Los mártires de la Familia Vicenciana en el siglo XX: Guerra chino-japonesa (1937 y 1942)

Francisco Javier Fernández ChentoHistoria sin categorizarLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Rolando S. Delagoza, C.M. .
Tiempo de lectura estimado:

Introducción

La guerra chino-japonesa, que comenzó por un pequeño incidente entre las tropas japonesas y chinas cerca de Pequín, llevó finalmente a una guerra que formó parte de la segunda Guerra mundial. Los japo­neses ocuparon Pequín, capital del país, Shanghai la villa industrial, y una gran parte de China. Después de que los Estados Unidos, Rusia y los países aliados hubieran enviado ayuda a China, la situación se blo­queó hasta la derrota del Japón en 1945. Uno de los resultados dramá­ticos de esta guerra fue la masacre de Mons. Francisco Javier Schraven y sus compañeros.

Mártires de la Congregación de la Misión

1. Mons. Francisco Javier SCHRAVEN, C.M., miembro de la pro­vincia de China Septentrional, nació el 13 de Octubre de 1873 en Lotten (Países Bajos) y murió el 9 de Octubre de 1937 cerca de Tcheng-tin-fu, y sus compañeros:

2. Padre Luciano CHARNY, C.M., nació el 29 de Noviembre de 1882 en Melun (Francia).

3. Padre Tomás CESKA, C.M., nació el 17 de Mayo de 1872 en Brdovac, Zagreb (Croacia).

4. Padre Eugenio BERTRAND, C.M., nació el 9 de Agosto de 1905 en Aurillac (Francia).

5. Padre Gerardo WOUTERS, C.M., nació el 5 de Julio de 1909 en Breda (Países Bajos).

6. Hermano Antonio GEERTS, C.M., nació el 28 de Julio de 1875 en Oudensboch (Países Bajos).

7. Hermano Vladislao PRINZ, C.M., nació el 22 de Junio de 1909 en Szlacheckie (Polonia).

Durante la guerra chino-japonesa nuestra parroquia de Tcheng­tin, poseía un inmenso terreno de 60 hectáreas rodeado de una valla, había recogido a miles de mujeres y jóvenes chinas que venían a refu­giarse de los soldados de la armada japonesa a los que temían enor­memente. Mons. Schraven y sus compañeros fueron masacrados por la avanzada japonesa, compuesta de mercenarios encargados de la «sucia tarea» preliminar. No se sabe exactamente las razones de la masacre, pues normalmente los japoneses no molestaban a los euro­peos, pero nuestros cohermanos murieron víctimas de su deber, manteniéndose en su lugar cercanos a las personas que tenían a su cargo y de los refugiados que habían acogido. Entre las víctimas, había también un laico, D. Biscopich, que había venido a reparar el órgano de la catedral.

8. Padre Humberto VERDINI, C.M., miembro de la Provincia de China Meridional, nació en Plasencia (Italia) el 22 de Octubre de 1844 y murió en Yu-kiang en Julio de 1942.

Poco después de su ordenación, el P. Verdini partió hacia China donde trabajó durante 33 arios en Kiang-si septentrional, especialmente en la misión de Yao-chow.

Los cohermanos y las Hijas de la Caridad americanos habían llevado a los montañas un gran número de huérfanos y de mujeres jóvenes que huían de los soldados japoneses muy agresivos contra los americanos. El P. Verdini permaneció en su residencia de Yu-kiang con los huérfanos, pensando que, como era italiano, no tenía nada que temer de los japoneses. Pero en el mes de Julio de 1942, los soldados japoneses quisieron abusar de las jóvenes. El P. Verdini se interpuso para defenderlas y fue asesinado alli mismo, así como las jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.