Sor Caterina Keflemariam: «Ingresé en las Hijas de la Caridad para ayudar al hombre a ser hombre»

Francisco Javier Fernández ChentoTestigos vicencianosLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Ana Baena · Año publicación original: 2011 · Fuente: Atlántico edición digital.

Sor Caterina Keflemariam, Misionera en Eritrea, habló el 19 de Octubre en Vigo para ilustrar la campaña de sensibilización con África. Al acabar sus estudios superiores, ingresó en las Hijas de la Caridad.


Tiempo de lectura estimado:

Sor Caterina Keflemariam, H.C.

¿En qué consiste su rutina diaria?

Ingresé en la congregación para ayudar al hombre a ser hombre. Trabajo en Cáritas, en el Departamento Nacional coordinando el trabajo que incluye escuelas, clínicas, hospitales y el programa SIDA. Nuestra colaboración está siempre supervisada por el Ministerio de Salud y Educación.

Al trabajo de cooperantes y misioneros en África se le añade el riesgo para sus propias vidas. ¿Es este el caso de Eritrea?

La situación social en Eritrea está cambiando, sobre todo, después de la guerra ya que la formación en la educación está cobrando gran importancia.

Gran parte de su esfuerzo se dedica a tratar a menores de 5 años. ¿En qué consisten estos programas?

El mayor problema que encontramos en nuestras 26 clínicas y 6 hospitales es la desnutrición. Cada día tenemos que formar a las madres sobre cómo cuidar a sus niños ya que no crecen ni se desarrollan.

La mujer siempre está en lado más débil de la sociedad, ¿qué papel juega en su país?

La mujer desempeña el papel más importante en África. Tienen que cuidar de todos los miembros de la familia ya que ellas tienen la responsabilidad. Tienen que ir a buscar agua, cocinar, lavar, ellas tienen que hacer todo el trabajo.

¿Cuánto cuesta mantener al mes la labor que desenvuelven?

Depende. Sobre 500 euros al mes para una clínica y sobre 1.000 euros al mes para cada hospital. Se emplean en comprar medicinas, pagar al personal sanitario, reestructurar las clínicas y los hospitales, en resumen, para preparar y tener todo a punto.

¿Cómo se puede colaborar eficazmente con las misiones?

Tenemos acuerdos internacionales con España (Proyde, Cáritas) que ayudan a Eritrea a mantener las escuelas y las clínicas porque la pobreza es muy grande, ayudan también a pagar al personal sanitario. No es suficiente porque antes de que estallara la crisis en España teníamos más ayudas, ahora muchas menos. Las medicinas que recibimos, por ejemplo, provienen de Holanda y de acuerdos internacionales, sin embargo, tardan mucho en entrar en el país, en Eritrea y cuando llegan, muchos medicamentos ya están caducados. Lo ideal sería ser autosuficientes pero no es posible, no tenemos suficientes recursos. Es imposible ser autosuficiente a día de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.