Conceptos clave en misiones populares 16: Grupos de Encuentro

Francisco Javier Fernández ChentoMisiones popularesLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Luis María Martínez Sanjuan, C.M. .
Tiempo de lectura estimado:

P18Los Grupos de Encuentro son una fórmula empleada en el Equipo de Zaragoza para que las personas de un determinado lugar se encuentren de forma natural, cercana y sencilla con Dios y con las raíces de la Fe, con otras personas y consigo mismo/a.

A través de estos Grupos se pretende continuar la misión de Cristo, quien vino a la tierra «para dar testimonio de la verdad» (Jn 18,37).

En estos Grupos de Encuentro se busca:

  • Conocer y comprender el mundo en que vivimos, sus esperanzas, sus aspiraciones… (GS 4a).
  • «Responder a los perennes interrogantes de la humanidad sobre el sentido de la vida presente y de la vida futura y sobre la mutua relación entre ambas» (GS 4a).
  • «Dialogar (con el hombre) acerca de todos estos problemas (y) aclarárselos a la luz del Evangelio» (GS 3).

Los Grupos de Encuentro por las casas, que reviven una práctica de los primeros cristianos (Rom 16,1ss.), son el complemento de «la proclamación que podríamos llamar colectiva del Evangelio» (EN 46). Porque, además:

«En el fondo, ¿hay otra forma de comunicar el Evangelio que no sea la de transmitir a otro la propia experiencia de la fe? (EN 46).

Pero hay más todavía. Alguien ha escrito que es fundamental en la trasmisión de la fe el diálogo. Comenzando con que Dios, en su Trinidad, es diálogo y comunión. Dios se hizo humano en un hombre que conversaba y el Evangelio está lleno de momentos (catequéticos) de diálogo.

Sé que decir esto es a primera vista duro porque, (lo ha escrito también un buen pastoralista), «la igualación de la predicación con el diálogo suscita un cierto nerviosismo». Pero el diálogo no es una alternativa a la predicación. ¿No es esto lo que dijo Benedicto XVI en Cáritas in veritate: «En efecto, la verdad es el logos que crea el dia-logos y, por tanto, la comunicación y la comunión» (nº 4).

  • Normalmente, en la última semana del tiempo fuerte de Misión, los domicilios particulares son lugar de evangelización, lugar de encuentro y de reunión. Pero no sólo los domicilios. Un Grupo de Encuentro se puede organizar en cualquier lugar donde la gente se junte o se encuentre. Una «sociedad», un «bar», un «club… de lo que sea», una residencia, una asociación, una escalera, un grupo de amistad ya existente pueden ser «lugares» u ocasiones  para formar un Grupo de Encuentro.

Nota (esta vez): Antes de subir a la página este artículo me llega la alegría de las palabras del Papa que han sido para muchos la invitación a provocar una «iglesia joven» y de dejar que corra un aire de esperanza. Según todo lo que el Papa ha proclamado se puede comprender perfectamente, por ejemplo, que a los grupos que nos reunimos en misión les llamemos Grupos de Encuentro. Y hay que reconocer que, de hecho, estos grupos son una manera bien hermosa de juntarse personas dispares para dialogar poniendo en común su visión de valores humanos y de fe sin tratar de «imponer».

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *