El apostolado con inmigrantes polacos en Estados Unidos

Francisco Javier Fernández ChentoMisiones «Ad gentes»Leave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Edward Gicewicz, C.M. · Traductor: Guillermo Campuzano, C.M.. · Año publicación original: 2001 · Fuente: Vincentiana.
Tiempo de lectura estimado:

Los inicios

Polonia

Polonia

La instalación del sacerdote vicentino, George Glogowski, como párroco de San Estanislao, Obispo y Mártir de la Iglesia, en New Haven, Connecticut, tuvo lugar el día de año nuevo de 1904.

Como superior del grupo, el P. Glogowski organizó también la parroquia de San Miguel, en Derby, Connecticut, en 1905. En el estado de Pennsylvania, en 1906, el aceptó la Parroquia de Santa Maria (Conshohocken) y la del Sagrado Corazón (Swedesburg), y la de Santa Eduviges (Filadelfia), en 1908.

Fue en este tiempo, después del fin de la guerra ruso-japonesa, en 1904, y después de la revolución en 1905, que Czar Nicolás II suavizó su posición e hizo concesiones, sobre todo en la área de la educación, lo que le dio a los polacos una cierta libertad religiosa y cultural. Él, además, abrió a los misioneros la parte de Polonia ocupada por Rusia para que ellos administran a los fieles.

Fue entonces cuando la idea de desarrollar una misión en la nueva tierra de Estados Unidos fue abandonada y el Visitador volvió a llamar a los cohermanos.

Sin embargo, la luna de miel con el gobierno ruso duró solamente dos años, y cuando el gobierno zarista renegó de sus promesas, el antiguo mandato de hierro se situó de nuevo, y de nuevo también, cuando los alrededores ocupados por rusos fueron sellados y los misioneros expulsados. Uno por uno regresaron a Estados Unidos y allí emergió otra vez la idea previa de crear una escuela de estudios avanzados para los muchachos polacos. Los Vicentinos se dieron cuenta de que la mejor manera de hacer seguimiento al trabajo de los misioneros en una parroquia era a través de una buena escuela preparatoria, lo que además sería un estupendo recurso para futuras vocaciones para la comunidad vicentina. Y se pusieron a la tarea.

San Juan Kanty Prep, formador de niños, hacedor de hombres

La idea de hacer un seminario menor estuvo ahí desde el principio. El Padre Ignacio de Erie, de Pennsylvania, donó un gran terreno para una escuela. Este hecho fue aprovechado para que en 1912 se construyera el seminario, que se mantuvo hasta que fue cerrado en 1980.

En los 68 años de existencia de la escuela preparatoria de San Juan Kanty (1912-1980), de los 1.214 estudiantes graduados que siguieron alguna educación profesional, 164 fueron sacerdotes (38 de ellos Vicentinos), 17 monseñores, 3 hermanos religiosos, 34 dentistas, 51 médicos, 4 médicos osteó logos, 23 abogados, 3 jueces, 5 doctores y 6 profesionales en el servicio militar.

¿Cómo se estableció una parroquia étnica?

Unas 60 eran las familias polacas en New Haven en el cambio de siglo; ellas no estaban concentradas en un sector específico sino esparcidas por toda la ciudad. Sin embargo, ya en 1896 habían formado la Asociación de San Estanislao y la habían registrado legalmente.

Ellos asistían a la iglesia alemana en la George Street pero anhelaban fervientemente una iglesia polaca con sacerdotes polacos.

Alrededor del año de 1900 la Asociación de San Estanislao envió un delegado al Obispo de Hartford con la petición de una parroquia polaca y fue entonces cuando el Obispo Michael Tierney eligió al P. Estanislao Musial para que la organizara. El nuevo párroco hizo un censo de la población y recogió dinero para pagar la renta de un espacio para la celebración de la fe.

Publicaciones polacas vicentinas

El P. Estanislao Konieczny, C.M., fue el editor de The Family Treasure (skarb Rodziny), pero sus trabajos más reconocidos fueron:

El Catecismo, Vida de Santos, Historias de un misionero, Historia de un Alma y, el más popular, Libro de oraciones polacas.

Padre Estanislao Wlodarczyk, C.M., ejemplo de un destacado vicario parroquial

Muchos vicarios parroquiales trabajaron en la Parroquia de New Haven, de San Estanislao, a través de los años, pero el P. Wlodarczyk debe ser destacado ya que sirvió calladamente en ella durante 21 años.

Él nunca tuvo un oficio de importancia dentro de la Comunidad, y a sí mismo se llamaba el mejor soldado. Evitó toda posición de autoridad, nunca construyó algu´n edificio, no acumulaba deudas. ¿Quién puede contar las almas que se convertían o se fortalecían a través de sus 176 E. Gicewicz homilías bien preparadas y del diálogo en las confesiones?, ¿quién sabe de las innumerables semillas de virtud que plantó en los corazones de sus estudiantes mientras les enseñaba el catecismo, o de la semilla que plantó y que floreció en muchos buenos ciudadanos y parroquianos?

Él no fue desconocido para el clero diocesano al cual entretenía, entusiasmaba e indirectamente instruía en toda clase de actividades sociales, inclusive después de unas confirmaciones o de una celebración de las 40 horas.

¿De dónde vinieron los polacos inmigrantes?

Entre 1851 y 1890 más de 500.000 polacos huyeron de las persecuciones religiosas y políticas en Polonia. Aproximadamente el mismo número huyó durante la ley marcial en los años 80. Muchos de los primeros polacos vinieron de la parte prusiana de Polonia, pero en los años noventa empezaron su éxodo los «polacos rusos».

¿Cómo recibieron la Parroquia de San Estanislao de Brooklyn los Misioneros Vicentinos?

Con ocasión de una misión el P. Antonio Mazurkiewicz, C.M., se acercó a los sacerdotes vicentinos de la Parroquia de San Juan, en Brooklyn, para entablar contactos a fin de establecer una casa de misiones en la Dió cesis de Brooklyn. El P. Juan J. O’Byrne, C.M., un confidente del Obispo Molloy, sugirió el área de Whitestone y también sugirió que el Obispo entregara la parroquia a los Vicentinos ya que, a pedido del Obispo, ellos se habían quedado administrándola después de la misión y a causa a la repentina salida del párroco.

Durante una visita canónica del P. Casper Slominski, C.M., Visitador de Polonia, el Obispo Molloy le ofreció la Parroquia de San Estanislao de Kostka a los Vicentinos. Al principio el Padre Slominski dijo que necesitaba los sacerdotes en otro lugar pero cambió de parecer cuando el Obispo acepto que también abrieran una casa de misión en Whitestone, dentro de la Diócesis.

El comienzo de la obra fue establecido para el 9 de diciembre 1922 y el P. Mazurkiewicz fue asignado como administrador temporal.

Las practicas religiosas de los Vicentinos

Ciertas costumbres religiosas fueron establecidas dentro de la Parroquia como las confesiones diarias de las 7 a las 8 a.m., de las 4 a las 5:30 p.m. y, los sábados, de las 7 a las 8 p.m. Misiones fueron predicadas con regularidad cada dos años, con algunos ocasionales retiros

semanales para los jóvenes. Gorzkie Zale (Salmos para Devociones 177 El apostolado con inmigrantes polacos en Estados Unidos cuaresmales) y la Novena de la Medalla Milagrosa fueron introducidas en todas las parroquias vicentinas.

La devoción a las «40 horas» fue promovida anualmente en todas las parroquias como ejemplo para las parroquias diocesanas.

Paderewski visita la Parroquia de San Estanislao, en Brooklyn

El martes 1º de marzo de 1916, a las 7:00 p.m., los Paderewski visitaron la Parroquia de San Estanislao y el maestro del piano dio uno de sus famosos conciertos. Estos fueron los años de la Primera Guerra Mundial, cuando Polonia estaba envuelta en otra difícil lucha por su independencia, y Paderewski († 29 de junio 1941) estaba buscando apoyo de todos los grupos.

El punto trece de los famosos catorce puntos del presidente Wilson fue resultado directo de sus esfuerzos. Éste exigía una garantía de libre acceso al mar para Polonia.

Se formó para ese entonces el ejercito del General Haller, compuesto de 28.000 inmigrantes polacos voluntarios, de los cuales, por lo menos 80 venían de las dos parroquias polacas de Greenpoint y Williamsburg.

Reconocimiento al P. Studzinski

Después de que el párroco diocesano de Brooklyn salió repentinamente, hubo un cierto resentimiento del clero diocesano porque la parroquia se le entregó a sacerdotes de una orden religiosa. Solamente en tiempos del P. Studzinski los lazos con el clero diocesano fueron reestablecidos. É l pudo unir dos características aparentemente inconciliables: una disposición gentil con una firmeza estoica al ejecutar sus responsabilidades. El perió dico Polaco CZAS escribió que el P. Studzinski era un gran amigo de todo lo bueno y bello de la vida de cualquier individuo y de la comunidad de Greenpoint. Esta fue una nota especial que el perió dico hizo resaltando el apoyo que el padre dio a todo lo que promoviera la cultura polaca. La nota del perió dico concluye diciendo: La pérdida de este silencioso, no pretencioso servidor de Dios, es sinceramente lamentada por todos sus parroquianos y sus vecinos. El alcance de su influencia se puede medir mejor en la inmensa cantidad de misas pedidas para ser ofrecidas por él y en los constantes recuerdos que de él se conservan hasta el día de hoy.

Un futuro Papa, el Cardenal Wojtyla, visita la Parroquia de Greenpoint

El cardenal Karol Wojtyla, Arzobispo de Cracovia, Polonia, fue el más prominente y distinguido visitante de San Estanislao. El 29 de septiembre de 1969 celebró y predicó la misa de la noche. Él pudo estar allí apenas unas seis horas, incluyendo un corto descanso en la casa cural.

Expansión de la misiones locales

Cuatro grupos de misiones locales: Derby, de 1905 a 1922; Erie, de 1912 a 1980; Whitestone, de 1922 a 1990, y Utica, de 1963 a 1996, condujeron misiones en casi todas las parroquias polacas, en el noroeste de Estados Unidos.

A manera de conclusión

Para decir lo último, las parroquias de Derby, Connecticut, San Miguel (1905), Ansonia, Connecticut, San José (1925), y la más recientemente aceptada en Brooklyn, San Cirilo y Metodio (1996), están todas mutuamente contentas de trabajar juntas. Por cerca de 100 años, 1904 a 2001, los vicentinos han contribuido al tejido de la educació n, el cuidado pastoral y las misiones locales dentro de este país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.