El espíritu modela…

Mitxel OlabuénagaHistoria de las Hijas de la CaridadLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido · Año publicación original: 1984 · Fuente: Ecos de la Compañía, 1984.
Tiempo de lectura estimado:

Las primeras Hijas de la Caridad llegan a las parroquias de París para estar al servicio de las Cofradías de la Caridad. Muy pronto las piden de lejos: Richelieu, Angers, Sedan… Cada año las llamadas son más numerosas. Vienen también jóvenes de todas las regiones.

El servicio de las Hijas de la Caridad se va a ampliar. Después del servicio a los enfermos en sus domicilios y a los niños en las escuelitas, sirven a los galeotes, a los niños expósitos, a los enfermos de los hospitales, a los refugia­dos, huérfanos, heridos… a todos los que sufren y están abandonados.

¿Va a provocar la extensión de la Compañía un debilitamiento, o por el contrario, va a ser la ocasión para consolidar la obra de Dios?

En esta reflexión se propone ayudar a ver cómo San Vicente y Santa Luisa caminaron al paso de Dios para permitir la maduración de la Compa­ñía en fidelidad a la intuición primitiva.

LA ELECCION DE LAS IMPLANTACIONES

San Vicente y Santa Luisa reciben numerosísimas peticiones, procedentes de diferentes personas y lugares, para servicios variados. ¿Cómo respondieron?

LAS LLAMADAS SON NUMEROSAS

  • 1647: «Tenemos gran necesidad de Hermanas, porque nos piden mu­chas de todas partes» L. M. p. 202.
  • 1654: «Nos piden de tantos lugares que es imposible atender las pe­ticiones» L. M. p. 439.
  • 1656: «Nos vemos obligados a rechazar establecimientos, de lo que tenemos que humillarnos mucho L. M. p. 525.

Ver también «Textos complementarios» y Sígueme V, p. 596; Sis) XI 3, p. 252.

  • ¿Para qué piden Hijas de la Caridad?
  • ¿Quién transmite la petición?

LAS PETICIONES SE ESTUDIAN DETENIDAMENTE

«Ha sido necesario dejar pasar cierto tiempo para probar esta llamada» L. M. p. 783.

  • ¿En qué fecha recibieron los Fundadores las peticiones? Para:
    • Montreuil
    • San Dionisio
    • Beaufort
    • Hospital de Recluidos de Angers
    • Chfiteaudun

Ver textos complementarios» Saint Mulo – Ver sígueme VI, p. 67.

  • ¿Cómo y cuándo respondieron? Para:
    • Beaufort
    • San Dionisio
    • Montreui I
    • Hospital de Recluidos

Ver «Textos complementarios» Cháteaudun — Ver Sígueme X, p. 807 Saint Malo — Ver Sígueme VI, p. 67

Podría ser interesante estudiar del mismo modo el conjunto de los estable­cimientos.

LAS RESPUESTAS ESTAN MOTIVADAS

A lo largo de su reflexión, los Fundadores quieren asegurar:

  • «Que todas las cosas se hagan para la gloria de Dios y para el bien de los Pobres.»
  • ¿Cuáles son las razones que movieron a los Fundadores a dar una respuesta afirmativa a la petición que se les había hecho?

CÓMO SE «ACOMPAÑA» A LAS HERMANAS

San Vicente y Santa Luisa, respondiendo a las llamadas de su tiempo, envían Hijas de la Caridad al encuentro de los Pobres. Saben que:

  • se puede «gozar de la dulzura y suavidad que hay en servir a los Pobres» L. M. p. 364. También que:
  • «el ejercicio que Dios ha tenido la bondad de encomendarle es muy penoso y en apariencia sin consuelo» L. M. 357.

EL ENVÍO A MISIÓN

En el momento de la partida, los Fundadores vuelven a recordar a las Her­manas lo que es una Hija de la Caridad, su espíritu, cómo deberá vivir su servicio en el lugar al que son enviadas.

  • ¿Cómo presentan los Fundadores el Carisma de la Compañía» a las Hermanas que son enviadas a misión?
  • ¿Qué diferencias se encuentran entre esta presentación y lo que el señor Vicente expuso en su primera Conferencia a las Hijas de la Caridad el 30 de julio de y la Señorita en su carta a la Superiora de las Benedictinas de Argenteuil el 16 de mayo de 1639?

Ver los diferentes envíos a misión. A: Le Mans, Montreuil, Polonia. Ver «Textos complementarlos. Hennebont y Montinirall – Ver «Conferencias Espirituales a las Hijas de la Caridad p. 398. Nantes — Id. p 472 Sedan — Id. p 509 La Fere — Id. p. 637 Arras — Id. p. 654 Ussel — Id. p. 820 Calais — Id. p. 869 Metz — Id. p. 875 Cahors — Id. p. 890 Narbona — Id. p. 949

COMUNICACION CON LOS SUPERIORES

En el momento de la partida, los Fundadores piden las Hermanas que es­criban con regularidad para dar noticias suyas.

  • ¿Cuáles son las alegrías que encuentran las Hermanas en su ser­vicio a los Pobres?
  • ¿Qué dificultades tienen que afrontar?
  • ¿Qué consejos piden a los Fundadores?

Escoger las cartas de una u otra casa para hacer este es­tudio (Ver Textos Complementarios»).

En determinados lugares, los administradores se ven obligados por dificultades importantes a decidir la retirada de las Hermanas.

  • ¿Cuáles son las razones de tal decisión?

Ver Le Mans, Sígueme II, p. 513 y Textos Complementarios Montreuil, Sígueme IV, p. 24. Chars,  Chantilly. Ver Textos Complementarios.

UNA INTERPRETACIÓN PARA HOY

«Dios sea bendito por todo y dé fortaleza y generosidad a la Com­pañía para mantenerse en el espíritu primitivo que Jesús puso en ella, por el suyo y sus santas máximas. Démonos a Dios frecuentemente para obtener de su Bondad esa gene­rosidad que necesitamos para gloria de sus designios sobre la Com­pañía.» Luisa de Marillac a Margarita Chétif, el 10 de enero de 1660, L. M. p. 668.

Como las primeras Hermanas, yo he sido enviada a misión. Integrada en una Comunidad local, me esfuerzo por vivir esta misión en fidelidad a las Constitu­ciones.

  • ¿Encuento en mi servicio las características del espíritu vicenciano?
  • ¿Sé compartir mis alegrías y mis dificultades con los que han recibido una misión de autoridad en la Compañía?
  • ¿Soy fiel en transmitir las nuevas llamadas de los nuevos Pobres?
  • ¿Sé aceptar un tiempo de espera entre una petición y una res­puesta?
  • ¿Me tomo el tiempo para dar cuenta de mi servicio? ¿A quién? ¿Cómo?

 Pido a Dios les conceda la gracia de perse­verar en su vocación para servirle de la ma­nera que les pide de ustedes. Testamento de Santa Luisa, L. M. p. 823

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.