Las Conferencias de Visitadores

Francisco Javier Fernández ChentoCongregación de la Misión, Formación CristianaLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: José María Nieto, C.M. · Año publicación original: 2001 · Fuente: Vincentiana.
Tiempo de lectura estimado:

1. Introducción

Les pido perdón por hablar desde el desconocimiento. Debo decir honestamente que no conozco la realidad de las Conferencias de Visitadores y que he preparado esta intervención con cierta rapidez. Sólo he participado una vez en la Conferencia de Visitadores de Europa. Son los Asistentes Generales y ustedes mismos quienes realmente las conocen. De todas maneras, intento obedecer a la Comisión Preparatoria de este encuentro.

En estos minutos pretendo ofrecerles una breve y parcial información sobre las Conferencias de Visitadores. Sin duda, cada uno de ustedes tendrá mucha mayor información y una información mucho más matizada, al menos, sobre la Conferencia a la que pertenece. Por ello, sólo trato de poner a disposición de todos ustedes una esquemática información sobre las diversas Conferencias.

Las fuentes de información que he utilizado o están publicadas (Cf. Revista CLAPVI, Boletín «En Contacto», boletines de algunas provincias u otras publicaciones periódicas de las provincias), o son más o menos públicas (Cf. informes elaborados por algún «secretario-redactor» y distribuidos a los miembros de la respectiva Conferencia), o son «internas» (Cf. informes enviados por algún cohermano o informes existentes en la Secretaría General sobre el desarrollo de algunos encuentros de Visitadores). Sobre el recorrido de alguna Conferencia (principalmente de la CLAPVI) ya hay un buen número de artículos publicados y aquí no pretendo resumirlos. Sobre el recorrido de otras Conferencias, por el contrario, tenemos pocos datos publicados y a disposición. Remito pues a estas publicaciones a aquellos de ustedes que deseen una información más puntual y detallada.

2. «Sínodo» es el nombre de la Congregación.

Las Conferencias de Visitadores, una expresión de colaboración interprovincial

Nuestras Constituciones y Estatutos nada establecen sobre la existencia, creación y organización de las Conferencias de Visitadores. Las Constituciones (Cf. C 120-121) afirman simplemente que «La Congregación de la Misión se divide en Provincias y Viceprovincias a tenor del derecho propio».

(Las Constituciones no dicen mucho sobre las relaciones mutuas entre las Provincias. En el nº 102 se dice: El Superior General, centro de unidad y coordinación de las Provincias sea también principio de animación espiritual y de actividad apostólica. La mutua relación entre las provincias no ha sido establecida constitucionalmente y ha quedado a discreción de las mismas provincias.)

Sin embargo, la colaboración interprovincial en la Congregación es una realidad que se ha venido practicando casi desde siempre. Hago notar algunos ejemplos más o menos recientes. Un buen número de Provincias y Viceprovincias han nacido y se han desarrollado gracias a la ayuda de otras. La colaboración interprovincial en el campo apostólico, en la formación o en la ayuda económica no es una realidad nueva, sino que desde hace tiempo ha existido en la Congregación. En este mismo encuentro escucharemos experiencias de colaboración interprovincial actualmente en realización. También los Visitadores de diversas provincias de un mismo país o de países cercanos han establecido Conferencias «nacionales o regionales» o «Grupos de colaboración» desde hace ya 25 o más años (USA 1973, Italia, España 1970, Cono Sur en América Latina, etc.).

El documento de la Asamblea de 1986 se titulaba Unum corpus, unus Spiritus in Christo. El acento, por entonces, recaía en el tema de la unidad. Actualmente aquel acento se ha profundizado y complementado con el de la «relación interprovincial».

Las dos últimas Asambleas Generales (1992 y 1998) han estudiado el tema de la colaboración interprovincial y lo han impulsado. El documento final de la AG 1998 afirma: La reflexión de la Asamblea General de 1992, que ha animado nuestras convicciones y nuestros compromisos en los últimos seis años, comprometió a toda la Congregación en la colaboración interprovincial (AG 1998, Con la Familia Vicenciana afrontamos los desafíos de la Misión en el umbral del nuevo Milenio. Introducción).

Las Conferencias de Visitadores son una expresión clara y especialmente importante de dicha colaboración interprovincial, de colaboración entre los cohermanos Visitadores y de colaboración entre los miembros de las diversas Provincias de un mismo continente. Las Conferencias han nacido fundamentalmente no «desde arriba», sino «desde la base». Han surgido a partir de la necesidad, del deseo de mutuo conocimiento, de una problemática comunitaria y apostólica común o cercana, de la exigencia de ayuda recíproca, de la búsqueda de soluciones más globales y eficaces.

Sin embargo, también algún elemento «desde arriba» ha ayudado al crecimiento y desarrollo de las Conferencias. Las Asambleas Generales y las Reuniones Internacionales de Visitadores también han propiciado el clima para el nacimiento de estas Conferencias. La CLAPVI (1971) surgió poco después de la Asamblea de 1968-1969 y en cierta relación con la vivencia en ella experimentada. La CEVIM (Europa) fue concebida en el Encuentro Internacional de Visitadores de Río de Janeiro (1989). En 1994, quizás impulsadas por la Asamblea de 1992, surgieron la APCV (Asia) y la COVIAM (África). El Superior General en sus cartas dirigidas a las Conferencias de Visitadores (Cf. especialmente en abril de 1999) ha planteado a cada una de las Conferencias de Visitadores algunos retos significativos.

También el hecho de vivir en un mundo cada más interrelacionado, comunicado y «reunido» ha sido un factor ambiental motivador de nuestra propia «intercomunicación» dentro de la Congregación.

Finalmente, la realidad y la experiencia de una Iglesia «sinodal», la existencia de las Conferencias Episcopales nacionales y continentales, la existencia de Conferencias nacionales y continentales de religiosos, creo que ha podido ser un factor más o menos implícito en el surgimiento de nuestras propias Conferencias de Visitadores. «Sínodo es el nombre de la Iglesia», decía un antiguo autor cristiano. De manera semejante, hoy podríamos decir que también «Sínodo (hacer camino juntos) es el nombre de la Congregación de la Misión».

En otras palabras, las Conferencias de Visitadores son una expresión «sinodal» de la Congregación, una expresión importante de la colaboración interprovincial.

3. Cuadro sinóptico de las Conferencias de Visitadores

(Más adelante comento este Cuadro, excepto los apartados: «Principales actividades» y «Proyectos»)

APVC

CEVIM

COVIAM

CLAPVI

CUSAV

Nombre Asian Pacific

Visitors Conference

Conférence

Europeenne Visi-

teurs Cngr. Mission

Conférence des

Visiteurs en Afrique

et Madagascar

Conferencia

Latinoamericana

de Provincias Vicentinas

Conference of

USA Visitors

Región Asia, Pacífico,

Oceanía

Europa,

Oriente Medio

África,

Madagascar

Latinoamérica EE.UU.
Lugar / Año fundación Sydney (Australia),

Abril de 1994

París, 1990 Kinshasa (Congo),

Junio de 1994

Santandercito

(Colombia),

septiembre de 1971

1973
Estatutos Sydney, 1994 Graz – Austria, 1991 Kinshasa, 1994 Reglam.: Colombia, 1971

Estat.: Funza, 1983

2000
No. de Provincias

6

20

6

14

5

Provincias Aul, Ids, InM, InS,

Phi, Sin

Aus, SCM, Par,

Tol, Ger, Hib, Bar,

Cae, Mat, Sal, Hol,

Hun, Nea, Rom,

Tau, Lus, Pol, Slk,

Sln, Ori

Aet, Cng, Mad,

Moz, Nig, SJJ

Aeq, AmC, Arg,

Chi, Col, Cos, Cub,

Cur, Flu, For, Mex,

Per, Por, Ven

Mer, Nan, Ocn,

Occ, Orl

Publicación Revista CLAPVI:

nº 107, sept. 1973

Boletín «En contacto»

Conference News

Newsletter (2000)

Principales actividades 1. Encuentro anual;

2. Form. de Formadores:

Filipinas, 1996

Indonesia, 1998

Orissa, India, 2000

1. Encuentro anual

2. Enc. de Formadores:

Berceau, 2000

1. Encuentro anual

2. Comité de Formación

3. Enc. De Formadores:

Addis Abeba, 1997

Maputo, 1999

Nairobi, 2000

1. As. Generales (10)

2. Cursos de Renov. (6)

3. Enc. Interprov (25)

4. Enc. de Formadores

1. Reconfiguración

Provincias:

agosto 1998

2. Enc. de Visitadores

y Consejos: abril de 2001

Proyectos 1.Centro Vicenciano

(Univ. de Adamson, Phi)

2. Forum Vicenciano

Asiático

1. Form. de Formadores:

Kenia, 2001

2. Sem. Interno:

Nigeria – Camerún

1. Program. 2000-2002 1. Form. de Formadores:

(junio de 2001)

2. Convocatoria

Nacional: (enero de 2002)

4. Aspectos comunes de las Conferencias de Visitadores

a) Estatuto jurídico

Todas las Conferencias tienen un «Estatuto», una norma para su funcionamiento, que está abierto a nuevas modificaciones.

b) Objetivos semejantes

Intentando resumir los principales objetivos que persiguen las Conferencias podríamos enumerar los siguientes:

  • Ø el mutuo conocimiento (de la realidad provincial y de los cohermanos);
  • Ø la cooperación, colaboración y ayuda fraterna interprovincial;
  • Ø la realización de proyectos comunes para el desarrollo de la misión;
  • Ø la promoción de la formación inicial y permanente;
  • Ø la renovación interior de la C.M.: en sus misioneros y sus obras;
  • Ø la inculturación del carisma vicenciano.

c) Principal actividad

Aparte de las asambleas (por lo general, encuentros anuales) de Visitadores, hasta el momento la formación parece ser la principal preocupación y el más significativo centro de interés de todas las Conferencias. Todas, de un modo un otro, promueven la formación (inicial, permanente y específicamente apostólica). Últimamente, el centro de interés es la formación de los formadores.

5. Iniciativas y realizaciones más importantes de las Conferencias

CLAPVI

  • La publicación del Boletín–Revista CLAPVI. Ésta es una de las publicaciones periódicas más importantes de la Congregación. Apareció por primera vez en 1973 y desde entonces ha publicado ya más de 100 números (está a punto de aparecer el nº. 107). En ella se recogen los materiales de los «Encuentros CLAPVI». Actualmente también existe el Boletín «En contacto».
  • Desde 1981, CLAPVI ha celebrado 10 Asambleas Generales; desde 1974 a 1979, seis cursos de «Renovación Espiritual Vicentina»; y hasta ahora, desde su nacimiento, más de 25 «Encuentros Interprovinciales», abiertos a las Hijas de la Caridad y a los laicos vicencianos, sobre muy diversos temas.
  • Tiene un extenso programa de actividades para los años 2000–2002. En él destacan los Encuentros de Formadores. En él también se incluyen estos encuentros: Pastoral Educativa (abril 2000), Pastoral Indígena (noviembre 2000), Pastoral Parroquial Misionera (octubre 2001), Servicio al Clero (abril 2002), Encuentro de Misiones Populares (noviembre 2002).
  • Bibliografía sobre CLAPVI:
    • La CLAPVI, para qué? Su papel en la AG/80, en: «Boletín CLAPVI», nº 27, abril – junio 1980, pp. 93-100.
    • Mini-historia de la CLAPVI, en: «Boletín CLAPVI», nº 30, enero – marzo, 1981, pp. 55-63.
    • Historia de CLAPVI (1980 – 1989), en «Boletín CLAPVI», nº 63, abril – junio, 1989, pp. 94-98.
    • Breve Historia de CLAPVI, en «Boletín CLAPVI», nº 93, octubre – diciembre, 1996, pp.357-366.
    • Estatutos de CLAPVI 1999, en: «Boletín CLAPVI», nº 103, julio – diciembre, 1999, pp.126-135.
    • La revista «CLAPVI» en sus primeros cien números: en «Boletín CLAPVI», nº 100-101, sept 1998 – febrero 1989, pp. 87-105.

APCV (Asia – Pacífico)

  • Ya se han realizado tres encuentros de formadores (Cf. cuadro sinóptico): éstos son encuentros de dos semanas cada 18 meses;
  • Merecen citarse, por su novedad, dos proyectos para el futuro:
    • Vincentian Center en la Universidad de Adamson (Filipinas): un centro al servicio de la misión vicenciana en Asia Pacífico. Al comienzo, el acento se pondrá en los recursos y materiales vicencianos y en el servicio a los participantes de las provincias;
    • Asian Vincentian Forum. Se intentará promover un encuentro anual sobre temas vicencianos abierto a los miembros de toda la Familia Vicenciana. El objetivo es ayudar a reflexionar a las personas sobre el carisma vicenciano en el contexto de Asia.

CUSAV (Estados Unidos)

  • El proceso de «Reconfiguración» de las Provincias de Estados Unidos creo que interesa no sólo en Estados Unidos, sino también en el resto de la Congregación. La «reconfiguración», tanto en su proceso como en sus resultados, es una realidad que quizás dentro de algunos años tenga que llevarse a cabo en otras provincias.
  • Existen dos proyectos en curso: Formadores (2001) y la Convocatoria Nacional (enero 2002): sobre la «Evangelización Vicenciana en Norte América».

COVIAM (África y Madagascar)

Me refiero a África pidiendo, especialmente, perdón, pues es una de las regiones que menos conozco. Las Provincias de África (6) viven situaciones especiales: son jóvenes, están en continuo crecimiento, pasan por circunstancias permanentes difíciles (pobreza, hambre, guerra, etc.). En ellas existe todavía un buen número de cohermanos «extranjeros». Tienen, pues, que afrontar problemas nacidos de estas situaciones. La COVIAM me parece que tiene ante sí, entre otros, dos tareas fundamentales: la formación sólida y vicenciana de los cohermanos y la inculturación de nuestro carisma. El próximo curso parece que dará inicio a un Seminario Interno común para Nigeria y Camerún. La COVIAM tiene establecido desde hace años un Comité de Formación.

CEVIM (Europa y Oriente Medio)

La caída del muro de Berlín, el proceso de ampliación de la Unión Europea y la creciente llegada de inmigrantes son signos, entre otros, del nuevo rostro de la vieja Europa. La CEVIM, según mi punto de vista, no parece haber realizado grandes programas. Sin embargo, pese a la multiplicidad de lenguas y al envejecimiento de las Provincias, la CEVIM tiene ante sí la fascinante tarea de reinventar-refundar la Congregación en el nuevo suelo europeo, donde la CM nació hace casi 400 años.

6. Unidad e inculturación del carisma

Las Conferencias de Visitadores son un modo de promover y construir la «unidad continental» de la Congregación. Estamos habituados a pensar la unidad de la Congregación en términos «universales», es decir, «unidad de toda la Congregación». Esta «unidad continental», unidad que podríamos llamar «intermedia», sin embargo, hoy parece muy conveniente. Sin duda beneficiará a la unidad global.

De manera complementaria, las Conferencias de Visitadores son también un modo de promover y construir la «diversidad» y, en otras palabras, la inculturación del carisma. Nuestra Congregación, siguiendo en todo el mundo a Cristo evangelizador de los pobres, está llamada a encarnar el carisma vicenciano en diferentes culturas y situaciones. El Superior General últimamente nos ha presentado en algunos de sus escritos los «Cinco rostros de Jesucristo» y los «Cinco rostros de María». Las Conferencias de Visitadores tienen ante sí una tarea importante: construir los «cinco rostros de la Congregación»: las cinco, quizás muchas más en cada continente, inculturaciones del carisma vicenciano.

Aprovecho este momento, el primero en el que estoy con todos ustedes juntos, Visitadores, para indicarles que estoy a su disposición y al servicio de sus Provincias en lo que ustedes puedan necesitar y yo pueda hacer desde la Secretaría General. Igualmente les agradezco con sinceridad, en mi nombre y en el de las personas que trabajan en la Secretaría General (las Hermanas y Secretarias), su colaboración en el cumplimiento de nuestro servicio y continúo solicitando su necesaria e inestimable colaboración. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *