Plus y déficits de la historiografía vicenciana

Francisco Javier Fernández ChentoFormación VicencianaLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Jaime Corera, C.M. · Año publicación original: 2009 · Fuente: Vincentiana, Enero-Abril 2009.
Tiempo de lectura estimado:

1. Tres sumarios de historiografía vicenciana (hasta 1987)

El primer sumario de historiografía vicenciana es de 1981 y se debe a A. DODIN, «Etat des etudes vincentiennes… » (Actes du Colloque International d’Etudes Vincentiennes, Paris 1981 – Roma, Edizioni Vincenziane, 1983, pp. 115-128). Dodin resume de la siguiente manera las características principales de la historiografía vicenciana desde el origen hasta 1981:

  • la tradición institucional «La autoridad gubernamental (de la CM) se erige tranquilamente como autoridad científica e histórica y se pronuncia perentoriamente sobre la autenticidad de los docu­mentos utilizados». Se refiere Dodin a las cuatro grandes biogra­fías de san Vicente escritas por Abelly, Collet, Maynard y Coste (pp. 122-125);
  • la tradición legendaria: «A partir de 1660 la leyenda conoce un crecimiento heroico y prodigioso: el señor Vicente habría tomado para sí las cadenas de un condenado a galeras, era depositario de un secreto precioso sobre el futuro de Francia…, había abando­nado secretamente la confesión católica y se había convertido en miembro de la familia sociniana…, los corifeos de la Revolución de 1789 reconocían en Vicente de Paúl un revolucionario de cali­dad excelente… y asociaron su nombre a los de Fenelon, B. Fran­klin y J.J. Rousseau…; en 1947 Maurice Cloche (en el film «Mon­sieur Vincent») se sirvió de Pierre Fresnay para… colocar a Vicente en situaciones que éste no conoció jamás» (pp. 126-127);
  • la tradición ‘descolonizadora’: personajes y autores que se mues­tran críticos hacia la persona y las obras de Vicente de Paúl: Bérulle, Saint Cyran, Musson (historiador de las órdenes monás­ticas), R. Allier, A. Bèssieres, A. Féron (en sus estudios sobre la Cofradía del Smo. Sacramento) (pp. 127-128).

El segundo sumario es de L. MEZZADRI: «L’historiographie vin­centienne selon les epoques culturelles » (Vincentiana, 1984, 4/5/6, pp. 292-313). En este sumario el autor se centra en las biografías publicadas desde Abelly hasta la fecha, y las clasifica en cuatro cate­gorías según el siguiente criterio: «Desde Abelly hasta hoy, las biogra­fías de san Vicente se presentan como expresión de una cultura, de una manera de comprender la historia y de interpretar al santo» (p. 292):

  • en la época del iluminismo:                Collet 1748 (p. 292);
  • en la época del romanticismo:             Maynard 1860 (p. 295);
  • en la época del positivismo:                Coste 1932 (p. 296); Calvet 1948 (p. 302);
  • en la época de la Nueva Historia: Dodin 1960 (p. 304); Román 1981 (p. 307).

A L. MEZZADRI se debe también una tercera historiografía «Storio­grafia vincenziana» (Vincentiana, 1987, 4/5/6, pp. 368-385). Este tra­bajo es el primer estudio sistemático muy detallado de biografías y de estudios sobre san Vicente publicados hasta 1987. Contiene un apéndice de interés: «Cómo formar una biblioteca vicenciana» (pp. 385-391).

A los trabajos anteriores habría que añadir: J. RYBOLT, «Documen­tary Evidence for the Life and Works of Saint Vincent de Paul» (Vin­centiana, 1987, 4/5/6, pp. 392-437), la lista más completa publicada hasta 1987 de referencias a los documentos relacionados con la vida y las obras de Vicente de Paúl.

Añadimos también una de las bibliografías más completas publi­cadas hasta hoy: J.M. ROMÁN, San Vicente de Paúl. Biografía, BAC, Madrid, 1982, pp. 11-25.

2. Interpretaciones biográficas de san Vicente

En relación a las cuatro grandes biografías clásicas (Abelly, Collet, Maynard, Coste) Dodin destaca:

  • el carácter ‘institucional’: «Inspiradas y garantizadas por la auto­ridad del Superior General de la CM» (p. 122)
  • el carácter ‘estático’: «Las cuatro grandes biografías ignoran incluso la posibilidad de una evolución doctrinal y moral de Vicente de Paúl» (DODIN, Vincentiana, 1984, p. 550)
  • el carácter ‘moralizante-hagiográfico’ (Colloque, p. 122)

(Sobre L. Abelly: DODIN, Vincentiana, 1984, pp. 280-287; Collo­que, p. 123; sobre P. Collet, M.-U. Maynard, P. Coste: DODIN, Collo­que, pp. 123-125; véase también L. MEZZADRI, Vincentiana, 1984, pp. 292-300).

Lista completa de biografías publicadas hasta 1984 en francés y español en «Obras completas de san Vicente», Ceme, Salamanca, tomo XII, pp. 609-630.

Biografía de fecha posterior: MARY PURCELL, The World of Monsieur Vincent, Loyola University Press, 1989.

3. Temas controvertidos de la vida de san Vicente

Fecha de nacimiento: ¿1576, 1580, 1581?

  • Estado de la cuestión: J.M. ROMÁN, «San Vicente de Paúl. Biogra­fía», pp. 29-33.
  • A favor de 1580: F. CAMPO, «1580-1980: Cuarto centenario del nacimientos de san Vicente de Paúl», Anales de la CM y de las HC, Madrid, 1977, pp. 551-555.

La historia de la cautividad

  • El estado de la cuestión: J.M. ROMÁN, pp. 74-88.
  • Nueva perspectiva: B. KOCH, «Un regard neuf sur Saint Vincent: l’expert en droit et en procédure», Bulletin des Lazaristes de France, n° 168, abril 1999, pp. 94-104; 109-110 (contactar: koch@cmparis).
  • Estudio más reciente: J. CORERA, «La historia del cautivo Vicente Depaul», Anales de la Congregación de la Misión y de las HC, Madrid, n° 3, 2007, pp. 243-255.

Por qué fue a París en 1609

  • COSTE, libro I, capítulo 2, al final; J.M. ROMÁN, pp. 90-91. ¿Conversión o evolución?
  • Conversión: J. CORERA, «Diez estudios vicencianos», Ceme, Sala­manca, 1983, pp. 13-40 (se citan los autores más importantes que han tratado este tema).
  • Evolución: A. DODIN, «Saint Vincent de Paul et la charité», París, 1960, p. 150; J.P. RENOUARD, «Les années obscures», en Vincen­tiana, 4/6, 1987, pp. 548-561.

Ordenación sacerdotal

  • A. Redier: Vicente se apresuró «aprovechando unas vacaciones, a recibir el sacerdocio a los diecinueve años de manos de un prelado ciego y moribundo» (Vicente de Paúl, todo un carácter, CEME, Salamanca, 1977, p. 34, traducción de La vrai vie de Saint Vincent de Paul, Grasset, París, 1947).
  • B. Koch: «Vicente no ha obrado con precipitación ni a ocultas, como escribe Redier… Ver los estudios de M. JOSEPH DEFOS DU RAU, Le jeune Vincent de Paul s’est-il fait ordonner prêtre pas surprise?, Bulletin de la Société de Borda, Dax, 1959, pp. 273-288, y de M. ÉTIENNE DIEBOLD, C.M., La première Messe de Saint Vincent, Ann. C.M. 1957, pp. 490-492, y Saint Vincent de Paul, sa nomination à la cure de Tilh en 1600, ibid. 1959, pp. 389-397, en particular pp. 391-392″ (B. KOCH, C.M., «Saint Vincent de Paul. Dossier des ordinations»; «Ordinations et jeunes années», contactar: koch@cmparis).

4. Algunos temas que necesitan más investigación

Aunque en sus aspectos principales la vida de Vicente de Paúl es bien conocida gracias a sus numerosos biógrafos, quedan sin em­bargo algunos temas que no han sido aún expuestos de manera satis­factoria, o por la complejidad del tema o por la escasez de documen­tos pertinentes. Señalamos algunos de esos temas:

  • la cambiante relación con Saint Cyran (A. DODIN, «La légende et l’histoire: de Monsieur Depaul à saint Vincent de Paul», O.E.I.L./ Histoire, Paris, 1985, pp. 164-173)
  • relaciones con el jansenismo
    • doctrinales
    • de colaboración en obras benéficas
  • relación con la Compañía del Smo. Sacramento (A. DODIN, o.c., pp. 159-161)
  • relaciones con la Visitación

Ver también: J. RYBOLT, Vincentiana, 1987, p. 428: «VI. Documents We Wish We Had»

5. Relectura de la vida de san Vicente

  • la ‘arqueología’ de la vida de SV, es decir los datos escuetos relativos a su vida:
    • dónde y cuándo vivió: el contexto histórico
    • qué le ocurrió
    • qué hizo
    • qué dijo

Aunque hay aún lagunas, como se advierte en el apartado anterior, esta dimensión está ya básicamente terminada (Coste, Dodin…)

  • relectura interpretativa: visión de san Vicente desde la situa­ción y la perspectiva del biógrafo. Todo biógrafo ‘interpreta’ a su biografiado desde su propia perspectiva vital y cultural (véanse Dodin y Mezzadri en § 1 y 2). Lo mismo sucede con los estudios sobre la espiritualidad de san Vicente, sean estos de carácter privado debidos a un autor individual, o de carácter oficial debi­dos a una institución (puesta al día del espíritu de san Vicente en las Constituciones nuevas…). Por su propia naturaleza el esfuerzo por una relectura interpretativa no se termina nunca, y varía a lo largo de los tiempos con los cambios históricos.

6. Las fuentes de la espiritualidad de san Vicente de Paúl

  • A. DODIN, «Les sources de l’enseignement de Monsieur Vincent de Paul» (Vincentiana, 1984, pp. 544-555):
    • dificultades para descubrir las fuentes (pp. 544-552)
    • algunas fuentes principales: la Escritura, algunos Padres, algu­nos pocos teólogos, algunos autores espirituales (pp. 553-555)
  • A. ORCAJO (en «San Vicente de Paúl. Biografia», tomo II, Espiri­tualidad y escritos, BAC, Madrid, 1981, pp. 59-78).

7. Estudios sistemáticos sobre la espiritualidad de san Vicente

(No habría que hablar propiamente de «espiritualidad» sino de «ense­ñanza»: DODIN, Vincentiana, 1984, p. 544)

  • L. ABELLY, libro III
  • U. MAYNARD, «Vertus et doctrine spirituelle de saint Vincent de Paul «, Paris, 1864
  • A. DODIN, «Saint Vincent de Paul et la charité», Seuil, Paris, 1960 «L
  • C. RICCARDI, a perfezione evangelica», Roma, 1967. (El estudio más sistemático).
  • J. HERRERA, «Teología de la acción y mística de la caridad», Madrid, 1960
  • «Diccionario de espiritualidad vicenciana», Ceme, Salamanca, 1995
  • A. ORCAJO, «El seguimiento de Cristo según san Vicente de Paúl», La Milagrosa, Madrid, 1990
  • M.P. FLORES, «Revestirse del espíritu de Jesucristo», Ceme, Sala­manca, 1996.

8. La historia posterior del ‘espíritu’ y de las fundaciones de san Vicente

Panorama general: L. MEZZADRI en Vincentiana, 4/5/6, 1984, pp. 312-313.

La historia de las instituciones fundadas por san Vicente (AIC, CM, HC) está aún por escribir, excepto en parte, la de la Congrega­ción de la Misión (Herrera, Poole, Román-Mezzadri), o la de alguna de sus provincias (Vicente de Dios para Méjico, A. Orcajo para España, G. Guerra – M. Guerra para Nápoles, Mary Purcell para Irlanda), o la de algún ministerio concreto (L. Mezzadri, M. Olabue­naga para las misiones populares en Francia, Italia, España).

Está también pendiente de ser estudiada y escrita la influencia del espíritu de san Vicente y de sus instituciones

  • en la historia posterior de la Iglesia
    • Alfonso M. Ligorio, F. Ozanam y las Conferencias de SVP, J.B. Vianney, Dom Bosco…
    • congregaciones de carácter benéfico.
  • en la Familia Vicenciana.
  • en la historia posterior de la sociedad («Debemos a san Vicente de Paúl la revolución que, desde hace trescientos años, ha trans­formado la vida social, el espíritu de nuestras leyes, por las que hemos luchado, y que… son nuestra esperanza suprema. El pa­sado no tenía idea alguna de las instituciones que los estados, ante la presión de la opinión, se han dado a sí mismos desde entonces: ayuda a los pobres, seguros de enfermedad, obligación legal de socorrer a los desgraciados, de acudir en ayuda de las víc­timas de la guerra, de las calamidades…, organización pública de la enseñanza, aprendizaje de oficios», A. MÉNABRÉA, «La revolution inaperçue: Saint Vincent de Paul, le savant», Marcel Daubin, Paris, 1949, pp. 9-10).
  • Estudio de un caso: la influencia de las Hijas de la Caridad en la creación de la enfermera moderna (Florence Nightingale: sobre esta importante figura, véase en la red información abundante de fácil acceso).

Nota final

Casi todo el material al que se hace referencia en este trabajo, que en modo alguno pretende ser exhaustivo, es de autores europeos y ha sido publicado en Europa. En los últimos años han comenzado a aparecer publicaciones sobre temas vicencianos prácticamente en todos los países en que se encuentra la Congregación de la Misión y en una gran variedad de lenguas. Destacamos el trabajo importante que se está haciendo en América desde hace bastantes años, en el norte alrededor de la revista Vincentian Heritage, y en el sur alrede­dor de la revista Clapvi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *