Semana Vocación-Misión: Oración para el día 15 de Marzo

Francisco Javier Fernández ChentoOraciónLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Equipo Interprovincial de Pastoral Vocacional Vicenciana .
Tiempo de lectura estimado:

Ambientación

En este día de fiesta en el que se cumplen los 350 años de la muerte de Luisa de Marillac, comenzamos la celebración de la Semana Vocacional. A lo largo de estos días se nos va a invitar a ponernos a la escucha de lo que Dios quiere de cada uno de nosotros, se nos va a invitar a soñar, a imaginar… a responder. Todos los días nos acercare­mos a un texto evangélico y con la imagi­nación entraremos en él como si allí estu­viéramos presentes:

¿Te lo imaginas?

Lectura: Mt 15, 29 – 31

(Silencio, música de fondo y ayudamos con las siguientes pautas a la interiorización de la Palabra.) ¿Te lo imaginas? Estás allí, en el monte y has ido viendo cómo llegaba la gente, unos con dificultades para andar, otros no ven, otros no se valen por sí mismos. Los rostros de todos reflejan dolor, miedo, inseguridad, pero a la vez espe­ranza cuando se acercan a Jesús… ¿En qué lugar de la escena te sitúas? Ponte cerca de Jesús ¿a quién está ayu­dando ahora? ¿te pide colaboración? ¿qué te dice?

Dios piensa en ti

Y ahora al mirar a nuestro alrede­dor,a nuestro mundo de hoy, seguro que vemos mucha gente con dificul­tades. Hay quien no ve qué debe hacer, otros están cansados de andar sin rumbo y cojean por el camino de la vida, muchos se sienten enfermos, solos, tristes… Jesús quiere seguir sanando y para ello piensa en ti, como pensó en Luisa de Marillac. Así lo vieron quienes vivieron con ella:

«Sentía un gran cariño a los pobres y le gus­taba mucho servirles. Yo la vi recoger a los pobres que salían de la cárcel, les lavaba los pies, les curaba y les vestía con las ropas de su hijo. Tenía también mucha paciencia con las Hermanas enfermas, yéndolas a visitar con frecuencia a la enfermería; se sentía muy dichosa de poder hacerles algún pequeño ser­vicio.»

(Conferencia Sobre las virtudes de Luisa de Marillac)

Da un paso

Porque hacen falta jóvenes generosos que se entreguen a Dios para evangelizar y servir hoy, vamos a pedirle a él que nos dé el valor, la fuerza y el entusiasmo para responder a su llamada, oramos juntos diciendo: Padre nuestro…

Terminamos rezando juntos la oración de la semana.

Equipo Interprovincial de Pastoral Vocacional Vicenciana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.