La familia de Vicente de Paúl

Francisco Javier Fernández ChentoVicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Rafael Villarroya, C.M. y Mítxel Olabuénaga, C.M. · Fuente: Diccionario Ilustrado Cronológico Histórico Vicenciano.
Tiempo de lectura estimado:

Miembros de la familia

Padre: Juan de Paúl: (Abelly, I, 7; Coste, I, 22), Guillermo de Paúl: (Mollet, I, 5), Juan o Guillermo: (Maynard, I, 1; Román, 36).

Madre: Bertranda de Moras (Todos los Biógrafos).

Hermanos:

  • Juan. Parece que cuando se casó fue a vivir a las tierras de Lachine o Leschine, propiedad junto a Ranquines, al otro lado del camino de la Bouglose. Esta hacienda era mucho más importante que la de Ranquines, muchas parcelas de esta hacienda eran feudo de la Baronía de Pouy. La familia de Paúl tenía estas parcelas en renta vitalicia y directa y Juan las amplió y dejó luego a un hijo también llamado Juan. No sabemos el nombre de su mujer y sus hijos pudieron ser este Juan, otro que se llamó Pedro y quizá otro Francisco que será sacerdote, en Capbretón. Este hermano de Vicente murió pronto, antes de 1630 (I, 89; X, 77. 100; Serpette, 10.33; Román, 37).
  • Bernardo y Domingo (llamado este último también Gayon o Menjon). Estos dos hermanos vivieron en Ranquines en la casa paterna y parece que murieron allí, posiblemente solteros. Vicente en el testamento de 1630 les cede todos sus derechos paternos y maternos y les pagó unas deudas que tenían, pero la propiedad en el futuro debe ser de los sobrinos. Además les da dos terceras partes de la mitad de la hacienda de Missergent que ha rescatado para la familia de su hermana María-Claudina en San Pablo junto a Dax. Parece que al morir la casa quedó deshabitada y poco a poco se fue derrumbando (X, 77.100).
  • María casada con Juan Daigrand (de la casa Paillole), vivían junto a la iglesia de Pouy. El 4 de septiembre de 1626 ya había muerto Juan,y María estaba viuda con una niña y varios niños. Uno se llamaba Tomás a quien Vicente le deja, en el testamento de 1630, la cuarta parte de la mitad de las tierras de la hacienda de Missergent, en San Pablo junto a Dax (X, 77.100).
  • María-Claudine, casada con Gregorio Delartigue. Vivieron en San Pablo junto a Dax. Tuvieron que vender la casa, bosque y tierra de Missergent, Vicente en 1627 rescató estas tierras y les dio la mitad. Parece que es de esta familia el sobrino que en 1630 acudió a Paris a ver a su tío, el nieto será uno de los que en 1706 testificara en el Proceso de Beatificación (X, 77.100; Serpette, 14).

Sobrinos:

  • Juan de Paúl, que tuvo un hijo, Luis, que ocupa las tierras de Ranquines. (Serpette, l0.n y 33)
  • Pedro de Paúl, dueño de Leschine (I, 89.n).
  • Francisco de Paúl, será sacerdote de Cabreton (Landas). Murió en 1678 (I, 89.n)
  • Tomás Daigrand de Paúl (de la casa Paillole) (X, 100).

Tíos:

  • Esteban de Paúl, Prior del Hospital-Priorato de Poymartet a una legua de Pouy (Serpette, 9; Coste,I , 29; Mollet, I, 7).
  • Domingo Dusin, (¿tío? o ¿pariente?), era Párroco de Pouy cuando en 1623 Vicente vino al pueblo (I, 87; Mollet, II, 109).

Posesiones

Ranquines:

  • Una casa de una sola planta con un granero o falsa y un establo adosado. La casa tenía unos 100 metros cuadrados con el establo unos 180, distribuidos en una sala-cocina y cuatro habitaciones: una para el matrimonio, otra para el primogénito y dos más para los niños y las niñas.
  • Un huerto, junto a la casa, de unos 470 metros cuadrados, corrales para aves, puercos y ovejas y una era para trillar el grano.
  • Una finca compuesta por tres parcelas, llamadas Lahounade, Mesplé y Bournais, con una extensión total de unos 10.810 metros cuadrados.
  • Otras tierras. Parece que además de las tierras del caserío de Ranquines trabajaban otras tierras al otro lado del camino de la Bouglose contiguas con el caserío de Leschine, de las que la familia era arrendataria de la Baronía de Pouy (Serpette, 33-34.10; Willy de Spens, 9-10).

Derechos

La Familia Paúl era propietaria de la alquería de Ranquines o Casa del Cojo (ranque o ranquino = cojo).Para aquella sociedad y pueblo, Ranquines es un «Capcazal» o sea una propiedad libre, que no depende «más que del Sol» como las tierras nobles. Esta clase de hacienda da nombre a sus propietarios, pero no los eleva de clase.

Las casas Capcazalieres se distinguen por tener acera en la fachada principal, que indica que delante de ella no se pude construir nada, tienen derecho a un «airial» o «eriau». (En nuestro caso con árboles, aún se conserva la encina, que defienden el huerto y la vivienda de los vientos atlánticos).

El Capcazal era un privilegio que daba además una serie de ventajas sobre los bienes comunales: poder tomar de los bosques comunales toda la madera necesaria para el mantenimiento, reparación e incluso una nueva reconstrucción de la vivienda disfrutar gratis de los pastos comunales, tener sepultura familiar propia en el cementerio del Pueblo… (Serpette, 11).

Apéndice: De Ranquines al Berceau

Los hermanos de Vicente, Bernardo y Domingo, usaron de la propiedad posiblemente hasta su muerte. Juan, el primogénito y heredero, marchó a vivir al «Capcazal» contiguo de Leschine. En 1892 parece que estaba deshabitado y se hundió en parte, solo quedó la habitación de los padres.

El cura del pueblo, Lorenzo de Lostalot (1665-1701), encargó a Pedro de Pasqueau Darose el carpintero, una cruz que se puso sobre estas ruinas como recuerdo y luego acomodó la habitación natal para una especie de oratorio. en el que se detenían los peregrinos de la Bouglose.

Luis de Paúl el nieto del hermano mayor aparece como propietario de Ranquines al final del siglo XVII. Estaba casado con Catalina Baheigne y disfrutó de Ranquines hasta su muerte 17 de julio de 1718 que lo heredó su hijo Juan de Paúl. Luis en 1706 tenía 66 años.

Juan de Paúl, hijo del anterior, hereda Ranquines (3/I/1719) y en presencia del P.Monturiol, C.M., cura del lugar, deja la propiedad de Ranquines(13/IX/1720) a su último hijo llamado Tomás nacido de Paulina Lergaderes, (Juan se casó tres veces). Tomás de Paúl, hijo del anterior, habita con su madre en Pontonx y vende Ranquines el 16 de junio de 1751 a su sobrino Juan de Leschine.

Juan de Paúl, sobrino del anterior murió el 23 de marzo de 1783 y dejó como heredero general de todos sus bienes a su hijo Tomás. No sabemos si para estas fechas Ranquines formaba parte de la herencia o ya había sido vendido a Juan Nogaró.

Juan Nogaró murió el 30 de julio de 1800 y Ranquines pasa a su hija Maria Nogaró. María Nogaró, viuda de Laserre, vendió la Propiedad de Ranquines al Prefecto de Dax el 27 de Septiembre de 1841 para que se hiciera el Berceau (Serpette, 11-12; Coste.I, 20).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *