Ser un miembro profético de la Familia Vicenciana

Francisco Javier Fernández ChentoCambio sistémicoLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido .
Tiempo de lectura estimado:

Objetivo:

Comprender que decir la verdad puede invertir los valores del mundo

Canto: (Facultativo)

Oración por el Cambio Sistémico

Te alabamos y te damos gracias, Oh Dios, Creador del Universo. Tú has hecho todas las cosas bien, y nos has dado la tierra para cultivarla. Concédenos sepamos utilizar con agradecimiento los bienes que has creado y compartirlos generosamente con todos los necesitados.

Danos creatividad en nuestra ayuda al pobre para hacer frente a sus necesidades básicas. Abre nuestras mentes y corazones para que podamos estar a su lado y ayudarles a cambiar las estructuras injustas que les mantienen en la pobreza.

Permítenos ser para ellos hermanos y hermanas, amigos que caminan con ellos en su lucha por los derechos humanos fundamentales. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. AMEN

Lectura de la Palabra de Dios: Lucas 4:16-24

Introducción:

San Vicente amaba la verdad. En realidad, él fundamentó toda su vida sobre ella. Llamó «sencillez» a esta pasión por la verdad. La sencillez es la virtud que yo más amo, nos dice: «Yo la llamo mi Evangelio.»

Para San Vicente, Jesús es la misma sencillez. Dice la verdad. Dice las cosas tal como son.

No tiene miedo de hablar claro y, en el Evangelio de Lucas, empieza su ministerio de este modo. Citando el Antiguo Testamento, anuncia la Buena Noticia a los pobres, Jesús anunció el modelo de su ministerio. Muchas veces en los Evangelios desafía a las autoridades civiles y a las autoridades de la Iglesia, invitándoles a reflexionar sobre la verdad. (Lucas 12:1ss).

Hoy, como en tiempo de San Vicente, la sencillez significa autenticidad, transparencia. Continúa siendo muy atractiva a los hombres y mujeres del mundo moderno a los que somos llamados a servir. Esto significa:

  • Decir la verdad ( una disciplina difícil, especialmente cuando nuestro propio interés está en juego o cuando la verdad es embarazosa)
  • Dar testimonio de la verdad (o de la autenticidad personal que hace que la vida de una persona esté de acuerdo con sus palabras)
  • Esforzarse por la pureza de intención
  • Practicar la verdad a través de obras de justicia y caridad
  • Vivir modestamente y compartiendo lo que tenemos
  • Usar un lenguaje claro y transparente, especialmente en la enseñanza y en la predicación

Digo hoy a todos los miembros de nuestra familia: Tengan pasión por la verdad. Sean sinceros. (Robert Maloney, «Vivir la espiritualidad de Vicente de Paúl hoy,» una conferencia pronunciada en Irlanda en marzo del 2000).

Profecía significa ofrecer a las personas una visión nueva. Con frecuencia es molesto.

Vicente conmocionó a la Iglesia. Puso en primer plano a los pobres y nosotros a su servicio, evangelizándoles y dejándose evangelizar por ellos. Una atención constante a buscar una sociedad justa necesita solidaridad, la cual está en el centro de los valores vicentinos. Verdaderamente podemos hacer muy poco sin influir y comprometer a los demás. Debemos no sólo comprender a Vicente y a Luisa en su contexto, sino también actualizar sus enseñanzas para nuestra época. (Robert Maloney, The Way of Vincent de Paul).

Reflexión Personal, compartiendo y escuchando

  • ¿De qué manera practicamos la verdad en nuestro servicio?
  • Nuestro servicio, ¿es coherente con lo que decimos?
  • ¿De qué forma nos afecta todo esto como vicentinos?

Reflexionen juntos sobre su propio servicio

El cambio sistémico implica:

  • Decir la verdad y ser testigo de ella
  • Llamar a un nuevo orden mundial

Sabiduría Familiar

«San Vicente presenta también un mundo alternativo y nos pide que entremos en él. Es un mundo donde los pobres son los señores y donde nosotros somos los siervos… Es un mundo donde los últimos son los primeros y los primeros los últimos. Es un mundo donde los valores están invertidos. Santa Luisa tuvo una bella manera de presentarlo: el pobre el es primero en la Iglesia. Es el príncipe y el dueño, como «encarnación del Cristo pobre. Debemos pues servirles con respeto, cualesquiera que sean su carácter, sus defectos. Y debemos amarle.» (J. Calvet, Louise de Marillac par elle même)

«Dios me ha dado un aprecio tan grande de la sencillez, que la llamo mi Evangelio. Siento una especial devoción y consuelo al decir las cosas como son.» (San Vicente)

«Otra máxima del mundo es la de no abrir fácilmente el corazón. Las almas buenas, por el contrario, exponen con sencillez sus pensamientos, no hablan en contra de sus propios sentimientos. Pero la máxima del mundo es proceder con engaño y disimulo… Las buenas personas, por el contrario, proceden con rectitud y sin dar rodeos. Así tenéis que obrar» (San Vicente)

Modelo de estrategias

  • Tener una actitud profética: anunciar, denunciar, y, trabajando en red con los demás, comprometerse en acciones que hacen presión para provocar el cambio.
  • Construyan modelos de estructuras e institucionales, donde las comunidades pueden identificar sus recursos y necesidades, donde tomen decisiones prudentes y compartan la información y las estrategias eficaces en el seno de la comunidad y entre las diversas comunidades.

Comparta las ideas o acciones que se sienta llamado a emprender.

Estas estrategias, ¿forman parte de nuestra manera de actuar?

Oración de la Familia Vicenciana

Señor Jesús, tu que quisiste hacerte pobre
haz que tengamos ojos y corazón para los pobres;
y que te reconozcamos a Ti en ellos;
en su sed, en su hambre, en su soledad, y en su desventura.
Suscita en nuestra Familia Vicentina
la unidad, la sencillez, la humildad,
y el fuego de la caridad
que abrasó a San Vicente de Paúl.
Danos fortaleza para que fieles a la práctica de estas virtudes,
podamos contemplarte y servirte en la persona de los pobres,
y un día unirnos a Ti y a ellos en tu Reino. AMEN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *