma  considerable  al Sr. Tarlo para construir una casa de misioneros. Con esta suma, el Sr. Tarlo compró un convento de religiosas benedictinas, situado en el monte Bialkowski, en un barrio de Lublin. Necesitaba para ello autorización de la Santa Sede, la obtuvo por intermedio del nuncio Mons. Pignatelli; está fechada el 13 de septiembre de 1700. Al año siguiente, el 1º de agosto de 1701, estas diferentes actas fueron registradas en el tribunal de Lublin, y los misioneros entraron en posesión de este convento. Sin embargo no fue hasta 1717 cuando pudo organizarse esta casa y abrirse el seminario; pero es probable que las misiones ya habían comenzado anteriormente. En 1852, el establecimiento existía todavía.

100. GNESEN. 1718. – Gnesen. Séminaire.

Como el Concilio de Trento había mandado a los prelados erigir seminarios y asignar bienes para su mantenimiento, Mons. Stanislas Karnkowski, prelado de una gran piedad y de un raro mérito, convocó, una vez que fue elevado a la sede metropolitana de Gnesen, un sínodo para anunciar a los recursos económicos el establecimiento de un seminario. Con el consentimiento de su capítulo consagró a esta fundación  dos tierras que pertenecían a su iglesia catedral, lo que se hizo el 16 de octubre de 1596, y se lo confió a los religiosos de la Compañía de Jesús. Pero a consecuencia de las desgracias del país, este seminario, privado de sus recursos, se había venido abajo totalmente a principios del siglo dieciocho.

Los arzobispos de Gnesen pensaron en levantar un establecimiento tan necesario para el bien de la Iglesia. Ya el cardenal Radziejowski, arzobispo de Gnesen, había establecido un seminario y misiones en Lowicz. Pero esta ciudad hallándose muy distante de la de Gnesen, Mons. Stanislas Szernbek, su sucesor, después de confirmar las dotaciones  hechas al seminario de Lowicz, estableció otro en su ciudad episcopal en 1718, y llamó a los misioneros para encargarse de la dirección.

En 1772, la ciudad de Gnesen habiendo caído de parte de Prusia, en el primer reparto de Polonia, el seminario pudo subsistir aún, ya que el rey de Prusia respetó las instituciones  eclesiásticas. Sin embargo, en 1773, se apoderó de todos los bienes eclesiásticos que se encontraban en sus Estados. Los misioneros, a pesar de esta expoliación, se mantuvieron en Gnesen, y aun lograron reconstruir el seminario.

Cuando llegaron a Gnesen, no habían tenido por residencia más que una pobre casita de madera. Poco a poco, dedicándole sus propios haberes y haciendo alguna colecta, llegaron a construir una  hermosa casa para el seminario, con una capilla dedicada a san Carlos. Habían amueblado también toda la casa de manera conveniente. Así pudieron llegar hasta el momento de la unión de Gnesen al arzobispado de Posen, hacia 1818.

Entonces el seminario de Gnesen llegó a ser lo que se llamó el seminario práctico. Los alumnos, después de estudiar la teología en Posen, venían a pasar varios meses en esta casa, para ser ejercitados  especialmente en las ceremonias, en la administración de los sacramentos, y en la dirección de las parroquias.

En 1836, el gobierno prusiano pronunció la supresión civil de todas las órdenes religiosas. Los misioneros fueron incluidos en esta supresión

101. SIEMATYCZ. 1719. – Siematicien. Mission, paroisse.

La casa de Siematycz se hallaba en la pequeña ciudad de este nombre,  que pertenece al distrito de Drohyczin, en el gobierno de Grodno. Fue fundada  en 1719 por el príncipe Michel Sapieha y por Michel Kraszowski, canónigo de Varsovia y párroco de Siematycz. Esta casa había sido construida por los fundadores en forma de cruz ; tiene dos pisos con una hermosa fachada adornada de columnas. La iglesia había sido edificada  en madera, en 1456 y reunía una parroquia de 2 327 almas. Léon Sapieha la había reconstruido en piedras en 1637; tenía un hermoso campanario, un altar y capillas adornadas de esculturas; Mons. Zamoïski, obispo de Bakon, la había consagrado en 1638, bajo el título de la Asunción de la santísima Virgen. Esta iglesia  poseía dos dominios, de una renta de 2 000 rublos; pero en 1797, el gobierno prusiano se apoderó de los dos dominios y dio por toda compensación 144 rublos a los misioneros.

En virtud de las diferentes fundaciones, debía haber doce sacerdotes en esta casa;  se debía ejercer el ministerio parroquial y dar misiones en las parroquias vecinas que pertenecían a la diócesis de Luck. Todas estas obligaciones fueron realizadas hasta 1801. Entonces siendo elevados los bienes fondo y no siendo suficientes ya las rentas, no quedaron en la misión más que cuatro sacerdotes para el servicio de la parroquia. Todos los domingos, se cantaban maitines temprano, y antes de la misa mayor, había explicación del catecismo. Todos los días de semana, se cantaba el oficio parvo de la santísima Virgen, con vísperas y completas, a las tres de la tarde.

A la casa estaba unido un pequeño hospital construido en piedra, tan sólo con cuatro apartamentos y con cavidad para seis pobres, no tenía como recurso más que 374 rublos y dos huertos pequeños. Dos cofradías fueron también erigidas en esta iglesia, por privilegio del papa Benedicto XIV, la de la Santísima Trinidad y la del Rosario. Todos los días de fiesta, se cantaba un rosario por la mañana y otro por la tarde.

Esta casa fue suprimida en virtud del ucase del 16 de agosto de 1832; el personal de los misioneros fue entonces trasladado a Bialystok.

102. CHARTRES. 1729. –  Carnoten. Petit séminaire.

El 29 de julio de 1719, Mons. de Mérinville, obispo de Chartres, por un reglamento de doce artículos, aceptado por el Sr. Bonnet el 3 de agosto siguiente, confió la dirección de su seminario menor de Chartres a los sacerdotes de la Misión.

Él donó 1 200 libras para la pensión de dos sacerdotes y de dos hermanos. Dichos sacerdotes debían observar todos los reglamentos episcopales ya hechos para la dirección de los cuatro seminarios menores  establecidos en Chartres, en  Nogent-le- Rotrou, en Fresne y Saint-Cyr. Uno de estos sacerdotes debía hacer «todos los días las repeticiones  de retórica y de filosofía sobre las lecciones que los seminaristas [debían tomar] en el colegio de la ciudad».

El rey confirmó este reglamento por las letras patentes dadas en París el mes de junio de 1720. En mayo de 1772 letras patentes permitieron la adquisición de un terreno contiguo al seminario Saint-Charles de Chartres.

103. WALDISLAVIE OU WLOCLAWEK. 1719. – Vladivaslien. Séminaire.

Un año después de la fundación del seminario Gnesen, la Providencia llamó a los misioneros a tomar la dirección del de Wloclawek, o Vladislavie. Fue en 1719 cuando el Sr. Fabri, envió misioneros a esta casa. El primer superior fue el Sr. Stanislas Siedlecki. El seminario de Wioclawek, Vladislavie, es una de las ocho casas del reino de Polonia que no han cesado de existir desde su fundación hasta hoy (1863).

103 bis SAINT-JEAN-DE-MAURIENNE. 1720- – Sancti Joannis Maurianen.  Séminaire, mission.

«El Sr. Bonnet aceptó, en 1720, el establecimiento de Saint-Jeande-Maurienne, en Savoya, donde el Señor François-Hyacinthe de Valpergue de Mazin era obispo. En su familia el afecto por la Congregación es como hereditario: es por su madre nieto de S.E. el Sr. marqués de Pianezza, fundador  de nuestra casa de Turín e íntimo amigo del difunto Sr. Vicente, habiendo sido también educado él mismo en París en el seminario menor de los Bons-Enfants, después de los estudios en el colegio de Clermont. Una vez que se vio provisto del obispado de Maurienne, pensó  en establecer allí el seminario y en dar la dirección a la Congregación. Diversos particulares y entre otros dos eclesiásticos de mérito hicieron legados para fundarle. Este prelado se dirigió para hacer el contrato al superior de la casa de Annecy, adonde había enviado siempre a sus seminaristas para disponerse a las órdenes. Éste informó al Sr. Jolly, por entonces general de la Congregación, pero no se pudo convenir en las condiciones. Las guerras sobrevinieron después impidiendo esta fundación. » Después de la paz de Utrech en 1713, se pensó en ello con eficacia, y el contrato se concluyó en 1720 para tres sacerdotes y dos hermanos comenzando con la esperanza de aumentar hasta seis sacerdotes; y en la interrupción del seminario, se ven obligados a dar misiones durante cuatro meses del año en la diócesis. El Sr. Bonnet informó de la aceptación de este establecimiento en su carta del 1º de enero de 1721 »  Lacour, Hist. de la Congr., n. 245,

Este establecimiento ha debido tener una existencia efímera. No hemos encontrado su lista de superiores.

104- ILE-DE-FRANCE OU MAURICE. 1722- Insula Franciæ, seu Mauritii. Paroisses.

«Teniendo el proyecto la Compañía de las Indias de formar un establecimiento en la isla de Francia, antes llamada la isla Mauricio, y de llevar a ella tropas y habitantes, y deseando al propio tiempo llevar a sacerdotes para atender a las iglesias que quiere mandar construir, ha pedido al Sr. Bonnet, superior general de los Reverendos Padres misioneros  de San Lázaro, que tenga a bien mandar ir a dos sacerdotes y a dos hermanos, de los que uno fuera boticario,  para atender a las iglesias, administrar los sacramentos, y cumplir su ministerio ; lo cual convenido por el Sr. Bonnet, la Compañía se avino a las condiciones siguientes » , que están estipuladas en once artículos. El tratado está » hecho y publicado … en París, en el hotel de la Compañía de las Indias, el día veintiuno del mes de marzo mil setecientos veintiuno «.    (Arch. nat., m. 214, n° 9. ) – Voy. aussi Annales de la Mission, t. XXVII, p. 231 et suiv.

Parroquias en 1764 : 1° Port-Louis ou Petit-Port ; 2° Saint-François-aux-Pamplesmousses ; le Grand-Port. – De 1764 à 1789 fueron establecidas : 1° la paroisse des Plaines-de-Villens ; 2° celle de Falck.

105. VILLEFRANCHE-DE-ROUERGUE. 723. – Villafranca apud Ruthenos. Mission, séminaire.

El 4 de setiembre de 1723, la comunidad del seminario de Notre Dame de trece piedras de Villefranche, en la diócesis de Rodez, deliberó unánimemente unirse  y agregarse a la Congregación  de la Misión con ciertas condiciones, que fueron aceptadas por el Sr. Bonnet el 24 del mismo mes.

El 4 de octubre siguiente, Mons. obispo de Rodez aprobó esta unión que fue confirmada por letras patentes, dadas en Versalles el 30 de diciembre de 1730, y registradas en el Gran Congreso el 16 de enero de 1731.

El 7 de abril de 1732, Moseñor de Rodez unió al seminario el priorato de Saugan, y el rey dio las letras patentes  de confirmación en mayo de 1732, que fueron registradas en el Gran Consejo el 19 de enero de 1733.

106. BOURGES. FONTGOMBAULT. 1723. – Bituricen. Fontis Gumbaldi.  Mission, séminaire.

«El Sr.  Bonnet, superior general de los sacerdotes de la Misión, habiendo recibido 1 900 libras  de renta para una fundación en la diócesis de Bourges, envió en 1723 a tres de estos señores  a la ciudad archiepiscopal. Les costó mucho subsistir con tan poco dinero y sobre todo en hallar una instalación conveniente.

«Tras varios años de intentos, el arzobispo, Mons. Mgr Jérôme-Frédéric de Roye de la Rochefoucault, tuvo la idea, en el curso de una visita a Fontgombault, de invitar a los religiosos, reducidos a un muy pequeño número, a ceder su lugar a los sacerdotes de la Misión. Éstos objetaron a este proyecto que no había nada que hacer por ellos en esta casa. El arzobispo les prometió establecer en ella un seminario. Fue convenido que se enviara  a la abadía al Sr. Desmaisons para visitar los lugares y preparar la instalación. Llegó el 19 de abril de 1741…

» Por fin… cumplidas todas las formalidades, Mons. de Rochefoucault suprimió la abadía  por un decreto con fecha del 5 de octubre de 1741… en cuanto a las letras patentes del rey fueron otorgadas y registradas, el Sr. Desmaisons tomó oficialmente posesión de la abadía, el 20 de febrero de 1742…. A pesar de la supresión de la abadía, se mantuvo el título de abate.

«Hacia Pentecostés, se recibió a algunos seminaristas con 50 escudos de pensión; hubo que súbditos pronto a 50 libras. Eran veinticuatro.

El seminario nunca fue muy floreciente, y no pudo subsistir más que una decena de años; se lo licenció el 1º de noviembre de 1751.

«Los Lazaristas se quedaron en calidad de misioneros…

«En 1779, los sacerdotes de la Misión cedieron el lugar a los sacerdotes de San Sulpicio, que fundaron a su vez un seminario. No pasaron nunca de quince alumnos… » ( Extr. de l’Histoire de l’abbaye de Notre-Dame de Fontgombault, par l’abbé Bellouard, p. 108- 110. Paris, Ondin, 1899.)

107. NOTRE-DAME-DE-L’ÉPINE. 1725. – Nostra Domina de Spina. Mission.

Parroquia unida al seminario de Châlons-sur-Marne.

El Sr. Denil, párroco de la parroquia de Notre-Dame de l’Épine , en la diócesis de Châlons, queriendo contribuir  al bien del seminario de esta diócesis, dio su dimisión de dicha parroquia al abate comanditario de la abadía de Toussaint-e-Lisle de Châlons, patrón nominador de esta parroquia, con la reserva no obstante de 800 libras de pensión, durante toda la vida.

Después de algunas dificultades, suscitadas por esta abadía de Toussaint, Mons. obispo de Châlons, por decreto del 8 de abril de 1725, unió a perpetuidad al seminario de Châlons, dirigido por los sacerdotes de la Misión, la parroquia de Notre-Dame-de-l’Épine, con todas sus rentas, » que ascienden a 1 500 libras, aparte del producto de la sacristía «.

El seminario estaba obligado, por este decreto, a desempeñar todos los cargos ordinarios y extraordinarios de este curato, además de las 800 libras de pensión del Sr. Denil, y » en especial a hacer atender por uno o varios sacerdotes dignos y capaces, según que [los obispos de Châlons] lo juzgaran más conveniente para el bien de dicha parroquia».

Esta unión fue confirmada por letras patentes dadas en Versalles en marzo de 1726, y registradas en el Parlamento el 13 de mayo de 1727

108. VERSAILLES. SAINT-LOUIS. 1727. – Versalien. S. Ludovici. Paroisse Saint-Louis.

La Congregación aceptó, en 1727, atender la iglesia Saint-Louis construida en 1725 y que fue erigida en parroquia en 1734 (t. II, p. 141 et 214).

En 1730, cuando se resolvió que una parroquia sería erigida en el barrio Saint-Louis, el rey queriendo que se estableciera también una casa de caridad, y deseando asegurarle una renta, hizo donación a la parroquia Saint-Louis de un terreno situado entre el muro de la calle de Satory y las paredes del huerto (hoy calle Satory, nos. 36 y 38). Una porción de este terreno fue sucesivamente cedida  y vendida por la parroquia. Quedaban dos huertas, una de las cuales pertenecía a los misioneros de Saint-Louis y la otra a las Hermanas de la Caridad de la misma parroquia. Fueron vendidas en 1786 al Señor, hermano del rey, después de Luis XIII, para 1.500 libras de renta. Doce sacerdotes de la Misión atendían la parroquia de Saint-Louis. En 1760, les construyeron un nuevo alojamiento; que hoy es el obispado. La iglesia había sido terminada en 1754; allí fue donde, el 4 de mayo de 1789, se dio cita la procesión de los estados generales y donde, el 22 de junio de 1789, se reunieron  los diputados del tercer estado que habían encontrado cerrada la sala del Juego de Palma. Cerrada al culto en 1793, la iglesia Saint-Louis es hoy la iglesia catedral de Versalles.

109. TIVOLI. 1729. – Tiburtina. Mission, séminaire.

La casa de Tivoli fue fundada por Mons. Pezzangheri, primero abate de la Trappe de Casamari cerca  de Nápoles, elevada luego a sede episcopal de Tivoli, por el papa Benedicto XIII. En el número de las piadosas fundaciones con las que dotó a la diócesis se ha de contar la de los misioneros en Tivoli.

Él no conocía a los misioneros, pero el canónigo Rosati habiéndole hablado  del bien hecho por los sacerdotes de la Misión, sintió el deseo de verlos establecidos en su diócesis.

En la ejecución de su proyecto se encontró con varias dificultades que su prudencia y su celo infatigable supieron vencer, y tuvo el consuelo de ver a los misioneros administrar la antigua iglesia de la Annunziata en 1729. –En 1733, gracias al celo del Sr. de la Torre, visitador de la Provincia de Roma, hombre hábil para las construcciones, una casa para los misioneros y una iglesia acababan de ser construidas. El prelado podía consagrar el altar de la nueva iglesia más vasta que la antigua y un breve de Clemente XII confió definitivamente la iglesia y los bienes de la Annunziata a la Congregación de la Misión.

Los misioneros, con el deseo del obispo, dieron desde 1734 los ejercicios de los ordenandos. El resultado fue tal que los obispos de las diócesis vecinas  enviaron sus ordenandos a la casa de Tivoli.

Entre los bienhechores de la casa, después de Mons. Pezzangheri, hay que nombrar al Sr. canónigo Rosati, Septime Bulgarini y la familia Capretti.

110. ORIA. 1729. – Uritana. Mission, séminaire.

La fundación de la casa d’Oria se remonta al año 1729. El 10 de diciembre de ese año se firmó un contrato entre  el Sr. André Imperiali, marqués de Montafia y el Sr. Amosso, superior de la casa de Turín. El fundador se compromete a pagar la suma de 50 000 libras  a los misioneros que por su parte tomaron los compromisos siguientes:

1º Establecer una casa en Oria o en Francavilla o en Manduria, de acuerdo con el cardenal Imperiali, tío del fundador y el marqués de Oria, su padre;

2º Dar misiones y enseñar la doctrina cristiana a las gentes del campo según el método de san Carlos Borromeo ;

3º Hacer los ejercicios de los ordenandos;

4º Abrir un seminario para enseñar la teología moral;

5º Dar conferencias a los eclesiásticos;

6º Confesar y predicar en su iglesia.

Los misioneros tomaron posesión de la nueva casa el 30 de junio de 1730.

111. LECCE. 1732. – Licien. Missions.

En el mes de febrero de 1732 los misioneros  de la casa de Oria daban una misión en Campi, pequeña ciudad de la diócesis de Lecce. El Señor bendijo sus trabajos. Ello fue la ocasión de  la fundación de la casa de Lecce.

Un sacerdote de edad, el Sr, Nicolas Sirelli deseando retirarse para llevar una vida más solitaria, quería ceder sus bienes, con el cargo de pagarle una pensión vitalicia. Puso los ojos en los misioneros que, tras repetidas negativas, se decidieron a aceptar. El 2 de abril de 1732 el Sr. Maineri, en nombre del visitador de la provincia y del superior general, firmó el contrato.

Los misioneros se enfrentaron a grandes dificultades materiales: por un momento incluso se pensó en abandonar la obra comenzada, por falta de recursos. Pero, con la ayuda de Dios, gracias a los socorros ofrecidos por un convento de Benedictinas de Lecce, por el obispo y las casas de Oria y de Nápoles, lograron vencer los obstáculos.

112. SARZANE. 1735.- Sarzanen. Mission

La fundación de la casa de Sarzane se remonta a 1735. En la Asamblea sexenal de 1730 la propuesta de esta fundación fue hecha al superior general en el nombre de la provincia de Lombardía, pero hasta  el mes de julio de 1735 el sr. François Ferrari, visitador, no tomó posesión en el nombre del superior general.

En 1746, los misioneros entraron en la nueva casa, construida especialmente para ellos. El mismo año el marqués François Imperiali Lercari dotó a la casa de una nueva fundación en favor de los clérigos pobres, aplicados a los estudios de filosofía y de teología.

Las condiciones impuestas  a los misioneros siendo demasiado onerosas  y hasta contrarias a los privilegios de la Congregación, piadoso fundador, para facilitar la obra emprendida, cambió ciertas disposiciones  del contrato en 1760, haciendo a los misioneros más independientes para la aplicación de las rentas. Estipuló además que si la obra resultaba imposible en Sarzane, los fondos pasarían a otra fundación hecha por él en los Estados pontificios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *