Vicente de Paúl, Carta 0066: A Luisa de Marillac

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Vicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Vicente de Paúl · Año publicación original: 1972 · Fuente: Obras completas de san Vicente de Paúl.
Tiempo de lectura estimado:
[Marzo 1631]

Señorita:

La gracia de Nuestro Señor sea siempre con nosotros.

La carta de su hijo me parece muy juiciosa. Creo que se le ha ayudado; pero si es de su cosecha, hay motivos para esperar que tendrá juicio. Creo que será conveniente diferir su regreso hasta que vuelva usted y que usted no deje de realizar su viaje. Cítele, pues, para dentro de quince días y dígale que lo mandará a buscar cuando vuelva, e indíquele que ha decidido ponerle como pensionista con los jesuitas, para que estudie; y será conveniente, a su regreso, hablar con dichos padres y conservar su plaza antes de que venga, para enviarlo desde la comunidad a los jesuitas con su sotana, sin que se hospede con usted. Todo esto costará más de lo previsto; pero ¿qué le vamos a hacer?; hay que creer que la persona que ama la pobreza hasta el grado más alto no podrá empobrecerse.

De mi viaje, ahora no pienso nada; y aún se ha interrumpido o diferido notablemente el largo viaje que pensaba hacer y al presente no tengo ante la vista otros menores. Esté, pues, tranquila en este punto y marche con la bendición de Dios, que ruego le conceda Nuestro Señor. Honre la tranquilidad de su alma y la de su santa Madre y manténgase alegre en su viaje, ya que tiene motivo para ello en la ocasión para la que Nuestro Señor la emplea.

Podría decir, si le place, al señor párroco que, si quiere que instruya usted a las niñas durante los días que esté en Montreuil, lo hará de buen grado. El ha ido por delante para buscarle alojamiento; baje, sin embargo, y alójese en la hostería. Y si la urge para que vaya a otra parte, hágalo in nomine Domini. La hostería donde estará más cómodamente, será la de la viuda.

Adiós, señorita; acuérdese de mí en sus oraciones, que soy de usted muy humilde servidor,

V. DEPAUL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.