Doctrina social de la Iglesia

Francisco Javier Fernández ChentoAsociación Internacional de CaridadesLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido · Año publicación original: 2010 · Fuente: AIC México: Temas de Formación basica para aspirantes.

OBJETIVO.- Conocer qué es la Doctrina Social de la Iglesia, cuál es su finalidad, y descubrir los compromisos sociales de nuestra fe cristiana.


Tiempo de lectura estimado:

PRESENTACIÓN

La iglesia tiene una misión social que es muy importante y así nos lo presenta el Concilio Vaticano II: «La obra redentora de Cristo, aunque de suyo se refiere a la salvación de los hombres, se propone también la restauración de todo orden temporal. Por ello, no es solo ofrecer a los hombres el mensaje y la gracia de Cristo, sino también el impregnar y perfeccionar todo el orden temporal con el espíritu evangélico»

La Doctrina Social de la Iglesia es un conjunto de orientaciones doctrinales, sobre lo siguiente:

  • Dignidad de la persona humana
  • Bien común y autoridad
  • Participación, Solidaridad y Subsidiaridad
  • Destino universal de los bienes
  • Trabajo y propiedad Privada
  • Respeto a la creación

Principios permanentes de reflexión que no cambian y que siempre tienen validez.

La Doctrina Social es un instrumento útil y necesario para realizar una pastoral social cristiana donde se formulan los criterios fundamentales de juicio para ver la realidad; criterios de juicio moral, para poder evaluar la unión entre el ideal cristiano y la realidad humana, y también para establecer reglas muy concretas que ayuden al cristianismo a promover el bien común y poder enfrentar y superar la injusticia social.

La Doctrina Social de la Iglesia también la forman los que se llaman «criterios de juicio», los cuáles sí cambian pues van de acuerdo a determinada realidad y ya sabemos que ésta va cambiando según los tiempos que nos toca vivir.

En concreto, podemos decir que la Doctrina Social de la Iglesia es la aplicación del mensaje evangélico a las realidades sociales.

Es Doctrina porque es un conjunto de verdades que se transmiten a través de la enseñanza del magisterio de la Iglesia.

Es Social porque se refiere a los problemas de la vida del hombre en sociedad (vivienda, trabajo, derechos humanos, matrimonio, etc.) Nace, esta doctrina social del encuentro del mensaje evangélico y de sus exigencias de justicia y de amor con los problemas que surgen en la vida de la sociedad.

La Doctrina Social de la Iglesia tiene como finalidad la promoción y liberación del hombre dentro de la realidad y contexto social que vive. Promoción y liberación que exigen justicia. Es doctrina de la acción, es decir llevar a la práctica las máximas del Evangelio, con la plena consciencia de que se construye el Reino de Dios con acciones y compromisos muy concretos que se realizan en la comunidad y en la sociedad.

Toda Voluntaria Vicentina debe asumir el reto del conocimiento de la Doctrina Social de la Iglesia, pues la Evangelización, Liberación y Promoción del ser humano construye la parte medular de nuestra acción, estamos insertadas en la realidad social y debemos luchar por generar nuevas formas de vida para el que sufre, para el marginado, para el excluido.

Algunos Documentos Sociales de la Iglesia son las Encíclicas:

  • Rerum Novarum, de León XIII, sobre la situación de los obreros (1831)
  • Mater et magistra, de Juan XXIII, sobre sectores económicos (1961)
  • Pacem en terris, de Juan XXIII, sobre la paz y derechos humanos (1963)
  • Populorum progressio, de Paulo VI, sobre la promoción integral de los pueblos (1967)
  • Laborem exerces, de Juan Pablo II, sobre el trabajo humano (1981)
  • Sollicitu rei sociales, de Juan Pablo II, sobre la solidaridad (1987)

PARA REFLEXIONAR

Te sugerimos, en pequeños grupos de 4 reflexionar sobre:

En el EVANGELIO DE SAN LUCAS escoger dos pasajes donde Jesucristo se preocupa por la realidad social

  • ¿Cuáles son?
  • ¿Por qué se escogieron?
  • ¿Qué acción o acciones realiza Jesús a favor de los más necesitados?
  • ¿Cómo se pudieran llevar acabo HOY, en este tiempo, dentro de la realidad que conocemos?

COMPROMISO

Como Voluntarias Vicentinas, nada de lo humano nos puede resultar ajeno. La actitud sencilla y humilde, llena de amor hacia los demás, en especial hacia los más pobres, son signos que caracterizan nuestra presencia vicentina. El Evangelio acoge todo lo bueno del ser humano y rechaza todo lo que esclaviza y oprime.

Una acción transformadora en la vida y en la sociedad, a la luz de Cristo, es la obra a la que hemos sido llamadas como iglesia y como Vicentinas.

Me comprometo a conocer el Plan de Pastoral Social de mi Diócesis.

Mi servicio, ¿está dentro de la línea de la Doctrina Social de la iglesia? Si no es así ¿Cómo puedo lograrlo?

ORACIÓN

EFESIOS 3, 14-19

(Liturgia de las Horas de la Familia Vicentina, Pag. 303)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.