París en tiempos de San Vicente de Paúl (III)

Francisco Javier Fernández ChentoEn tiempos de Vicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Rafael Villarroya, C:M. · Año publicación original: 1986 · Fuente: Inédito.
Tiempo de lectura estimado:

6) Urbanización

A) Calles y casas

1) Calles

En el año 1280 París tenía 310 calles) a la muerte de Luis XIV (1715) había 653. (Actualmente -1957- hay 5.218). Las calles en general conservaban el trazado de los antiguos caminos. Los nombres provenían de los lugares que atravesaban, de un personaje notable, del nombre de un edificio vecino, de los oficios de sus habitantes, de una particularidad… pero sobretodo de una especial “enseigne”: l’Arbre-Sec, La Huchette, etc. No había letreros ni tenían nombres oficiales.

La circulación era difícil, la anchura media estaba entre 4 ó 5 metros que además era disminuida por la disposición de las casas de los comerciantes. Las calles eran muy sucias a pesar de las ordenes dadas y los intentos de crear un servicio de limpieza ya en 1506. Tenían una inclinación hacia el centro por donde corría la suciedad y sólo algunas estaban pavimentadas. No tenían aceras y los portales los defendían con pilones de piedra. (La primera acera se hizo en la calle del Odeón en 1779)

2) Casas

Las casas que predominaban eran de cuatro o cinco pisos. Cada piso solía tener una sola habitación con una alcoba en la parte trasera y una sola ventana a la calle. Las ventanas de casas ricas tenían cristales pero la mayoría tenían una tela aceitosa o papel.

La planta baja servía frecuentemente de tienda-taller con un vano a la calle cubierto por dos maderas, una que se abría hacia abajo y servía de mostrador y otra hacia arriba que hacía de visera.

La fachadas eran con frecuencia de piedra hasta el primer piso y en los otros pisos los construían con madera y yeso. Las hacían un poco inclinadas, avanzando en principio, hacia la calle, pero a partir de 1607 la inclinación se hizo hacia dentro. Muchas estaban decoradas con motivos religiosos y no tenían números, (excepto las 68 del puente de Notre-Dame), sino “enseignes”. Las casas terminaban en “pignon” y desde el siglo XIV las pizarras habían sustituido a las tejas. Las chimeneas eran exteriores, pegadas al muro lateral. Las escaleras interiores de piedra o de madera fueron en principio de caracol pero luego predominaron las ordinarias.

B) Ríos, islas y puentes.

1) Ríos

El Sena que en la antigüedad había cubierto gran parte de la Ville, tenía un trazado semejante al actual. Era la principal vía de comunicación y el camino fundamental para abastecer la ciudad. Los principales puertos eran el de San Landry, La Greve y San Gervasio, pero sobre todo en su margen derecha contaba- con otros muchos para las mercancías: Puertos del Heno, Vino, Trigo, Madera y Carbón. También había varios Abrevaderos.

La Bievre es un río que nace a 5 Km. de Versalles y en su curso de 32 Km. atraviesa Bievre, Buc, Jouy, Igny, Verrieres, Antony, Fresnes, Bourg-la-Reine, Cachan, Arcouil y Gentilly. Aquí se divide en dos brazos, casi juntos, de dos a tres metros de ancho. Ya en París actual formaba la Isla de los Monos (actual plaza de Rene-le-Gall), después atravesaban los jardines del convento de las franciscanas (Hospital Broca) para juntarse en la calle Mouffetard y desembocar en el Sena a la altura de la actual estación de Austerlitz

En 1148 la Abadía de San Víctor en tiempos de San Bernardo construyo un canal desde la calle Ceresier (Halle-aux-Cuirs), regaba las tierras de la Abadía y las de San Nicolás de Chardonnet para ir a parar al Sena por la calle de la Bievre.(Segunda desembocadura). Cuando se hizo la muralla de Carlos V y se cavaron las fosas de San Bernardo y el río ya no entraba en la ciudad sino que desembocaba a la altura de la Tournelle. (Tercera desembocadura).

Ocasiorió tina grandes inundaciones en los años. 1579 y 1626. Actualmente desde el colector de’ la calle Geoffroy-Saint-Hilaire, totalmente cubierto, se ha convertido”err un gran desagüe de la margen izquierda y va a parar a. Aubervilliers.

2) Islas

a)-La Isla de la Cité, es la principal y la más grande de todas (actualmente tiene unas 17 hectáreas, en tiempos de los romanos solo tenía 14.ha.,). Habitada ya en el año 250 a.C. por la tribu de los Parisii con el nombre de la Cité Lutecia, fue conquistada por los Romanos hacia el año 53 a.C., que se establecieron en ella durante 500 años.

-A finales del siglo XVI existía un grupo, en la parte Este, formado por la Catedral de Notre-Dame, el obispado, el Claustro de los Canónigos y el Hospital (Hotel-Dieu). En el extremo Oeste, otro grupo, con el antiguo Palacio de los Reyes (en este tiempo residencia del Parlamento), con la Santa Capilla, la cárcel (Conserjería) y Mercados. Entre uno y otro grupo unas 30 ó 40 calles estrechas, tortuosas, sin pavimentar, llenas de suciedad, que se limpiaban con las solas inundaciones del Sena. Estas calles estaban llenas de casas de tres y cuatro pisos y más de una veintena de iglesias, oratorios, capillas… con sus respectivas torres y campanarios.

-Esta isla estaba unida a la Ville por el Puente de Notre-Dame y el doble puente llamada una parte del Cambio y la otra de los Molineros o de Marchand. A la Université la unía el Petit-Pont y el de San Miguel. Enrique IV en 1607 inaugurará un quinto puente, el Puente Nuevo, que por la punta Oeste de la Cité unirá los dos márgenes extremos del Sena, después de unir con la misma Cité, en el centro, dos islotes, el de Juifs y el de las Vaches.

-En el siglo XVII se harán en la margen izquierda el Puente del Doblón (1626) y la pasarela de San Carlos (1646), para uso del Hotel-Dieu. En la margen derecha quedará, el 30-1-1616, seriamente dañado el del Cambio y se quemará el de Marchand, el 23-24 de Octubre de 1621, entonces se hará una pasarela de madera, mientras se construye, de 1639 a 1647, uno nuevo, que sustituirá a los dos anteriores.

-También en 1632 el contratista Pedro Pedou construyó un puente de madera que unía el barrio de San Germán con el Louvre. Se llamó Pont Rouge por el color y tenía la misión de sustituir a una barca (calle du Bac), que hacía ese trayecto a la altura de la calle Beaume. No podían pasar los carros y era de peaje. Fue muchas veces averiado por el agua y por el fuego: años 1642, 1654, 1656, hasta que fue construido en piedra en el año 1689 y pagado por el rey, desde entonces se llamó Puente Royal.

b)-La Isla de San Luis. Esta isla se llamaba en principio la isla de Notre-Dame, cuando en 1360 se dividió, una parte se llamó de isla de las Vacas y la otra conservó el nombre de Notre-Dame. Eran dos islotes desiertos, lugar de las lavanderas, pescadores, bañistas y tiradores de arco. Enrique IV proyectó unir las dos islas y hacer una zona residencial, pero fue en tiempo de María de Médicis cuando se hizo. En 1614 Cristóbal Marie con otros asociados unieron las dos islas, urbanizaron el terreno e hicieron tres puentes que unían la nueva isla, llamada de Notre-Dame, con la Ville, la Université y la isla de la Cité. Esta isla se convirtió en seguida en residencia de grandes magistrados y opulentos financieros. Desde 1650 se puede decir que no ha cambiado nada más que el nombre, desde 1725 se llama la isla de San Luis.

La isla Louvier. Esta isla llamada en principio Ile des Javiaulx fue comprada en el siglo XV por Nicolás de Louviers de quien tomó el nombre. Fue durante mucho tiempo terreno para ejercitarse en el tiro de la ballesta, en 1549 se construyó un fuerte y un puerto para dar a Enrique II un espectáculo de un combate naval y la toma de un sitio; durante unos años se usó para cargar y descargar barcos. En 1843 se rellenó el pequeño brazo del Sena que la separaba de la Ville, se unió a esta y se urbanizó. Actualmente es el cuadrilátero comprendido entre el boulevard Morland y el quay Henri-IV.

La Isla Maquerelle. Formada por los islotes Treilles, Vaches, Longchamp se llamó desde el siglo XVI Maquerelle (Mala querella), fue en este tiempo un lugar de duelistas y desafíos, la mayor parte de los cuerpos de los hugonotes asesinados en la noche de San Bartolomé, llevados por las aguas a esta isla, fueron enterrados en ella. Luis XIV en 1676 puso en ella unos cisnes traídos de Dinamarca y Suecia y entonces se llamó la isla de los Cisnes. En 1773 la Escuela militar empezo a usarla como ampliación de Campo de Marte y en tiempos de Napoleón se cubrió el pequeño brazo del Sena y se incorporó a tierra firme. Actualmente ocupa el terreno comprendido entre la calle Université desde la Calle Nicot y la torre Eiffel.

7) Servicios

A) Hospitales-Hospicios

Hombres y Mujeres

Hotel -Dieu, Petites-Maisons (año 1497), San Luis (1607), Los Incurables (1637), La Santé (1652), Santo Nombre de Jesús (1653)

Hombres

San Gervasio y Santa Atanasia (1171), Los Maturinos (Trinitarios s.XIII),Quinze­Vingts (ciegos 1260), Santo Sepulcro (1326), Petit San Antonio (1361), La Merced (1515), La Charite (Hnos. San Juan de Dios 1602), Convalecientes (Hnos.San Juan dé Dios 1642)

Mujeres

Haudrietas (1306), Hospitalarias de Notre-Dame de la Plaza Real (1624), Hospitalarias de la Roquette (1639), Hospitalarias de la Misericordia de Jesús (1655), La Salpetriére (Parte de Hospital General 1656)

Niños y Niñas

Enfants-Bleus o de la .Trinidad (1202), Hospital del Santo Espíritu (1362), Hospital de la Madre de Dios (1648).

Niños

Enfants-Rouges (1534), La Pitié (1612),

Niñas

Santa Catalinna-Santa Oportuna (s.IX), Notre-Dame de la Misericordia o de las Cien Hijas (1624)

Militares

Hospital Lourcine o de Santa Valera (s.XIII), Santiago de Alto Paso (1554)

B) Mercados

Mercado Central (les Halles) en el distrito de San Eustaquio, en la calle Baltard. Allí había : Carne, pan, frutas, mantequilla, queso, huevos, telas…

Ordinarios:

Mercado de la Megisserie de Flores, arbustos y los domingos pájaros Mercado-Nuevo, del Petit-Pont al Puente San Miguel, trigo, verduras, legumbres, y desde 1568 también del pescado

Mercado General de la plaza Maubert

Mercado General de San Germán de los Prados

Mercado de l’Aporte-Paris, delante del Grand-Chatelet Mercado de Beauce, junto a Enfants-Rouges, desde 1626

Especiales:

Mercado de Caballos: de 1565 a 1605 en la actual plaza 1633 en la montarla de San Roque, de 1633 a 1687 en Capuchinos de San Honoré.

Mercado de Vacas en la calle Tannnerie, luego al norte del Colegio de los Bernardinos y desde 1646 en el quay de Ormes

Mercado de Cerdos hasta 1633 en la colina de San Roque San Marcel.

Mercado de Vinos, junto a la Abadía de san Víctor

El movimiento de ventas, al ser una ciudad tan grande y en gran parte de oficios, era muy grande. Los estudios realizados sobre el consumo nos dan estas cifras:

Harina y pan alrededor de 3 millones de litros por semana.

-Carne consumida al año: Unas 40.000 vacas, 68.000 terneros, 360.000 corderos y unos 25.000 cerdos.

-Pescados al año más de u n millón de bacalaos y otros tantos arenques, además gran cantidad de salmones, sepias, marsopas….

-Vino unos 450 millones de litros; y sal más de 2 millones de litros

Leña unas 300.000 cargas (cada carga era 2 metros cúbicos) y Carbón de madera sobre 3 millones de litros.

Se calcula sobre 9 millones de pacas de heno para caballos y mulas y una gran cantidad de grano, sólo de avena subía el consumo a 30 millones de litros.

C. Transportes

El caballo y la mula era lo que predominaba, también había carretas y literas, aunque la mayoría se desplazaba por la ciudad a pie.

-Las carrozas, que en principio espantaban a los peatones, aparecieron hacia mitad del s. XVI. En 1550 sólo había tres: La de la reina, la de la querida del rey, Diana de Francia y la de Juan Duval, un famoso hombre, tan grueso que no lo podían llevar en litera. Luego vinieron las carrozas con cristales en 159. Pronto se extendieron entre el clero y los burgueses ricos, en 1610 había 315 carrozas y en 1614 el Parlamento tuvo que intervenir para limitar el número.

Otro medio de trasporte fue la “Chaise”, introducida por la reina Margot y vulgarizado ya en 1617. La Calesa apareció en 1644.

En 1645 se inauguró el primer servicio público de coches, llamados “Fiacres”, servicio creado por Nicolás Sauvage, empleado de los coches de Amiens. En 1637 tuvo la idea de crear un servicio de coches dentro de París. Fueron unos coches de cuatro plazas que salían del Albergue del Grand San Fiacre, en la calle de San Martín, n. 212. Costaban 10 sueldos la hora y en principio realizaron cinco itinerarios: 1) Luxemburgo-San Antonio. 2) Plaza Real-Plaza de las Victorias 3) Plaza Real-Puente de la Tournelle-Plaza Maubert 4) Luxemburgo-Aboukir-Montmatre.

D. Aguas, desagües y alumbrado

Agua

El Sena y la Bievre y una serie de pazos eran los principales servidores del agua que satisfacía las necesidades de los habitantes de París. Un gran contingente de personas tenían como profesión el oficio de aguadores.

Los habitantes de la margen izquierda (Université) habían contado con el acueducto romano de Rungis-l’Arcuil pero los normandos lo habían destruido en el s.IX. Las necesidades del nuevo palacio de Luxemburgo de María de Médicis obligaron a su reconstrucción. El día 17 de julio de 1613 con gran pompa se puso la .primera piedra y en 1624 se terminó, después de hacer un gran depósito general en el n.71 de la actual calle Denfert-Rochereau.

Los de la derecha (Ville) contaban también con dos acueductos subterráneos el que desde las alturas del Pre-Saint-Gervais llevaba sus aguas hasta San Lázaro y otro que desde Belleville acababa en el Priorato de San Martín de los Campos. Estos conducciones de aguas tenían de cuando en cuando “miradores” (registros) que ademas de sobrevigilar la conducción permitía hacer desviaciones para otros sitios, principalmente para casas de nobles y conventos.

En 1605 se hizo junto al Puente Nuevo la famosa “Pompe de la Samaritana” que elevaba las aguas del Sena y cubría principalmente las necesidades de agua provocadas por las nuevas y continuas obras del Louvre.

En 1669 París contaba con 35 fuentes públicas: 15 del acueducto de Rungis, 9 del de Bellevile-Saint-Martin y 11 del de Pre-saint-Gervais-S.Lázaro.

Desagües

Desde las ventanas, al grito de “agua va”, salía el agua sucia, que luego corriendo por el centro de las calles iba a parar a los ríos Sena y Bievre. En las casas junto a la escalera solía haber un letrina que acababa en un pozo negro sin salida.

Existió también en Paris en la margen derecha un pequeño riachuelo Menilmontant que con el tiempo se convirtió en el gran desagüe, “Le Grand Egout”. Desde el Temple tenía dos conducciones, para acabar todo en el Sena a la altura del número 18 de la calle New-York.

Alumbrado

La ciudad carecía de alumbrado, pero estaba establecido que los del primer piso, de trecho en trecho y según días, sacaran una candela a la ventana desde las 9 hasta media noche. No se cumplía y la noche era ocasión para cometer toda clase de atropellos calculándose una media de 15 muertos todas las noches.

-Los Capuchinos y otros Mendicantes eran los bomberos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *