Luisa de Marillac, Carta 0388: A mi querida Sor Juliana Loret

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Luisa de MarillacLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Luisa de Marillac .
Tiempo de lectura estimado:

Hija de la Caridad, sierva de los Pobres enfermos

Chars

Hoy, 6 de octubre (1651)1

Mi querida hermana:2

Doy gracias a Dios por todas las que su bondad ha concedido a nuestra difunta hermana, la cual me parece que en poco tiempo ha trabajado mucho en la perfección a la que Dios la había destinado. Es usted muy dichosa por haber podido prestarle ese servicio, y suplico a Nuestro Señor se lo premie eternamente. Pero le ruego que se conserve un poco y tenga cuidado de su salud; para ello creo es bueno el ejercicio. Si escucha usted a Sor Felipa,3 ella lo emprenderá todo y nada la detendrá hasta que caiga enferma; por eso, querida hermana, le ruego que, por turno, ella y usted se encarguen de la escuela y hagan lo necesario en la casa, mientras la otra cuidará de los enfermos de fuera; así lo hacen nuestras Hermanas en todas partes, y una de las penas que tengo con Chars es que nuestras Hermanas no se han acostumbrado a buscar las ocasiones para servir a los enfermos de los pueblos circundantes. Esto me hace temer que nuestra permanencia en ese lugar se nos torne en confusión.

Le agradezco de corazón las hermosas y buenas manzanas que nos han enviado; me parece que una vez me dijo usted que tenían que hacer miel. Infórmese, por favor, si esa miel blanca es natural o si hay un procedimiento para hacerla, porque como el azúcar se está encareciendo tanto, se podría utilizar para hacer jarabes y hasta confitura. Aquí tiene media libra de catolicón, una libra de sen, una caja de dos libras y un cuarterón de regaliz. Si necesita alguna otra cosa, díganoslo. Sor Margarita4 hará las cuentas de lo que tiene usted que entregar a las familias de las nodrizas; dígame, por favor, cómo está ese niño y tenga cuidado de que nos lo traigan en el momento en que se ha dicho. Soy en el amor de Nuestro Señor, mi querida Hermana, su muy humilde hermana y servidora.

P.D. Le agradezco la caridad que tiene para con mi hijo; está mejor, a Dios gracias; ayúdeme a agradecérselo.

  1. C. 388 Rc 3 It 354. La misma letra de la C. 366. Fecha y firma de Santa Luisa. Carta firmada.
  2. Juliana Loret (ver C. 253, n. 1).
  3. Felipa Bailly (ver C. 397, n. 2).
  4. Margarita de Vienne, de la Casa Madre (ver C. 155, n. 7).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *