Una aventura increíble

Francisco Javier Fernández ChentoMiseviLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: N. S. · Año publicación original: 2011 · Fuente: La Opinión de Zamora.

Los magos del Maratón Mágico han visitado Guinea y la comunidad de Misevi. El mago Paco González relata su experiencia profesional y humana en un viaje de cooperación a Guinea Ecuatorial


Tiempo de lectura estimado:

«Este viaje ha sido, sin lugar a dudas, una aventura absolutamente increíble«. Así de taxativo se muestra el mago zamorano Paco González, tras haber vivido ocho intentos días de actuaciones, amistad y reflexiones junto al mago Miguel Ángel Gea con motivo de un viaje a Guinea Ecuatorial, en donde conocieron pequeñas aldeas y ambos mostraron su arte en distintos espectáculos promovidos por el Centro Cultural Español en Bata de Cooperación Española para el Desarrollo.

En su primera experiencia de cooperación a través de la magia, Paco González se ha imbuido de la cultura guineana y de la simpatía de sus gentes. «Me han dejado una huella imborrable«, dice, al tiempo que afirma contar ahora con «una mezcla de sentimientos encontrados«, ya que «he visto cosas difíciles de digerir para un ciudadano de la llamada sociedad del bienestar como pueblos inmersos en duras realidades de pobreza sin agua corriente ni luz ni sistemas de desagüe«. «Sus habitantes viven en casas que, en muchas ocasiones, no tienen ni puertas ni ventanas«. «Sus techos son de restos de chapas y maderas y sus condiciones higiénicas y sanitarias son deplorables«. Sin embargo, «en las caras de las personas que nos encontramos no existe la tristeza«, describe. «Cualquier momento es bueno para celebrar cualquier cosa y las casas están abiertas a cualquier visitante que se acerque con respeto«.

Profesionalmente en Guinea Ecuatorial ha llevado a cabo espectáculos de magia para público mayoritariamente infantil, lo que era novedoso para el mago zamorano, puesto que el estilo que sigue está enfocado dirigido a los adultos. «Me he tenido que replantear para esta gira un tipo de efectos y de registros escénicos muy distintos a los habituales, pero en los que he encontrado muchas ideas interesantes«, señala.

El reto de llegar a los niños lo logró. Así en uno de los juegos sacaba luces de las orejas de los niños, las iba dejando caer sobre un cuaderno que previamente había enseñado sin ningún dibujo en su interior y en el que posteriormente aparecían ilustraciones coloreadas en todas y cada una de sus hojas ante las caras de gran asombro del joven auditorio. En el caso de Miguel Ángel Gea gustó mucho cuando su versión del juego clásico llamado ««Sueño del avaro» en el que hacía aparecer monedas y más monedas del aire estando además remangado en todo momento«, concreta el joven mago zamorano. «Ellos no conocen la televisión, ni las consolas de última generación, ni los juguetes electrónicos… ni todos esos pasatiempos que empobrecen, en parte, las capacidades de la imaginación«. «Se crían en la calle y sus juguetes están hechos de latas y botellas que se encuentran tiradas por las calles y, de repente, llegan a sus pueblos unos personajes misteriosos, pero cercanos, realizando experimentos imposibles y haciéndoles a ellos partícipes magos«, indica. «Gracias a ellos sabemos ahora que todo el esfuerzo y los diversos problemas previos al viaje han merecido la pena«.

Además, Paco González y su amigo Miguel Ángel Gea también visitaron el colegio de Buenos Aires en Niefan a donde fue destinada la recaudación íntegra del «II Maratón Mágico Solidario» desarrollado en Zamora la pasada primavera. «Es asombroso el trabajo que están realizando los Misioneros Seglares Vicencianos para alfabetizar, alimentar y cuidar a los más dos centenares de niños que estudian y viven en su internado«.

Entre las conclusiones que extrae del periplo, el mago concreta que «se trata de uno de los principales países a nivel mundial en la exportación de petróleo, pero se da la espalda al propio pueblo«. Y lo más triste, como ocurre en todas las dictaduras, «es que el control y la manipulación de los pocos medios de comunicación que existen en este país y la falta de cultura generalizada cala hondo en los guineanos que ven en Teodoro Obiang una promesa de futuro«.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *