Reseña biográfica de San Vicente de Paúl

Francisco Javier Fernández ChentoVicente de PaúlLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido .
Tiempo de lectura estimado:

Vicente de Paúl nació en una pequeña casa rural en las afueras de la aldea de Pouy, a unos cinco quilómetros de la ciudad de Dax, en la región de las Landas, suroeste de Francia. En el lugar de su nacimiento, conocido hoy como Berceau de Saint Vincent de Paul, se levanta una modesta construcción de ladrillo y vigas de madera muy parecida a la casa en que nació Vicente en abril de l580 ó 1581 (el año exacto no es seguro). Era el tercero de seis hermanos. La modesta condición de la familia hizo que muy pronto el niño Vicente tuviera que contribuir con su trabajo de pastor de ovejas y de cerdos a la economía familiar. Pronto también dio muestras de una inteligencia despierta, lo que llevó a su padre a pensar que este hijo podía muy bien ‘hacer carrera’; expresamente, una carrera eclesiástica. Cursó estudios primarios y secundarios en Dax, y posteriormente filosofía y teología en Toulouse durante siete años. Hizo también algunos estudios en Zaragoza. Se ordenó muy joven, a los veinte años, con la intención de ser párroco de inmediato y así poder ayudar a su familia.

Una serie de peripecias no muy bien conocidas dio con él a los treinta años en París, donde encontró inicialmente algunas pequeñas ocupaciones sacerdotales hasta que por recomendación de un prestigioso amigo sacerdote, Pedro de Berulle, posteriormente cardenal, entró en 1613 en la importante casa de los señores de Gondi como preceptor de los niños y posteriormente director espiritual de la señora.

Los viajes por las tierras de los Gondi llevaron a Vicente a un conocimiento de primera mano de las lastimosas condiciones de vida materiales y espirituales de la población campesina, y también del clero parroquial que les atendía con serias deficiencias. Esta experiencia y su propia evolución espiritual, cuyos perfiles exactos nos son poco conocidos, le llevaron a un decisión irrevocable de dedicar su vida sacerdotal, no a la promoción social de su familia o a la suya propia, cual había sido el caso hasta entonces, sino a la evangelización y redención de la población campesina y a la formación de sus sacerdotes.

A partir de esa decisión la vida de Vicente mantiene hasta su muerte a los ochenta años, en 1660, una línea constante, nunca quebrada ni desviada por otras visiones ni otros intereses, de dedicación a la redención espiritual y material de los pobres. De sus varias fundaciones orientadas por esta visión se habla en otros lugares de esta página de Internet.

Su visión, limitada en sus comienzos a la población campesina, se fue ensanchando progresivamente hasta incluir condenados a galeras, enfermos pobres, niños abandonados, soldados heridos, esclavos, ancianos desamparados, mendigos, refugiados de guerra, nativos paganos de Madagascar…Para ello movilizó a sacerdotes (Congregación de la Misión), Conferencias de los Martes), hombres y mujeres de la nobleza, de la burguesía y del pueblo llano (cofradías parroquiales de caridad y Damas de la Caridad), jóvenes campesinas (Hijas de la Caridad), a los que intentó contagiar con su propia visión del evangelio y su experiencia cristiana, basada en las palabras mismas de Jesucristo en el evangelio de san Lucas 4,18:

«El Señor me ha enviado a anunciar la Buena Noticia a los pobres, la liberación a los cautivos, la vista a los ciegos, la libertad a los oprimidos»

Murió en la paz del Señor antes de amanecer el 27 de setiembre de l660. Fue canonizado en 1737.

Bibliografía básica

Se han publicado muy numerosas biografías de san Vicente de Paúl en los tres siglos largos posteriores a su muerte. Mencionamos sólo algunas de fácil acceso para lectores de lengua castellana.

Editorial Católica, B.A.C., Madrid

  • J.M.Román, San Vicente de Paúl. Biografía, 1982, 2ª edición

Editorial CEME, Salamanca

  • L. Abelly, Vida del venerable siervo de Dios Vicente de Paúl, 1994.
    Primera biografía, publicada en París en 1664. Abelly conoció durante más de veinte años a Vicente de Paúl, y pudo así transmitir a la posteridad innumerables testimonios directos relativos a su biografiado
  • P. Coste, El señor Vicente. El gran santo del Gran Siglo, 1990; tres vols.
  • J. Calvet, San Vicente de Paúl, 1979
  • J. Corera, Vida del señor Vicente de Paúl, 1995, 2ª edición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *