Luisa de Marillac, Carta 0007: A Sor Bárbara

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Luisa de MarillacLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Luisa de Marillac .
Tiempo de lectura estimado:

(hacia 1636)

Hija de la Caridad sierva de los Pobres enfermos en la Parroquia de San Pablo1 (París)

Mi muy querida Hermana2:

Estoy muy preocupada con la enfermedad de nuestra querida hermana, a quien saludo de todo corazón a los pies de Jesucristo, invitándola, por su santo amor, a que no se deje dominar por el desaliento, que experimente en sí misma la necesidad que nuestros amos, los pobres enfermos, tienen de asistencia, de cordialidad y de dulzura. Ese es el estado en que mejor puede manifestar su fidelidad en amar la santísima voluntad de Dios y en cuanto a usted, querida Hermana, no dudo de que tiene gran cuidado de ella. Pero le ruego que cuanto antes llame a un médico, sin descuidar por esto a los enfermos de la Parroquia.

Ya sabe usted cuánto importa en ese barrio no dar qué decir a nadie. Visítelos usted misma, pues si bien es verdad que esas otras Hermanas nuestras lo hacen ya con mucha solicitud y caridad, será mejor que usted se ocupe personalmente de ellos.

Espero que nuestro buen Dios bendecirá sus desvelos y le ruego dé a usted la fuerza v el valor suficientes Para sobrellevar las pequeñas dificultades que encuentre; en su santísimo amor soy su humilde hermana y servidora.

P.D. Si necesita usted una Hermana más, dígamelo, por favor

  1. Estando al servicio de los pobres en la Parroquia de San Pablo, ya en 1632-1633, las Hijas de la Caridad debieron de residir en dicha feligresía cuando la Casa Madre se trasladó a la aldea de La Chapelle.
  2. Bárbara Angiboust (1605-1658), oriunda de la Parroquia de San Pedro de Serville, cerca de Chartres. Fue a engrosar el número de las Hijas de la Caridad el 1 de julio de 1634. Luisa no tardó en descubrir todas las riquezas de su personalidad y la fue enviando como «primera piedra» a numerosos establecimientos: en 1636, a la Parroquia de San Pablo, y después a la de San Sulpicio, en París; en 1637, a Santiago de los Carniceros; en 1638, a San Germán en Laye y después a Richelieu; en 1642, a los Galeotes; en 1645, probablemente a Serqueux; en 1646, a Fontainebleau; en 1649, a San Dionisio; en 1652, a Brienne; en 1653 a Châlons; en 1654, a Bernay; en 1658, a Châteaudun. Bárbara Angiboust fue también escogida para hacer visitas: a los Niños Expósitos enviados a casa de Nodrizas, en 1649; a Santa María del Monte, en 1657; a Varize, en 1658. El 25 de marzo de 1642, Bárbara adquirió el compromiso total al servicio de los pobres pronunciando los votos perpetuos. Murió el 27 de diciembre de 1658.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.