Preguntas abiertas

Francisco Javier Fernández ChentoHijas de la CaridadLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido .
Tiempo de lectura estimado:

1. ¿De dónde surge el nombre de Hijas de la Caridad?

Nuestro nombre nos lo puso Dios…Si, aunque te parezca increíble!! El quería que nos llamáramos así…y nos lo manifestó a través del pueblo…San Vicente se lo explicaba a las hermanas de esta manera: «Fue el pueblo que viendo lo que hacían sus primeras hermanas quien puso tal nombre».

2. ¿Qué hacían las primeras hermanas?

Nuestras primeras hermanas, iban y venían por las calles de París, eran distintas de los otros grupos religiosos de aquel tiempo…Junto a Vicente y Luisa habían comprendiendo que Jesús mismo las esperaba en quienes más las necesitaban: cuidaban a los pobres enfermos en sus casas. Después, sirvieron en los hospitales, escuelas y casas para niños expósitos. Pronto comenzaron el cuidado de los galeotes, los soldados heridos, los ancianos y los aquejados de alguna enfermedad psíquica. Deseaban responder a las necesidades de su tiempo, viviendo en medio de aquellos a quienes servían. Y a fin de moverse más libremente por las calles y salas de los hospitales debían tener:

  • Por monasterio, las casas de los enfermos
  • Por celda, un cuarto de alquiler
  • Por capilla, la parroquia
  • Por claustro, las calles de la ciudad
  • Por clausura, la obediencia
  • Por rejas el temor de Dios
  • Por velo, la santa modestia.

Se unían a Dios por votos simples, no solemnes. Pronto en nuestra historia, se estableció la práctica de los votos anuales, no perpetuos.

3. ¿Por qué dudaron los Fundadores en establecer los votos en la Compañía?

Temían que si las hermanas hacían los votos las tomasen por religiosas y las impusiesen la clausura, como pasaba en aquel tiempo. De esta manera perderían la movilidad necesaria para acudir a donde los pobres las necesitasen.

4. ¿Y que pasó después?

Asumimos los votos aunque de una manera específica porque nosotras no somos religiosas somos una Sociedad de Vida Apostólica por ello nuestros votos son diferentes a los que hacen en los Institutos de Vida Religiosa.

5. ¿Hacen votos «no religiosos», anuales y siempre renovables?

Así es, renovamos nuestros votos cada año en la solemnidad de la Anunciación del Señor. La renovación anual es un «SI» a la vocación sin discontinuidad, es un signo de dinamismo espiritual y un impulso para una profundización progresiva de la vocación. A través de ellos confirmamos nuestra entrega total a Dios, y esta es intencionalmente de por vida.

6. Ustedes hacen voto de Castidad, Pobreza y Obediencia ¿Qué sentido tiene hacer un cuarto voto de servir a los Pobres?

Bueno, hacemos cuatro votos pero este no es el cuarto .Éste es un voto específico de las H.C. Es el rasgo que más profundamente marca la identidad de la Compañía en la Iglesia. El servicio es la expresión de nuestra entrega a Dios en la Compañía. San Vicente decía: «Hijas mías el servicio a los Pobres tiene que preferirse siempre a todo lo demás» y añadía también: «Sois pobres Hijas de la Caridad que os habéis entregado a Dios para el servicio de los Pobres».

7. Las Hijas de la Caridad… ¿Siempre viven en comunidad?

Si, por que para nosotras la Comunidad es el lugar de nuestro encuentro con Dios. Donde se rehacen las fuerzas para servir a los pobres….Esto, te aseguro, es mucho más que vivir juntas.

Es más bien experimentar cada día el gran amor de Jesús que nos ha llamado y reunido, nos une, en una misma vocación, un mismo espíritu y un mismo fin.

La comunidad es nuestro primer lugar de pertenencia.

8. Exactamente, ¿a qué se dedica una Hija de la Caridad?

Las Hijas de la Caridad dedican su vida a la atención de los más olvidados, a todas las personas con carencias en todo el mundo. Realizan su servicio en un amplio campo de trabajo humanitario y de asistencia social a la vez que trabajan por la justicia, la paz y la solidaridad.

Cuando las sociedades cambian y se desarrollan también lo hacen sus poblaciones, por ello el servicio en que las Hijas de la Caridad se comprometen cambia y se adapta constantemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.