Casas de las Hijas de la Caridad en París en tiempos de San Vicente (IV)

Mitxel OlabuénagaEn tiempos de Vicente de Paúl, Historia de las Hijas de la CaridadLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Benito Paradela .
Tiempo de lectura estimado:

Casas-Madre de las Hijas de la Caridad 1633-…

1) Primera, en Monge, N221 (antes Versailles) (AÑOS 1633-1636) (II,135).

Fue el último de los varios inmuebles del barrio de San Víctor en los que vivió Luisa de Marillac de 1626 a 1636. Este casa de la calle Versailles la ocupó durante los años 1632-1636 y estaba frente a otra que tenía una enseña de la Espada Real.

Esta calle era ya conocida en el siglo XI y desde 1270 se llamó de Versailles porque en ella vivió Pedro de Versailles.

En esta casa, junto con Luisa de Marillac, se reunieron las tres o cuatro primeras Hijas de la Caridad el 29 de noviembre de 1633, para formar la Primera Comunidad. Esta calle con sus viviendas se suprimió entre los años 1859 y 1864′ al abrirse la calle amplia y trasversal, dedicada al geómetra Gaspar Monge.

La antigua casa de Luisa estaba edificada hacia el número 21 de la actual calle Monge.

2) Segunda, en Marx-Dormoy, N22 (a.La Chapelle) (AÑOS 1636-1641) (II, 109)

Al entrar al pueblo de La Chapelle, saliendo por el arrabal de San Dionisio, en la actual calle Marx-Dormoy, n. 22, tuvieron las Hijas de la Caridad la segunda Casa Madre, desde 1636 hasta 1641.

3) Tercera, en Fauburg Saint-Denis, No 112 (AÑOS 1641-1793) (II, 502)

Luisa de Marillac, con sus Hijas, se trasladó, el 9 de mayo de 1641, desde el pueblo de la Chapelle, a dos casas del arrabal de San Dionisio, alquiladas por las Damas de la Caridad. Estas casas estaban frente a San Lázaro y San Vicente las compró el 6 de septiembre de 1641 para vendérselas el 1 de abril de 1653 a las mismas Hijas de la Caridad. Ya en 1641 San Vicente se había gastado 5.000 libras para acondicionarlas y en 1642 tuvo que reconstruir un piso que se le desplomó, pero fueron entre los años 1656 al 1658 cuando se hizo una profunda remodelación que terminó el 19 de Agosto de 1659, cuando la Ciudad les concedía una conducción de agua para la casa y que fue una realidad a finales de ese mismo aso, después de hacer un gran depósito.

Aquí murió Santa Luisa y, enterrada en la capilla de la Visitación de San Lorenzo el 17 de marzo de 1660, volvieron sus restos a esta casa en la tarde del 24 de noviembre de 1755.

En la Revolución el 6 de abril de 1792 una ley suprimía todas las Congregaciones religiosas y sus bienes pasaban a propiedad de la Nación. Aunque las Hijas de la Caridad no eran mencionadas en la Ley, el 23 de agosto recibieron una orden de abandonar la casa en tres días y tuvieron que salir.

El 1 de octubre la casa se convirtió en cuartel. En 1797 la finca fue vendida al Sr. Lebrun bajo la condición de abrir una calle (la Fidelidad). En septiembre estaba todo dispuesto para derribar el edificio. Al enterarse algunas hermanas que trabajaban en aquella zona, el 25 de Septiembre de 1797 consiguieron comprarle, al Sr. Lebrun, el doble ataúd de plomo y madera con los restos de su Fundadora.

La antigua casa y huerta está hoy ocupada por le cuadrilátero formado por las calles Faubourg-Saint-Denis, Jarry, Magenta y Strasbourg. No existe ningún edificio de los primitivos y la fachada principal de los antiguos estaría actualmente entre los números 94 a 114 de la calle de Faubourg-Saint-Denis a la altura del boulevard Magenta.

4) Cuarta, en Champollion, N245 (a.Magons-Sorbonne) (1797 1801).

Sor Deleau, Superiora General, después que fue expulsada a finales de agosto de 1793 de la casa del barrio de San Denis, permaneció escondida en París, pero en noviembre tuvo que retirarse a Bray (Somme).

En 1797 volvió a París y se estableció en el n245 de la calle Magons-Sorbonne, actualmente calle Champollion.

El 25 de Septiembre de 1797 compraba por 60 libras, al Sr. Lebrun, el féretro con los restos de Santa Luisa y los ocultaba en una cueva de la casa n2 9 del Faubourg de Saint-Martin, hasta el 11 de octubre, que en la presencia del Vicario Sr. Emery abrieron el féretro y pusieron los restos en una caja mas pequeña y la trajeron a esta casa nueva, donde ya habían empezado a venir algunas Hermanas.

El 12 de Diciembre de 1800 Sor Deleau conseguía de Napoleón autorización para formar alumnas que sirvieran en los Hospitales. Este permiso le permitió abrir oficialmente esta casa, donde reunió a las hermanas y comenzó a recibir nuevas postulantes. Aquí permanecieron hasta 1801 que se les dio una casa más amplia en el n2 11 de la calle Vieux-Colombier

5) Quinta, en la calle Vieux-Colombier, N211 (AÑOS 1801-1815)

La parroquia de San Sulpicio tenía desde 1680 en el n2 11 de la calle Vieux­Colombier un establecimiento para las huérfanas de la Parroquia, llamado Orfelinato de la Madre de Dios. Este edificio fue cerrado por la Revolución y la Administración napoleónica se lo asignó a Sor Deleau para que pudiera desarrollar la escuela de enfermeras que Napoleón le había permitido abrir por decreto del 12 de diciembre de 1800.

El 21 de Enero de 1801 llegaban las Hermanas a esta nueva Casa Madre. Aquí vino a vivir el Vicario de la C. M., Padre Placiard, (muerto el 16 de Sptiembre de 1807) y en su presencia se abrió el 4 de mayo de 1804 la caja que contenía los restos de Santa Luisa.

El 23 de diciembre de 1804, por la tarde, el Papa Pío VII visitó a las Hermanas en esta casa y les dio la bendición.

El 25 de marzo de 1805 el Cardenal Fesch, tío de Napoleón y gran Capellán de Francia, celebró en la capilla de la casa la Eucaristía en la que las Hermanas volvieron por primera vez, después de la Revolución, a vestir su Hábito, aunque un poco cambiado, y renovaron en Comunidad los Votos ( La obediencia a los Superiores era para los obispos por disposición de Napoleón, esta situación, sobre quiénes eran sus verdaderos superiores, no se arregló hasta el año 1815, gracias a los esfuerzos del P. Hanon, Vicario General de la C.M., y por disposición expresa del Papa Pío VII que envió un Breve al Vicario General de París, Mgr. Astros. Según el Breve pasaban de nuevo depender del Superior General de la C.M.).

Aquí entró en la Compañía el 25 de mayo de 1802 Sor Juana María Rendu, más conocida por Sor Rosalía. También el 18 de julio de 1806 llegaban a esta casa los restos de San Vicente que habían estado ocultos en la calle Nueva de San Etienne.

Para el 18 de septiembre de 1806 1 a Compañía estaba ya trabajando en 283 establecimientos de Francia

En mayo de 1813 la ciudad les asigna una nueva casa, el palacete de Chatillon en la calle Du Bac. Había que reparar y acomodar la nueva casa, pero las obras iban despacio y los acontecimientos se precipitaron. Las Hermanas tienen que marcharse el 29 de junio de 1815, aunque las obras estén sin terminar.

Desde 1823 esta casa de la calle del Vieux-Colombier es propiedad de la Asistencia Pública que tiene aquí instalado un puesto de bomberos.

6) Sexta, en la calle Du Bac, N2 140 (ant. 132) (AÑOS 1815-…) (I, 133)

Esta casa era en 1760 propiedad del duque Luis Cesar de la Baume Le Blanc, duque de La Valliére, sobrino de la famosa marquesa de la Valliere (1644-1710), gran bibliófilo, cuyos libros fueron a parar a los fondos de la biblioteca del Arsenal y esta casa, cuando murió el Duque el 16 de marzo de 1780, pasó a su hija Adriana-Emilia-Felicidad, marquesa de Chatillon, por su esposo.

En la Revolución la casa se convirtió en bien nacional y en mayo de 1813 la Ciudad la compró y se la asignó a las Hijas de la Caridad, luego, comenzaron las obras de reestructuración por cuenta de la Ciudad

El 18 de junio de 1815 Napoleón cae derrotado en Waterloo y los ejércitos vencedores se ponen en camino hacia París, el 28 de junio están ya en el barrio de San Denís. Las autoridades tienen que sacar precipitadamente de este barrio a las jóvenes que allí se educan en La Legión de Honor y que van a ser las nuevas inquilinas de la casa que tienen que dejar las Hermanas en la calle Vieux­Colombier.

Este acontecimiento les obliga a las Hermanas a salir para la casa de la calle du Bac, aunque las obras no acabarán hasta el 31 de Enero de 1816.

A las 10 de la mañana del 29 de junio de 1815 alquilan un coche para llevar precipitadamente las reliquias de los Fundadores, eran los primeros en llegar a la nueva Casa Madre. Bendecida la capilla el 6 de agosto de 1815, se colocó el cuerpo de San Vicente el 15 de agosto debajo de un altar que había hacia mitad de la nave en el muro de la izquierda, allí permaneció hasta 1830. Los restos de Santa Luisa estuvieron primeramente en la sacristía y luego en una habitación llamada de la «Retraite», hasta el 5 de noviembre de 1824 que pasó a la capilla en una fosa que se hizo

El 30 de marzo de 1830 los restos de San Vicente salían para el Arzobispado de París, para colocarlos en la nueva caja que el arzobispo Quelen había encargado al orfebre Odiot. El 25 de abril se tenía la procesión del traslado desde Notre­Dame hasta la nueva casa de la C.M. en la calle de Sevres n9 95.

Zoe Laboure (Sor Catalina) era novicia desde el 21 de abril y en este año de 1830 le acontecieron las visiones del corazón de San Vicente y las apariciones de la Virgen en la noche del 18 al 19 de julio y luego en la tarde del 27 de septiembre.

En 1849 hubo que engrandecer la Capilla, se tiraron los muros laterales, para abrir naves y tribunas y al mismo tiempo se corrió el presbiterio hacia atrás, a expensas de la antigua sacristía.

En 1858 el Emperador Napoleón III y la emperatriz Clara Eugenia visitaban la casa para agradecerles personalmente los trabajos que habían realizado con ocasión de la guerra de Oriente, ya que el P. Etienne había paralizado las gestiones que el Gobierno estaba haciendo para dar a los Padres y Hermanas la Cruz de la Legión de Honor en premio a su comportamiento.

El 21 de mayo de 1871, con ocasión del levantamiento de la Comuna, las tropas cercaron y vigilaron estrechamente la casa y las 150 novicias tuvieron que salir. Los días 23 y 24 se daba un combate para derribar la barricada que se había levantado en la cercana Abadía-aux-Bois y sembraron de balas el edificio y el patio de las Hermanas. Actualmente sigue siendo la casa Madre de las Hijas de la Caridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *