El gran ejemplo: Chatillon-Les-Dombes

Francisco Javier Fernández ChentoCambio sistémicoLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido .
Tiempo de lectura estimado:

Reflexión para la Familia Vicenciana acerca del cambio sistémico

Objetivo:

Empezar a comprender los principios del Cambio Sistémico practicados por Vicente y reflexionar sobre mi propio servicio

Canto: (facultativo)

Oración por el Cambio Sistémico

Te alabamos y te damos gracias, Oh Dios, Creador del Universo.

Tú has hecho todas las cosas bien, y nos has dado la tierra para cultivarla.

Concédenos sepamos utilizar con agradecimiento los bienes que has creado y compartirlos generosamente con todos los necesitados.

Danos creatividad en nuestra ayuda al pobre para hacer frente a sus necesidades básicas.

Abre nuestras mentes y corazones para que podamos estar a su lado y ayudarles a cambiar las estructuras injustas que les mantienen en la pobreza.

Permítenos ser para ellos hermanos y hermanas, amigos que caminan con ellos en su lucha por los derechos humanos fundamentales.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. AMEN

Lectura de la Palabra de Dios: 1 Juan 1,1-3

Introducción:

Esta lectura de San Juan, que los responsables internacionales de varias ramas de nuestra Familia Vicenciana han elegido para iluminar nuestro tema este año, pone un énfasis especial en cómo la verdadera encarnación es también la concretización de nuestras obras de caridad. Los servicios prácticos, concretos y eficaces son el sello de nuestro pragmatismo vicenciano, sostenido por la convicción absoluta de que toda persona ha sido creada a imagen de Dios y es templo del Espíritu Santo. La chispa de vida divina en cada persona es alimentada en cuanto les servimos corporal y espiritualmente, mediante un servicio adecuado y que produce resultados duraderos.

Todos los proyectos en favor de los pobres tienen un comienzo modesto y se desarrollan con el tiempo. La historia original de la experiencia de Vicente como Párroco de Chatillon-les-Dombes, constituye un modelo de estrategia coherente. Vicente escucha atentamente las penas de una familia necesitada, y esto le sirve de tema para una homilía conmovedora, lo que hizo comprometer a otros – «Dios tocó los corazones de mis oyentes».

Cuando más tarde va a visitar a la familia, encuentra en el camino a numerosas personas que llevan su ayuda así como una gran cantidad de provisiones. Observa que, de repente, los miembros de la familia tienen mucho más de lo que necesitan y se da cuenta de que parte de la comida se va a estropear. ¡Era necesaria una organización!

Vicente pensó en un plan, convocó una reunión, formó una asociación y delegó tareas y responsabilidades a la gente de la parroquia. Con este principio pequeño y simple, empezó todo un movimiento. (Cf. Román, San Vicente de Paúl. I Biografía, pág. 123)

Tanto Vicente como Luisa, y más tarde Federico Ozanam e Elisabeth Ana Seton, insistieron en que los servicios se deben realizar con competencia y con habilidades y recursos adecuados. Luisa insistía en los más mínimos detalles en sus instrucciones de cómo realizar el servicio.

San Vicente de Paúl se destacó en el arte de responsabilizar a la gente. Escuchó las ideas de los demás, solicitó sus opiniones, y proporcionó el material que sus colaboradores necesitaban para la misión. Responsabilizó a sus discípulos poniendo el énfasis en los valores esenciales, reglas y virtudes como el respeto y el sostén mutuo. Estimuló las relaciones participativas como medio en el servicio de los pobres.

Las numerosas historias de Jesús que levanta al enfermo y al pobre a una existencia transformada, están en el corazón de todos nuestros Santos Vicentinos según Mateo 25:31-41.

Reflexión personal, compartiendo y escuchando

En la historia de Chatillon, ¿qué sucedió a esta familia?

¿Puede Vd. formarse una idea de lo que sucedió a continuación en esa comunidad?

¿Cómo habla este suceso a un corazón vicentino?

Reflexionen juntos sobre su propio servicio

El Cambio Sistémico empieza por:

  • Definir una necesidad
  • Concientizar
  • Responsabilizar, favorecer varias respuestas organizadas.

Sabiduría familiar

No tengan miedo a nuevos principios. Sean creativos. Sean inventivos. Organicen nuevas obras de amor en el servicio a los pobres. Ustedes que tienen energía, que tienen entusiasmo, que quieren hacer algo valioso para el futuro, sean inventivos, láncense, no esperen. (Federico Ozanam)

Modelo de estrategias

  • Escuchen atentamente y traten de comprender las necesidades y las aspiraciones del pobre, creando una atmósfera de respeto y de confianza mutua y fomentando la auto – estima en las personas.
  • Construyan una visión compartida con diversos grupos: los pobres, las personas interesadas, donantes, iglesias, gobiernos, sector privado, sindicatos, medios de comunicación, organismos y redes internacionales, etc.
  • Eduquen, instruyan y ofrezcan formación espiritual a todos los participantes en el proyecto.

¿Cuales son los principios fundamentales en la historia de Chatillon?

Comparta cualquier nueva perspectiva o acción que se sienta llamado a emprender.

Estas estrategias, ¿forman parte de nuestra manera habitual de actuar?

Oración de la Familia Vicenciana

Señor Jesús, tu que quisiste hacerte pobre
haz que tengamos ojos y corazón para los pobres;
y que te reconozcamos a Ti en ellos;
en su sed, en su hambre, en su soledad, y en su desventura.
Suscita en nuestra Familia Vicentina
la unidad, la sencillez, la humildad,
y el fuego de la caridad
que abrasó a San Vicente de Paúl.
Danos fortaleza para que fieles a la práctica de estas virtudes,
podamos contemplarte y servirte en la persona de los pobres,
y un día unirnos a Ti y a ellos en tu Reino. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *