Luisa de Marillac y los marginados (I)

Mitxel OlabuénagaLuisa de MarillacLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: .
Tiempo de lectura estimado:

INTRODUCCIÓN

Ayer y hoy son producto de sociedades concretas, que crecen y se diversifican al ritmo de los sistemas sociales, económicos, políticos y religiosos.

Situar comunidades, personas grupos… en este momento his­tórico, al mismo tiempo que deseamos conocer el suyo, supone acompañar culturalmente el ámbito y ambiente en nuestro caso de una protagonista: Luisa de Marillac.

Conocer y situar a Luisa de Marillac en el contexto en el que vivió, en su entorno social, político o religioso, supone tratar de comprender, o al menos intentar descubrir las razones últimas que motivaron en esta mujer la hondura con la que realizó el servicio a los pobres.

Tratar de conocer la opción fundamental, las vigas maestras que rigieron su vida, supone ir recorriendo su historia paso a paso, para de esta forma plasmar su tarea de servir a los margi­nados: enfermos, niños…

Hay muchos datos estudiados, y estos mismos datos son la referencia más clara y la influencia más concreta en su compor­tamiento, es decir, en su forma de hacer y de pensar.

Algunos estudios interesantes en relación con la Infancia en el siglo XVII, nos ayudan a describir y descubrir mejor la figura de Luisa de Marillac.

El estudio realizado de forma sencilla, quiere ser una peque­ña aproximación a un personaje que vivió en el ayer, pero su esti­lo de vida puede decirnos algo interesante y sugestivo en el hoy.

El tema es muy amplio, es su vida entera, por ello he querido centrar la reflexión en torno a tres cuestiones:

  1. ALGUNAS PINCELADAS SOCIOLÓGICAS

El mundo que rodeó a Luisa de Marillac y cómo influyó en ella:

El proceso que siguió en su infancia y juventud de cuya experiencia se deriva la elección de los pobres.

Los acontecimientos demográficos y sociales en el siglo XVII francés un indicador que se hace experiencia en la carne de Luisa de Marillac.

  1. PROFUNDA Y RADICAL ESPIRITUALIDAD

Su experiencia interior espiritual de cuya vivencia se deriva el servicio de los pobres.

Las convicciones profundas de fe la conducen el servicio a los pobres.

  1. ACOMPAÑAR Y MOTIVAR AYER, PARA CONTINUAR EN EL HOY

La motivación humana, espiritual y profesional que trasmitió a las primeras Hijas de la Caridad, a través del acompañamiento dia­rio, logran que el servicio a los pobres sea hasta hoy una realidad.

  1. CONCLUSIONES

Carmen Rodríguez

CEME, 2010

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *