Francisco Santos

Mitxel OlabuénagaBiografías de Misioneros PaúlesLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: A. Ircio · Año publicación original: 1972 · Fuente: Anales españoles.
Tiempo de lectura estimado:

El P. Francisco Santos nació en Rabé de las Calzadas el 29 de enero de 1893. Después de estudiar Humanidades en el Colegio Apostólico de Tardajos, ingresó en la Congregación de la Misión en Madrid, el 16 de septiembre de 1910. Le habían precedido en la misma vocación sus dos hermanos José y Saturnino y, como Hijas de la Caridad, sus hermanas Rufina y Eustasia, aunque ésta más bien le siguió. Terminada su carrera sacerdotal y ordenado de presbítero el 21 de septiembre de 1919, antes de terminar dicho año se embarcaba para Filipinas, como lo había hecho tres años antes su hermano Saturnino. Allí trabajó por muchos años de profesor del Seminario de Naga o Nueva Cáceres, al parecer en la sec­ción de Ciencias Físicas y Naturales, a las que conservó aún después mucha afición. Volvió a España en 1948, tal vez por falta de salud. Como procedente del trópico, le destinaron a Ayamonte, donde trabajó todavía por bastante tiempo en los sencillos misterios de una iglesia de culto. Por los años 60 experimentó una crisis, tanto física como mental, que le hizo sufrir mucho, tanto que, como escribía al P. Visitador, tenía miedo de que iba a perder la cabeza, como le había sucedido por algún tiempo a su hermano José. Entonces le dieron opción a escoger otra Casa para residencia; pero él no quiso elegir, pues eso le parecía poco conforme con el espíritu de obediencia, y entonces le destinaron a Tardajos. Allí hace buenos servicios, especialmente en las confesiones de los apostólicos y de las Hermanas, y va consumiendo sus fuerzas, hasta que, ya agotado y notablemente enfermo, se le trae, en 1970, a la enfermería de Madrid. Le fallaba, sobre todo, el corazón. Al final, llevaba una vida completa­mente artificial, sostenido su corazón por un marcapasos. Apenas se pu­dieron dar cuenta los que le cuidaban de que se acababa, para poderle administrar los últimos Sacramentos. Murió hacia las diez de la noche del 29 de noviembre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *