El espíritu modela…

Mitxel OlabuénagaHistoria de las Hijas de la CaridadLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido · Año publicación original: 1984 · Fuente: Ecos de la Compañía, 1984.
Tiempo de lectura estimado:

Las primeras Hijas de la Caridad llegan a las parroquias de París para estar al servicio de las Cofradías de la Caridad. Muy pronto las piden de lejos: Richelieu, Angers, Sedan… Cada año las llamadas son más numerosas. Vienen también jóvenes de todas las regiones.

El servicio de las Hijas de la Caridad se va a ampliar. Después del servicio a los enfermos en sus domicilios y a los niños en las escuelitas, sirven a los galeotes, a los niños expósitos, a los enfermos de los hospitales, a los refugia­dos, huérfanos, heridos… a todos los que sufren y están abandonados.

¿Va a provocar la extensión de la Compañía un debilitamiento, o por el contrario, va a ser la ocasión para consolidar la obra de Dios?

En esta reflexión se propone ayudar a ver cómo San Vicente y Santa Luisa caminaron al paso de Dios para permitir la maduración de la Compa­ñía en fidelidad a la intuición primitiva.

LA ELECCION DE LAS IMPLANTACIONES

San Vicente y Santa Luisa reciben numerosísimas peticiones, procedentes de diferentes personas y lugares, para servicios variados. ¿Cómo respondieron?

LAS LLAMADAS SON NUMEROSAS

  • 1647: «Tenemos gran necesidad de Hermanas, porque nos piden mu­chas de todas partes» L. M. p. 202.
  • 1654: «Nos piden de tantos lugares que es imposible atender las pe­ticiones» L. M. p. 439.
  • 1656: «Nos vemos obligados a rechazar establecimientos, de lo que tenemos que humillarnos mucho L. M. p. 525.

Ver también «Textos complementarios» y Sígueme V, p. 596; Sis) XI 3, p. 252.

  • ¿Para qué piden Hijas de la Caridad?
  • ¿Quién transmite la petición?

LAS PETICIONES SE ESTUDIAN DETENIDAMENTE

«Ha sido necesario dejar pasar cierto tiempo para probar esta llamada» L. M. p. 783.

  • ¿En qué fecha recibieron los Fundadores las peticiones? Para:
    • Montreuil
    • San Dionisio
    • Beaufort
    • Hospital de Recluidos de Angers
    • Chfiteaudun

Ver textos complementarios» Saint Mulo – Ver sígueme VI, p. 67.

  • ¿Cómo y cuándo respondieron? Para:
    • Beaufort
    • San Dionisio
    • Montreui I
    • Hospital de Recluidos

Ver «Textos complementarios» Cháteaudun — Ver Sígueme X, p. 807 Saint Malo — Ver Sígueme VI, p. 67

Podría ser interesante estudiar del mismo modo el conjunto de los estable­cimientos.

LAS RESPUESTAS ESTAN MOTIVADAS

A lo largo de su reflexión, los Fundadores quieren asegurar:

  • «Que todas las cosas se hagan para la gloria de Dios y para el bien de los Pobres.»
  • ¿Cuáles son las razones que movieron a los Fundadores a dar una respuesta afirmativa a la petición que se les había hecho?

CÓMO SE «ACOMPAÑA» A LAS HERMANAS

San Vicente y Santa Luisa, respondiendo a las llamadas de su tiempo, envían Hijas de la Caridad al encuentro de los Pobres. Saben que:

  • se puede «gozar de la dulzura y suavidad que hay en servir a los Pobres» L. M. p. 364. También que:
  • «el ejercicio que Dios ha tenido la bondad de encomendarle es muy penoso y en apariencia sin consuelo» L. M. 357.

EL ENVÍO A MISIÓN

En el momento de la partida, los Fundadores vuelven a recordar a las Her­manas lo que es una Hija de la Caridad, su espíritu, cómo deberá vivir su servicio en el lugar al que son enviadas.

  • ¿Cómo presentan los Fundadores el Carisma de la Compañía» a las Hermanas que son enviadas a misión?
  • ¿Qué diferencias se encuentran entre esta presentación y lo que el señor Vicente expuso en su primera Conferencia a las Hijas de la Caridad el 30 de julio de y la Señorita en su carta a la Superiora de las Benedictinas de Argenteuil el 16 de mayo de 1639?

Ver los diferentes envíos a misión. A: Le Mans, Montreuil, Polonia. Ver «Textos complementarlos. Hennebont y Montinirall – Ver «Conferencias Espirituales a las Hijas de la Caridad p. 398. Nantes — Id. p 472 Sedan — Id. p 509 La Fere — Id. p. 637 Arras — Id. p. 654 Ussel — Id. p. 820 Calais — Id. p. 869 Metz — Id. p. 875 Cahors — Id. p. 890 Narbona — Id. p. 949

COMUNICACION CON LOS SUPERIORES

En el momento de la partida, los Fundadores piden las Hermanas que es­criban con regularidad para dar noticias suyas.

  • ¿Cuáles son las alegrías que encuentran las Hermanas en su ser­vicio a los Pobres?
  • ¿Qué dificultades tienen que afrontar?
  • ¿Qué consejos piden a los Fundadores?

Escoger las cartas de una u otra casa para hacer este es­tudio (Ver Textos Complementarios»).

En determinados lugares, los administradores se ven obligados por dificultades importantes a decidir la retirada de las Hermanas.

  • ¿Cuáles son las razones de tal decisión?

Ver Le Mans, Sígueme II, p. 513 y Textos Complementarios Montreuil, Sígueme IV, p. 24. Chars,  Chantilly. Ver Textos Complementarios.

UNA INTERPRETACIÓN PARA HOY

«Dios sea bendito por todo y dé fortaleza y generosidad a la Com­pañía para mantenerse en el espíritu primitivo que Jesús puso en ella, por el suyo y sus santas máximas. Démonos a Dios frecuentemente para obtener de su Bondad esa gene­rosidad que necesitamos para gloria de sus designios sobre la Com­pañía.» Luisa de Marillac a Margarita Chétif, el 10 de enero de 1660, L. M. p. 668.

Como las primeras Hermanas, yo he sido enviada a misión. Integrada en una Comunidad local, me esfuerzo por vivir esta misión en fidelidad a las Constitu­ciones.

  • ¿Encuento en mi servicio las características del espíritu vicenciano?
  • ¿Sé compartir mis alegrías y mis dificultades con los que han recibido una misión de autoridad en la Compañía?
  • ¿Soy fiel en transmitir las nuevas llamadas de los nuevos Pobres?
  • ¿Sé aceptar un tiempo de espera entre una petición y una res­puesta?
  • ¿Me tomo el tiempo para dar cuenta de mi servicio? ¿A quién? ¿Cómo?

 Pido a Dios les conceda la gracia de perse­verar en su vocación para servirle de la ma­nera que les pide de ustedes. Testamento de Santa Luisa, L. M. p. 823

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *