Susana Guillemin: Repetición de oración, Renovación de 1959

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Susana GuilleminLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Susana Guillemin, H.C. .
Tiempo de lectura estimado:

Llenas del recuerdo de las palabras pronunciadas por el Señor en sus Apariciones de Resucitado, ‘este año nos encontramos, de alguna forma, en la misma situadón que los Apóstoles. También nosotras nos vemos como saliendo de una prueba: no hemos respondido a nuestro ideal de perfección. No somos lo que el Señor nos había propuesto que fuéramos. Nos encontramos ante El, en su presencia, y nos renueva las preguntas que hizo a Pedro.En verdad, el Señor nos dírige la misma pregunta, con la misma mirada indescriptible: «¿Me amas?» ¿Me amas más que a tus comodidades, tus gustos, más que al dinero? ¿Eres capaz, por mi Amor, de renunciar a los bienes de la tierra?

¿Me amas más que a las riquezas de tu corazón? ¿O, acaso, no buscas demasiado la estima de las criaturas? ¿Reino Yo sólo en ti? ¿Tienes en más Mi espíritu que tu propio espíritu? ¿Estás dispuesta a aceptar un cambio de destino? ¿de oficio? Veamos si, con toda seguridad, podemos decirle: «Señor Tú lo sabes…».

Así será cómo, a nuestra vez, le oiremos decirnos: «Porque estás decidida a trabajar más y mejor, serás en mis manos un instrumento del que me serviré para darme a conocer».

Seamos, sí, ese instrumento, estando desprendidas de nuestra manera de ver y de obrar.

Pidamos, mañana, a la Santísima Virgen que nos ayude a practicar mejor nuestros santos votos hasta llegar a la perfección de la virtud, dando total preferencia a la voluntad del Señor sobre nuestros propios deseos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *