Tal día como hoy: 14 de febrero

Francisco Javier Fernández ChentoEfemérides Vicencianas0 Comments

CRÉDITOS
Autor: Benito Martínez, C.M. · Fuente: Enciclopedia Vicenciana.
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

1651. En París, Vicente de Paúl obtiene de la Corte un salvoconducto, acta oficial que recomienda a todas las autoridades civiles y militares proteger a los misioneros enviados a socorrer Picardía y Champaña, ya que a menudo eran víctimas de los ladrones.

1659. Conferencia de Vicente de Paúl a los misioneros sobre las máximas evangélicas, en la que desarrolla el artículo 1 del capitulo II de las Reglas Comunes, que dice: “Antes que ninguna otra cosa, cada uno tratará de asentarse bien en esta verdad, que la doctrina de Jesucristo no puede engañar nunca, mientras que la del mundo lleva siempre a la falsedad, ya que Jesucristo mismo nos asegura que esta es semejante a una casa edificada sobre arena, y la suya a un edificio fundado sobre roca firme; y por tanto la Congregación hará profesión de actuar siempre conforme a la doctrina de Jesucristo, y no según las máximas del mundo, y para hacer esto, cumplirá con lo que sigue”. Vicente se refiere a las máximas evangélicas, que también denomina axiomas, y de las que dice que las principales se dan en el sermón de la montaña, contenido en los capítulos 5, 6 y 7 del evangelio de san Mateo. Dice que en las máximas cabe distinguir entre los mandamientos y los consejos evangélicos. Estos a diferencia de los primeros no son obligatorios, aunque sí lo son si se han hecho los votos de castidad, obediencia y pobreza, virtudes a las que se refieren todos los consejos evangélicos. Pone varios ejemplos para hacer ver que la doctrina del mundo engaña mientras que la de Cristo no. Vicente dice que hay una máxima que prohíbe pleitear, la que dice “al que te pide el vestido dale también el manto”, y alude a la finca de Orsigny que perdieron tras un pleito. Dice que para hacer honor a este consejo del Señor, la Congregación debe estar dispuesta a perder antes que pleitear. Termina dando razones para seguir los consejos evangélicos y medios para afianzarse en ellos.

1660. Muere en París el P. Antonio Portail. Nació en Beaucaire el 22 de noviembre de 1590. Llegó a París, en 1610, para estudiar en la Sorbona. En 1612 conoció a Vicente de Paúl, poniéndose bajo su dirección, siendo su auxiliar desde su ordenación, en 1622, hasta su muerte. Vicente lo destino primero al servicio de los galeotes, lo recibió en la Congregación el primero de todos, lo inició en el ministerio de las misiones y en la obra de los ordenandos, lo eligió como su primer asistente en 1642 y le dió la dirección de las Hijas de la Caridad. De 1646 a 1649, el P. Portail dejó París para visitar las casas de la Congregación, después de lo cual prácticamente no se volvió a ausentar de la Casa Madre salvo en 1655. A él se debe una nueva edición de las Meditaciones de Busée que modificó y amplió considerablemente.

1697. Muere el P. Nicolás Talec, séptimo director de las Hijas de la Caridad.

1794. Son arrestadas las Hijas de la Caridad de Arras que serán martirizadas el 26 de junio.

1911. En Antura, Líbano, muere el P. Alfonso Saliège. Nació el 8 de diciembre de 1813 en Mauriac, en la región francesa de Auvernia. Su nombre quedará unido al colegio San José de Antura, cuya construcción, siguiendo los planos de uno de sus predecesores, el P. Destino, ya se había iniciado cuando él llego el 30 de abril de 1879. Durante treinta y dos años, el P. Saliège desarrolló una doble tarea: la armonización de los programas para la formación clásica e incluso científica de los alumnos y la construcción del colegio, en la que fue ayudado por el hermano Leonardo, arquitecto y empresario.

Francisco Javier Fernández Chento

Director General y cofundador de La Red de Formación Vicenciana.

Javier es laico vicenciano, afiliado a la Congregación de la Misión y miembro del Equipo de Misiones Populares de la provincia canónica de Zaragoza (España) de la Congregación de la Misión.

Pincha aquí para más información sobre Javier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *