Luisa de Marillac, Carta 0442: A mi querida Sor Juana

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Luisa de MarillacLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Luisa de Marillac .
Tiempo de lectura estimado:

Hija de la Caridad Sierva de los pobres, en

Etampes

Hoy, 23 de septiembre (1653)1

Mi querida Hermana:2

Tiene usted sobrados motivos para quejarse de mí que por mucho tiempo me he contentado con saber noticias suyas sin mandarle las nuestras; es verdad que estaba esperando de un momento a otro su regreso, pues ya hace demasiado tiempo que no viene usted por la Casa; pero sé que no se ha sentido desanimada, querida Hermana, porque Dios le ha concedido la gracia de amar su servicio y el de los pobres; ¡sea El glorificado por ello eternamente! Va usted a encontrar aquí muchos cambios en nuestras Hermanas por habérsenos llevado Nuestro Señor buen números de ellas, lo que me hace desear todavía más que no difiera usted el momento de venir tan pronto como el señor Vicente se lo ordene,3 poniendo gran cuidado en no faltar a ello, puesto que es la obediencia la que confiere mérito a nuestras acciones y las hace agradables a Nuestro Señor, en cuyo amor soy, mi querida Hermana, su muy humilde hermana y servidora.

  1. C. 442 Rc 3 lt 371. Carta autógrafa.
  2. Juana Francisca: en 1651, la encontramos en Saint- Etienne a Arnes, Después, es enviada a Etampes, al servicio de los niños huérfanos a consecuencia de la guerra.
  3. Juana Francisca va a confiar el cuidado de los niños a la señorita Rigault (v. SVP, V, 15 y 18; Síg. V, 20 y 22). Después de hacer Ejercicios espirituales en la Casa Madre, regresará a Etampes, donde se encontraba todavía al servicio de los niños en junio de 1654.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *