San José Benito Cottolengo

Francisco Javier Fernández ChentoJosé Benito CottolengoLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Niccole del Re .
Tiempo de lectura estimado:
San José Benito Cottolengo

San José Benito Cottolengo

Primogénito de una familia numerosa. N. en Bra, Piamonte, el 3 mayo 1786. En 1805 entra en el seminario de Asti. Ordenado sacerdote en Turín el 8 jun. 1811, ejerció el sagrado ministerio durante algún tiempo en su ciudad natal, yendo después de vicepárroco a Corneliano d’Alba. Deseoso de completar su formación, volvió a Turín, donde en 1816 consiguió la licenciatura en Teología. Después de una breve estancia en Bra, retornó a Turín, a finales de 1818, al ser nombrado canónigo en la iglesia del Corpus Domini, donde desarrolló durante nueve años su actividad pastoral, sobre todo en favor de los pobres de la parroquia, que le llamaban «el canónigo bueno».

En 1827 el episodio piadoso de una pobre mujer de Lyon, cierta Juana M. Gonnet, abandonada por todos y asistida por él en su muerte, le descubrió su verdadera vocación; la infeliz, llegada a Turín enferma, había sido rechazada en el hospital de la ciudad porque estaba en estado de gravidez y del hospicio de maternidad porque era tuberculosa. Inspirado por la Virgen, concibió entonces la idea de abrir un refugio para los pobres y enfermos de todas clases, de cualquier religión o raza, rechazados por todos; dos aposentos con unas pocas camas en una casa llamada «de la bóveda roja», frente a su iglesia del Corpus Domini, significaron, a principios de 1828, el arranque de lo que un día habría de ser «la ciudadela del milagro». Lo angustioso del lugar, dado el continuo afluir de enfermos, le obligó bien pronto a trasladar su institución a una casita alquilada en el popular barrio turinés de Valdocco, donde el 27 abr. 1832 se inauguró la Pequeña Casa de la Divina Providencia, puesta por su fundador bajo los auspicios de S. Vicente de Paúl, y en concomitancia con la cual surgió también, con la colaboración de la joven y piadosa viuda Mariana Nasi Pullini, la Congregación de las Hermanas Vicentinas de María Inmaculada, llamadas en seguida «Hermanas del Cottolengo».

En 1833 fundó la Congregación de Hermanos de S. Vicente, hoy Hermanos de José B. Cottolengo (Congregatio Fratrum a S. Joseph Benedicto Cottolengo), cuyo fin es la «asistencia y cuidado de los asilados en la Pequeña casa de la Divina Providencia y sucursales».

El florecimiento de la Pequeña Casa, abierta a todas las miserias y a todos los sufrimientos humanos, y para cuyo sostenimiento su fundador confió siempre en la Divina Providencia, invocada siempre con constante e intensa plegaria y con continuos sacrificios, se confundió con la última parte de la vida de J. B., el cual, acabado por la penitencia y por las incesantes tareas de cada día, previendo próximo su fin se hizo trasladar a Chieri, donde m. el día 30 abr. 1842; fue sepultado en Turín bajo el altar de la Virgen en la iglesia principal de la Pequeña Casa.

J. B. C., benemérito precursor en el campo de la asistencia social y hospitalario, fue beatificado por Benedicto XV el 29 abr. 1917 y canonizado el 19 mar. 1933 por Pío XI, que gustó definirlo «un genio del bien»; se celebra su fiesta el 30 de abril.

Erigida entidad moral por el rey Carlos Alberto desde 1833, la Pequeña Casa de la Divina Providencia, constituye (1968) un imponente complejo de edificios que hospeda alrededor de 7.000 asilados, asistidos por más de 50 médicos voluntarios, que conceden gratuitamente su trabajo, y por religiosos de ambos sexos, divididos en varias «familias», cada una de las cuales tiene su propia función: cura de los enfermos más repugnantes, asistencia de los infelices de toda laya, adoración continua y ofrecimiento del sacrificio propio, etc. En 1971 los Hermanos de S. José B. C. son 45, con 5 casas y las Hermanas Vicentinas 139, con 18 casas (Ann. Pont. 1972).

BIBL.: C. JOERGENSEN, L’uomo che credeva nella Divina Provvidenza, Pinerolo 1934; S. BALLARIO, L’Apostolo della Carita cristiana descritti nella vita di S. G. B. C., ib. 1959; V. DI MEO, La spiritualitá di S. G. B. C., :b. 1959; J. COTINO, Giuseppe Benedetto Cottolengo, en Bibl. Sanct., 6,1310-1317.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.