Vicente de Paúl, Documento 027: Testamento De La Señora De Gondi

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Vicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: .
Tiempo de lectura estimado:

25 febrero 1619

Jesús, María.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu santo redacto aquí mi testamento, que deseo y entiendo sea llevado a cabo como si fuera mi última y expresa voluntad.

En primer lugar encomiendo mi alma a Dios, mi Creador y Salvador Jesucristo, dándole gracias por haberme querido dar el ser y haberme llamado a la participación de su gracia y de su gloria. Y le pido muy humildemente perdón por el mal uso que he hecho de esta vida y de los dones que he recibido de él y por las ofensas que he cometido desde el primer instante de mi uso de razón hasta el último suspiro de mi vida. Imploro la asistencia de la gloriosa Virgen María, Madre de mi Dios y Salvador Jesucristo, de todos los ángeles y espíritus bienaventurados y en particular de san Miguel, mi ángel de la guarda, y de todos los santos y santas del paraíso y sobre todo de los santos y santas cuyo nombre llevo, y de san Pedro y san Pablo, san José, san Joaquín, santa Ana, santa María Magdalena, santa Bárbara y de la bienaventurada madre Teresa y de santa Catalina de Génova, para que ofrezcan sus oraciones a Dios por mí en la hora de mi muerte.

Profeso que quiero morir en la confesión y comunión de la santa iglesia católica, apostólica y romana.

Deseo que mi cuerpo sea enterrado sin pompa ni ceremonia, sino que se vista a trece pobres y que se ponga mi cuerpo (un trozo en blanco).

Ordeno que lo antes que se pueda después de mi muerte se haga celebrar a cada uno de los religiosos que abajo se nombran una misa rezada por mi alma, si es posible en un mismo día y si no en diversos días, y que en los citados monasterios en donde haya altares privilegiados para las almas del purgatorio se celebren allí esas misas, si es posible, con la intención de aplicar esa indulgencia a mi alma; y donde no haya altares privilegiados, ruego a los religiosos que tengan algún otro privilegio por celebrar su misa con alguna medalla para aplicar la indulgencia plenaria por las almas del purgatorio, que la apliquen por la mía. Estas misas podrán ser de difuntos o del día, como señale la concesión de la indulgencia. Deseo también que en todos esos sacrificios se haga memoria de rezar a Dios por la salvación de mi marido, de mis hijos y de mi hermana, y que se haga en ellos conmemoración de la bienaventurada Madre de Dios, tanto por ellos como por mi alma.

Los lugares en donde pido se celebren esas misas son: los capuchinos de París, tanto los de san Honorato como los de Santiago, y también los de Meudon, los recoletos, cistercienses, cartujos, carmelitas reformados, agustinos reformados, jesuitas tanto de san Luis como del noviciado y del colegio, los padres de la congregación del Oratorio y los padres de la Merced, deseando que cada sacerdote de los monasterios y lugares mencionados celebren cada uno una misa por mí de la manera indicada, y suplicándoles a todos por el amor de nuestro Señor Jesucristo y de su santa Madre que no me nieguen esta caridad.

Ordeno estas misas solamente a los monasterios y lugares antes mencionados que estén situados en París o en sus barrios, y a los de fuera solamente en Nigeon y en el bosque de Vincennes. Deseo además que se ordene hacer lo mismo a los capuchinos de Joigny y a los cartujos de Val-Profonde, y que se pida también en nombre de Dios a las Hijas de la Pasión, las carmelitas de la calle Chapon y del barrio de Santiago y a las Hijas del Avemaría de París que comulguen todas una vez por mi alma, encomendándola a Dios, y también por la salvación de mi marido, de mis hijos, de mi hermana y de mi familia.

Quiero también que se haga celebrar durante todo un año una misa todos los días en Nuestra Señora de Loreto, si es posible en la santa cámara de la Madre de Dios, a fin de que interceda por mi alma, por la de mi difunto padre y parientes fallecidos y por la salvación de mi marido, de mis hijos, de mi hermana y de mi familia, suplicando a la santísima Virgen que los acepte a todos ellos bajo su especial protección y les obtenga el Paraíso.

También ordeno que en todos los lugares y aldeas que me pertenecen a mí o a mi marido se celebre en cada iglesia una misa por mi alma y se tengan vigilia los días anteriores, que se pida a todos mis súbditos que asistan a ella y que rece cada uno un Padrenuestro y un Avemaría por mí. Y que los párrocos y demás sacerdotes les pidan a todos de mi parte que confiesen y comulguen todos ellos una vez para que tenga Dios compasión de mi alma. Les pido este favor por el amor de Dios.

(Lo anterior está escrito por la misma señora de Gondi aquí comienza la parte del texto escrita por el notario).

En el día de hoy, fecha mencionada, la distinguida y poderosa dama Francisca Margarita de Silly, mujer y esposa del señor Manuel de Gondi, conde de Joigny, general de las galeras de Francia, con residencia en París, calle de Petits-Champs, parroquia de san Eustaquio, que yace en cama enferma de cuerpo pero sana de espíritu, memoria y entendimiento, tal como les parece a los notarios que abajo firman, indicó a dichos notarios que había escrito de su puño y letra los tres folios de papel de lo que está escrito en la presente página, lo cual dijo que era su testamento y la expresión de su última voluntad, que desea se cumpla efectivamente, para que todo se haga según sus deseos e intención, de todo lo cual dio lectura palabra a palabra uno de los notarios mencionados, estando el otro presente y confirmando lo que el primero leía, dado que la indisposición de su persona no pudo permitir que se redactara por escrito enteramente lo que falta aún de su voluntad y de su intención, que ha querido fuera redactado en estas presentes por dichos notarios, lo cual se hizo como sigue:

A saber, que le pide a su señor marido y a todos sus domésticos que comulguen por su intención el día de su muerte o el día que se celebren las exequias, y que pidan a Dios por ella; y para que los súbditos de dicha señora estén mejor dispuestos a confesarse y a comulgar por su intención, les pedirán a los padres jesuitas o a los padres del Oratorio que se trasladen para ello a los lugares de sus tierras, con indulgencias si es posible.

Item, hace entrega, lega y deja por donación y disposición testamentaria y en la mejor forma que pueda hacerse a su señor marido todos y cada uno de sus bienes muebles: adquisiciones, conquistas, inmuebles y propias, feudales y censuales, que sean y puedan pertenecer a dicha señora, según puedan permitirlo las costumbres de los lugares en donde están situadas dichas tierras y bienes, tanto en lo que se refiere a la propiedad como al usufructo de dichos bienes, todo ello en el caso de que la mencionada señora testante muera sin hijos, o sus hijos mueran antes que su señor marido.

Y a fin de evitar los procesos que pudieran derivarse entre su señor marido y los herederos de dicha dama para la valoración de las propiedades, feudales y censuales, que ella dona a su marido, ordena dicha señora que sus herederos tengan la opción y puedan redimir sus propiedades, feudales y censuales, pagando a su señor marido el valor de las mencionadas propiedades, feudales y censuales, a razón de treinta dineros.

Item, dicha dama desea y ordena que se vendan los árboles de sus tierras de Picardía para comprar lo que falta por pagar de las deudas de los difuntos señores de la Rochepot, su padre y su madre, y los de Montmirail, utilizándose lo demás en el rescate de las rentas constituidas por ella y su señor marido.

Item, dicha dama hace donación, legado y entrega de 1.000 libras turnesas de renta, deducibles de los frutos y rentas de sus tierras de Picardía, Montmirail y Champagne, para que se empleen en parte para lo pobres enfermos de la Asociación de la Caridad que se haya establecido o se establezca en sus tierras, y también para que vayan una vez al año a misionarlas los padres jesuitas o los padres del Oratorio, llevando indulgencias plenarias a dichas tierras y catequizando e instruyendo al pueblo durante su estancia en dichos lugares, todo ello según el orden y concierto que hagan los ejecutores del presente testamento aquí nombrados; y las tierras de Picardía, Montmirail y Champagne podrán verse descargadas de estas 1.000 libras turnesas de renta, una o varias veces, dedicando al pago de las mismas otras tierras o comprando una o varias tierras en los lugares de renta de dichas 1.000 libras, dedicándose a lo que se ha dicho.

Item, hace donación, legado y entrega de la cantidad de 800 libras turnesas a pagar de una sola vez a los pobres de la citada Asociación de la Caridad de Montmirail Item, hace donación, legado y entrega de 200 libras turnesas para se utilicen en la compra de ornamentos para la iglesia de san Martín de Montmirail.

Item, quiere y ordena que a todos sus servidores domésticos se les paguen completamente todos los jornales que se les deba hasta el día de su defunción, y para recompensarles y reconocer sus servicios les entrega lo siguiente: a su secretario Dufresne la cantidad de 1.500 libras, a su también secretario Toutblanc 2.400 libras, a la señorita Caron 900 libras turnesas aparte de lo que le dio anteriormente, a la señorita de Saint Aubin 2.500 libras turnesas a tomar de los quintos y requintos de las tierras de Palletan que le había entregado anteriormente y de sus demás bienes, a la señorita de Champetin 1.500 libras turnesas, a su sirviente de cámara Margarita la cantidad de 600 libras, a la sirviente de sus hijos Francisca la cantidad de 300 libras, al platero de su casa Simon y a su esposa la cantidad de 300 libras, a la cocinera Jacqueline 30 libras turnesas, al maestresala Dumont 300 libras turnesas, al ayuda de cámara La Barre 300 libras, a Descluseaux otras 300 libras, al cocinero Carlos 150 libras; y respecto a los llamados Laulnay y Gui Posts, la citada dama ruega a su señor marido que les dé lo que les ha prometido, a saber, 1.000 libras a Laulnay y lo que desee su marido a Gui Posts; a Antonio Portail, por la preocupación que se ha tomado con sus hijos, 300 libras; al cochero 100 libras, a cada uno de los Bretos 50 libras, a Bertrand 26 libras para que le enseñen un oficio, al palafrenero Toussaing 30 libras, y a cada uno de los otros palafreneros doce libras; y al marmitón, otras doce libras turnesas.

Item, hace donación y entrega al señor Vicente de Paúl, su confesor y preceptor de sus hijos, la cantidad de 1.500 libras turnesas, que anteriormente le habían prestado ella y su marido, de lo que él les entregó recibo, que ella quiere además que se le devuelva como nulo. Además, le entrega y lega la cantidad de 900 libras turnesas, a pagar de una sola vez, a fin de que se acuerde de rezar por dicha dama testadora y le suplica que quiera seguir viviendo con su señor marido y con sus hijos, sin apartarse de su servicio; así como también suplica a su señor marido que retenga al señor Paúl a su servicio y a la señorita Caron, mientras ella desee continuar en su casa, y mantenerla tal como está ahora, por los buenos y antiguos servicios que ha hecho a la casa. Suplica también a su señor marido que retenga en su servicio a los citados secretarios Toutblanc y Dufresne, que tienen bien probada su fidelidad. Y respecto a los gentileshombres, servidores y domésticos de su señor marido, ella no les ha dado nada por la esperanza que tiene de que su marido les reconocerá sus servicios.

Item, declara que tiene algunos documentos y memoriales referentes a algunos casos de conciencia, que desea queden decididos y satisfechos con el consejo del mencionado señor de Paúl, su confesor, a quien se los entrega desde ahora con esta finalidad.

Y para que su casa no se vea cargada con los legados que ha hecho a sus servidores por el presente testamento, suplica a su señor marido que haga vender sus perlas y piedras preciosas que ella le ha dado para cumplir con parte de estas deudas, y la otra parte se podrá sacar de la venta de madera de Montmirail, la cual venta podrá hacerse este mismo año.

Item, entrega a la señora de Fargis, su hermana, su pequeño broche de diamantes, que desea se le entregue inmediatamente después del fallecimiento de la testadora; además, entrega y lega a dicha señora de Fargis, su hermana, la cantidad de 2.000 libras turnesas, a deducir de lo que ella puede deberle por promesa, y en caso de que no existiera promesa para esas 2.000 libras, lo que sobre se deducirá de la parte que ha pagado ya a su señora hermana.

Item, entrega a la señora Fourche la cantidad de 100 libras; a la hija del preboste de Villepreux, 50 libras; y ordena que todos los meses se entregue el grano necesario para el mantenimiento de la nodriza de su señor marido, la llamada Courtresse, y esto durante toda su vida; y además de grano, que se le entreguen 30 sueldos turneses también durante toda su vida.

Item, entrega a los pobres del Hotel-Dieu de París 50 libras turnesas a pagar una sola vez.

Y puesto que en el mencionado testamento que ella había empezado a escribir de su mano se había dejado en blanco el lugar de su sepultura, quiere y ordena que su cadáver sea enterrado e inhumado en la iglesia de carmelitas del barrio de Santiago, cerca de la puerta de dicha iglesia, y que se entregue al convento de dicha iglesia la cantidad de 300 libras turnesas a pagar de una sola vez.

Item, da a los carmelitas de la calle Chapon de París la misma cantidad de 300 libras turnesas, también a pagar de una vez.

Item, entrega y lega a la casa y hospital de la Caridad del barrio de Saint-Germain la cantidad de 50 libras. Y si en adelante resultase que dicha dama está obligada a la restitución de algo que ella no puede recordar al presente, suplica a su señor marido y a cada uno de sus herederos que lo satisfaga inmediatamente después de que llegue a su conocimiento.

Item, para la ejecución de este testamento comenzado de su mano y de todo lo demás, dicha señora nombra y elige como ejecutores del mismo a dicho señor general de las galeras, su marido, y al señor Berger, consejero en el tribunal del parlamento, a los cuales y a cada uno de ellos, uno en presencia del otro, entrega y da los debidos poderes sobre el presente testamento y el escrito por su mano para que cumplan y ejecuten todo puntualmente, según su forma y tenor, revocando por éste todos los demás testamentos y codicilos que haya podido hacer anteriormente queriendo que sea este testamento el que tenga lugar y surta efecto. Y en manos de estos ejecutores ella se desprende de todos sus bienes durante el año introducido por la costumbre, hasta la ejecución total de dichos testamentos.

Así se hizo, se testó, se dictó y se nombró por dicha señora testadora, palabra a palabra, a dichos notarios; y uno de ellos, en presencia del otro, lo leyó y volvió a leer, junto con el que estaba escrito por su mano, diciendo ella que lo había oído todo, en la residencia de dicho señor general de la calle de Petits-Champs, parroquia de san Eustaquio, el 25 de febrero de 1619, por la tarde.

FRANCISCA MARGARITA DE SILLY, MOREL, TURGIS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.