Misiones populares en España, 1975-2000: 1979

Francisco Javier Fernández ChentoMisiones «Ad gentes»Leave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Mítxel Olabuénaga, C.M. · Año publicación original: 2007.
Tiempo de lectura estimado:

1979

AMPLIO ARTÍCULO SOBRE EL TEMARIO DE ORTEGA.

a) Propuesta de nueva sistematización:

  • el proyecto salvífico de Dios
  • el hombre como vocación a ser a ser «imagen de Dios»
  • el pecado destruye la imagen de Dios
  • Jesús, Dios-con-el-hombre e imagen de Dios invisible
  • La Iglesia, continuación visible de Cristo:
    • celebra la vida cristiana (sacramento)
    • practica la Ley del evangelios (mandamientos
  • la plenitud de la salvación (escatología)

b) Propuesta de Veremundo Pardo de temario: «Temario actualizado para misionar» que aporta poco al señalado con anterioridad.

1.- RICLA (Zaragoza): 3-11 marzo. PP. Eugenio G. Espinosa y Miguel Gómez. (An. 1979 y BPZ[/note].

Objetivos: renovación y promoción cristiana y humana del pueblo; colaboración y participación comunitaria; vivencia humano cristiana del evangelio.

«Nos parece esta una experiencia rica e interesante por lo que supone de renovación  dentro de las tradicionales y hoy no muy prestigiadas Misiones Populares».

Colegiata de Castrojeriz

Colegiata de Castrojeriz

2.- CASTROJERIZ (Burgos): 4-11 abril. P. Veremundo Pardo. (An. 1979).

«La campaña de este año ha sido la más breve desde 1942».

Junto con un sacerdote de la Hermandad (D. José Manuel Lapuerta).

3.- ULEA y VILLANUEVA DEL SEGURA (Murcia): 5-19 de noviembre. Miguel Gómez y Eugenio García. (An. 1979).

Junto con cinco HH. de la C.

Objetivo general: llamada a la conversión personal y comunitaria de los católicos para hacerlos crecer como personas y como iglesia.

Objetivo más particular: crear grupos de reflexión bíblica, acción caritativa y de liturgia.

Breve anotación del P. Veremundo Pardo relacionadas con la Catechesi Tradendae: «Las misiones tradicionales tantas veces abandonadas con excesiva prisa y que son insustituibles para una renovación periódica y vigorosas de la vida cristiana hay que reanudar y remozar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.