Año 1647

Francisco Javier Fernández ChentoEn tiempos de Vicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Rafael Villarroya, C.M. y Mítxel Olabuénaga, C.M. · Fuente: Diccionario cronológico histórico-vicenciano 1580-1660.
Tiempo de lectura estimado:

El año 1647 en Francia:

Enero: A principios de marzo (Carnaval), se estrena en París la Opera «Orfeo» de Rossi, con gran éxito y crea afición para el futuro. Duraba seis horas y se representaba tras veces por semana. Sólo la tramoya costó unas 400.000 libras (A. 278; M. 119; Mz. 61).

14 marzo: Maximiliano de Baviera firma con Francia un tratado de neutralidad (Tratado de Ulm). A consecuencia de este tratado, al que se añadieron luego Colonia, Maguncia, etc… Wrangel se vuelve a Bohemia y una parte del ejército Bávaro de Maximiliano se pone bajo el mando de Juan Perth y se unen a los imperiales (Mz. 62).

Abril: Mazarino envía una flotilla al golfo de Nápoles y causa una derrota a las once galeras del Virrey español (Mz. 51).

12 mayo: Francisco de Val, Marqués de Fontenay Mareuil (II, 39), Embajador de Francia por segunda vez ante la Santa Sede, entra en Roma con toda pompa: conseguirá el 7 de octubre el capelo cardenalicio para Miguel, hermano de Mazarino, General de los Dominicos, Arzobispo de Aix (1645), Virrey de Cataluña (1648). Morirá el 31 de agosto de 1648. Conseguirá también la vuelta de los Barberini, Francisco (27-II-1648) y Antonio (12-VII-1653); Tadeo murió este año en Francia (M. 111; Mz. 50-52).

7 julio: Levantamiento de Massaniello en Nápoles. Pide apoyo a Francia y le ofrece el Reino de Nápoles como en 1649 hiciera Cataluña. Mazarino pasa la oferta a Condé que no lo acepta, pero Francia sigue apoyando el levantamiento contra España (Mz. 52).

22 agosto: Juan de Perth derrota a los suecos en Plan.

11 septiembre: Llegan a París las famosas sobrinas de Mazarino; se hará cargo al principio Mme. de Senecey y luego María Gaillard (M. 115; Mz. 60).

14 septiembre: En las negociaciones de paz de Westfalia, el Emperador propone devolver al hijo del Rey de Invierno la dignidad de Elector del Palatinado. Esta promesa hace que Maximiliano de Baviera (Elector sustituto) firme un tratado en Pilsen, anulando su neutralidad con Francia y la retirada de Juan Perth al mando de sus antiguas tropas.

24 octubre: Las monjas de Port-Royal por un Breve papal pasan a llamarse Hijas del Santísimo Sacramento, llevarán escapulario blanco en vez de negro y una cruz roja para recordar el pan y el vino. Inaugurarán un templo comenzado en 1645 por De la Putre y cuya primera piedra puso la futura duquesa de Nemours, María de Orleáns-Longueville, en recuerdo de su madre Luisa de Borbón, fundadora del monasterio de 1633.

10 noviembre: Luis XIV tiene los primeros síntomas de viruela que no superará hasta finales de año. Gran regocijo en el entorno de Monsieur y en los nobles descontentos que ya empiezan a repartirse los cargos (LD. 49-50).

13 noviembre: En Nápoles, asesinado Masianello (16/VII), los nuevos revolucionarios ofrecen de nuevo el Reino de Francia, y ante la dilación de Mazarino se lo ofrecen a Enrique de Guisa que estaba en Roma. Este lo acepta y se pone en camino el 13 de noviembre.

20 noviembre: Mazarino y su ministro Particelly de Emery imponen el impuesto de la Tarifa (sobre las mercancías que entraban en París). Duró sólo un año. Había sido ya propuesto en Septiembre del año anterior y aprobado por el Parlamento el 7-IX-1647 (LD. 52; M. 123-124; Mz. 74).

17 diciembre: Mazarino está disgustado pero envía la flota de Levante al mando del Duque de Richelieu. Llegó a Nápoles el 17 de diciembre, pero poco después se volvió sin casi combatir (III, 244).

—————: Se inaugura el nuevo puente de Cambio, comenzado en 1639 en sustitución de los dos que se quemaron en 1621 y que hasta el año pasado se han tenido que valer de una pasarela de madera.

En Provenza se crea el Parlamento Semestral (dos Parlamentos, uno cada seis meses, uno era abiertamente partidario de Mazarino). También se implantó en Normandía (Ruán). Hubo una gran oposición, que obligó a suspender esta medida.

Francisco Veron, antiguo jesuita y ahora párroco de Charenton escribe «Mordaza de los Jansenistas«. Trata de probar que la doctrina jansenista estaba ya en el monje Godescalco del siglo IX y condenado por cinco concilios.

El año 1647: Vicente de Paúl

25 enero: la Santa Sede publica el decreto de la Inquisición sobre la teoría de las «Dos Cabezas». Se opuso el Parlamento el 8 de Mayo, pero el Rey el 13 del mismo mes zanjó la cuestión, dando el «placet» a la publicación del decreto que ya había sido publicado sin permiso civil por el Nuncio Bagno (III.65-66).

15 marzo: Vicente, ante la petición del Secretario de Propaganda Fide, Monseñor Ingoli, propone en principio al P. Lamberto, (aunque «es como si me arrancaran un ojo o me cortaran un brazo«), para Obispo Coadjutor de Babilonia (III, 147. 166).

Mayo: dificultades en la misión de Irlanda a causa de la guerra: Ormond, virrey de Irlanda, se pasa a los parlamentarios ingleses y entrega Dublin el 28 de julio a las tropas parlamentarias. El general Presto pierde en Dungan, junto a Trim, y Trade en Kocknanus. En Munster se persigue a los católicos; el general Ichiquin, de los ejércitos parlamentarios, reprime sangrientamente el movimiento católico independentista acaudillado por Eugenio O’Neil (III, 171.252.n).

26 junio: Argel: encarcelamiento del Hno. Barreau y desencadenamiento de una gran peste; muere el P. Nouelly el 22 de julio. Son enviados los PP. Lasague y Diepp, que morirán en 1648 y 1649 respectivamente. En 1651 llegará el P. Felipe Le Vacher (III, 194-200.; ver Pastor t. XXX, 146).

3 septiembre: Vicente pide al Arzobispo el priorato de Bruyeresle-Chatel, cerca de Etampes, pero no lo consigue (III, 211-212).

Octubre: proyecto de fundación en la diócesis de Dax, en la Buglose, pero no se realizará hasta el año 1706 (III, 221.n).

4 octubre: diversos pasos para la aprobación pontificia de la estructura peculiar de los votos en la C.M. (III, 224-225.; ver años 1651 y 1655).

22 noviembre: llega Juan Le Vacher a Túnez, salió de París el 28 de agosto y cayó enfermo en Marsella (III, 229.n). Se inaugura el nuevo Puente de Cambio en París, destruido en 1621.

CARTAS DE VICENTE DE PAÚL

  • «La gracia empieza por poco para ir luego progresando» (III, 137).
  • «Todo el que no obre con ese espíritu, por más capacidad que tenga, jamás logrará nada consigo mismo ni con los demás» (III, 139).
  • «La confianza en Dios es la fuerza de los débiles y el ojo de los ciegos» (III, 139).
  • «Nuestras casas: no siempre las que están con más gente dan mis fruto» (III, 143).
  • «No queremos que la Compañía haga ruido y se vea apreciada por su extensión» (III, 149).
  • «Aunque la vida contemplativa es más perfecta que la activa no lo es más que aquella que comprende la contemplación y la acción, como es la suya» (III, 151).
  • «Esa tentación (cartujo) tiende a hacerle perder lo cierto por lo incierto y le hace tomar la opinión por la inspiración y el cansancio por la solicitud» (III, 158, 320).
  • «Cuando la Hermana sirviente la trata con mimos es porque la trata como niña o como enferma» (III, 161).
  • «La gracia imita a la naturaleza en muchas cosas, haciéndolas nacer feas y poco agradables, pero con el tiempo las va perfeccionando. ¿.Quién había pensado que nuestra Compañía, que no es más que el aborto de todas las demás de la Iglesia, lograra hacer lo que Dios ha querido que haga…?» (III, 189).
  • «La Iglesia tiene bastantes personas solitarias, gracias a Dios, y demasiadas inútiles y otras muchas más que la desgarran. Lo que necesita es tener hombres evangélicos que se esfuercen en purgarla, en iluminarla y unirla a su Esposo» (III, 181).
  • «Tenemos la misma obligación de hacer gratis las misiones, que los capuchinos la tienen de vivir de limosna» (III, 228).
  • «Esa casa (Marsella) es la más difícil que tenemos, debido a la diversidad extraordinaria de sus ocupaciones…» (III, 236).

El año 1647: Luisa de Marillac

30 mayo: Vicente les comunica a las Hermanas la aprobación episcopal (20-XI-1646) de la Compañía, les lee el Reglamento y les hace prometer fidelidad (III, 156.n; IX, 301-306).

26 junio: fundación de la casa de Montreuil-sur-Mer, hospital creado por el conde Carlos de Lannoy. Consejos para el trato con el Sr.Conde. Se cerró en el año 1650 (III, 185. X, 168; SL. 191).

7 junio: fundación de la casa de Bicetre, para niños expósitos (III, 189.n.; 208-9; X, 943-44.n.; SL, 191; ver año 1649).

24 septiembre: el Papa Inocencio X concede un Breve a las Hijas de la Caridad por el que les concede Bendición Apostólica en la hora de la muerte (SL, 203.245).

30 octubre: Vicente nombra la primera Directora del Seminario de las HH.CC.: Sor Juliana Loret (III, 239.n.; IV, 50.n.; X, 787).

—————-: Fundación de la casa Valpuiseaux-Freneville, a instancias de la Sra. de Herse (III.104; SL, 191: ver Ecos año 1979 p.324).

—————-: Fundación de la casa de Chantilly, a instancias de la Reina Ana de Austria. Dificultades económicas hasta el embargo (III, 274; SL.785-86.191).

—————-: Fundación de la casa de Chars, con la ayuda de la Sra. De Herse pero, al pasar a la familia de Luynes estas tierras, pusieron curas oratorianos jansenistas y las Hermanas sufrieron grandes vejaciones, hasta que la tuvieron que cerrar en 1657 (III,274; X,804; SL, 228.n).

—————-: Ana de Austria envía una súplica al Papa Inocencio X en la que le pide que la dependencia de las Hijas de la Caridad recaiga sobre Vicente y los siguientes superiores Generales de la C.M. (X, 708).

CARTAS DE LUISA DE MARILLAC

«Tenga cuidado de que el halago de los aplausos del pueblo y el consuelo de sus frecuentes conferencias y comunicación no se arraiguen en su espíritu…. pierda la pureza de intención… lo que podría ser perjuicio para usted cuando la divina Providencia disponga cambio de ese lugar a otro en el que no encuentre todas esa satisfacciones» (p. 193).

  • «Tenemos que ser de Dios y completamente de Dios y para que así sea, de verdad, tenemos que arrancarnos de nosotras mismas…» (p. 198).
  • «Espero de la bondad de Dios que todas las pequeñas desavenencias ocurridas nos servirán para perfeccionarnos y dar a conocer a las Hijas de la Caridad lo humildes, sumisas y aficionadas a la práctica exacta de sus Reglas que tienen que ser, a falta de lo cual seria como un rosario desgarrado» (p. 200).
  • «Es muy enojoso que existan en la casa personas a las que haya que temer» (p. 202).
  • «Estoy persuadida de que la perfección que Dios pide a toda la Compañía requiere su dirección y sus caritativas advertencias» (p. 203).
  • «Toda nuestra pobre Compañía está en un gran dolor, asombro y temor por la pérdida de nuestra Hermana (se fugó); se comenta con sordina porque nadie se atreve a hablar de ello, por eso aguardo el regreso de su caridad para que les haga comprender de qué amera deben mirar este cambio» (p 206)(ver c. 198; p.204-205).
  • «Les aseguro que, si no nos vemos fuertemente sostenidas por nuestro buen Dios y por las buenas gentes que se interesan por nosotras, tenemos mucho que temer de nuestras infidelidades» (p. 207).
  • «Practicad las Reglas y las advertencias de los superiores con mansedumbre de corazón y humildad, mirando siempre más bien por los intereses de las personas con quienes tratamos que por los nuestros, incluso los de la Compañía, así es como nos lo tiene enseñado nuestro Muy Honorable Padre, después de haberlo aprendido del Hijo de Dios» (p. 209).
  • «Aunque cuando no tuviéramos que estar en un lugar más que ocho días tendríamos que trabajar allí como si hubiera de ser para toda la vida… y no decir: esto o aquello me toca a mi; sino las dos echar mano a todo» (p. 210).
  • «Hermanas, ¡cuántos motivos tenemos para humillarnos al ver que somos objeto de las habladurías y desprecio de todos los habitantes de Nantes… todo ello por apego a nuestra satisfacción y gusto… «(p. 213).
  • «La gente de Nantes murmura de ellas más de lo que se pueden imaginar y por cosas de importancia; pero que es el Maligno el que hace esos juegos y no saldrá victorioso si ellas se apiñan y unen entre sí en torno a la Cruz, como los polluelos bajo las alas de su madre cuando amenaza la lechuza» (p. 213).
  • «Nuestras Hermanas de Montreuil están haciendo maravillas por la gracia de Dios» (pp. 215-6).
  • «Me dan ustedes un poco de temor al ver tanto aplauso de todo el pueblo (Montreuil)… Si creen ustedes que viene de parte de Dios ; qué obligación tienen de humillarse! Pero si creen que es del Maligno ¡cuánto temor debe darles! Pidan a Dios… hacer buen uso ya de una cosa ya de otra» (p. 222).
  • «Recuerden que es a los pobres a quienes sirven y que es el dinero de ellos el que emplean ustedes, por lo que tienen que ahorrarlo al céntimo para tener la conciencia tranquila» (pp. 222 y 369).
  • «Mi indisposición continúa y he llegado a pensar con nuestro buen Dios que estos frecuentes cambios de mejoría y empeoramiento me sirvan para hacer conocer a su caridad (S. Vicente) la inconstancia de mis pasiones de las que dependo tanto» (p. 223).
  • «Adoremos y amemos siempre las disposiciones de la divina Providencia, único y verdadero apoyo de las Hijas de la Caridad» (ver cc. 217 y 218)(p. 226).
  • «Le ruego, Hermana, que reciban el mayor número de pobres que puedan» (p. 229).
  • «Bendito sea Dios por la buena armonía y santa paz que reina entre ustedes!. Así es como hay que vivir para ser cristianas. Con mayor razón debemos hacerlo así para ser Hijas de la Caridad».
  • «Tengo que confesarle que me hallo muy tranquila cuando sé que nuestras Hermanas tienen la dicha de la dirección de nuestros venerados Padres» (p. 231).
  • «No es que piense que no tiene nada que hacer, ya que de ser así no creería yo que estaba contenta, sino saber le queda tiempo después de ejercer la caridad para pensar en su perfección, observando sus pequeños reglamentos… actos interiores y exteriores, como son la tolerancia, la cordialidad y dulzura, la reforma de nuestras pasiones de la que la melancolía es una de las más peligros. (p.232).
  • «No hablar mucho a los enfermos graves, aunque no hayan hecho confesión general (pecados contra Dios y el prójimo y actos de fe, esperanza y caridad, y dedicar más tiempo a los que sanan)» (p. 232).
  • «Bien sabe usted (S. Vicente) que en los comienzos de esta (Compañía) se dispuso que los bienes temporales de dicha Compañía, si es que llegara a desaparecer por malversación, revertirían a la Misión para ser empleados en la instrucción de pueblo campesino» (p. 234).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *