Libro «Y la llamaron Milagrosa»

Francisco Javier Fernández ChentoVirgen MaríaLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Paulino Sáez López, C.M. · Año publicación original: 2011 · Fuente: Anales.
Tiempo de lectura estimado:

Honorio López Alfonso, c.m. «Y la llamaron Milagrosa»,  EDICIONES MISIÓN XXI. México, 2011.

Son 222 páginas, escritas con tanta agilidad y con tal gusto, que quisieras no tener que hacer otra cosa para leerlas todas seguidas. Con qué suavidad se avanza, como si una tenue brisa te fuera empujando hasta la última página.

El P. Honorio López es un escritor documentado.  Si sumamos su facilidad, por  su faceta de periodista, llegamos a la conclusión de que es normal que las ideas más profundas las presente de forma tan sencilla, que todos, absolutamente todos, podamos gozar con su lectura. Añadan, como algo sustancial, su profundo cariño a la Virgen Milagrosa. Tanto, que es capaz de manifestar su enfado con quienes, por desidia o por falsa humildad, han perdido mucho tiempo en hacer que las Apariciones de la Virgen Milagrosa fueran reconocidas oficialmente.

No se trata de un libro piadoso, en el sentido vulgar, sino de un libro de teología mariana, puesta al alcance de todos, en el que los análisis están siempre avalados por los documentos o por la tradición. Une lo culto con lo popular, la devoción profunda y la sencilla confianza.

Describe perfectamente el ambiente sociopolítico, destacando la tendenciosidad  en contra de lo cristiano, sobre todo en algunos de los que tuvieron más influencia, de los que presenta una breve biografía. Y destaca, como anécdota, la hipocresía.

No se olvida en su certero juicio crítico de hacer comparaciones con la situación actual. Esta situación conflictiva, abre la puerta para que se manifieste el Señor, que nunca abandona, mediante las Apariciones de la Santísima Virgen a santa Catalina.

Una exposición valiente, en la que ideas profundas se perciben con claridad meridiana, envueltas, muchas veces, en brillantes metáforas.

Presenta las Apariciones como un encuentro entre dos campesinas, la de Nazaret y la Fain-les-Mountiers. Como si fuese una visita entre dos amigas del mismo vecindario. Pero, a la hora de profundizar, busca todas las raíces bíblicas y, también, todos los sentimientos del inmenso pueblo, además de los muchos resultados en forma de, sobre todo, conversiones. Algunas, muy llamativas.

Siguiendo la sana doctrina, los que se convierten, se convierten a Cristo y a la fe de la Iglesia, por medio de María. Ella no es una pantalla que lo oculta, sino la dócil vidriera que nos lo entrega vivo y vivificante.

En la descripción de la Medalla, va fundamentando todo, paso a paso, signo a signo, sobre textos de la Sagrada Escritura. Para demostrar que la Medalla es un compendio de teología.

Las celebraciones, los ritos de bendición, las plegarias y hasta la misa de la Virgen Milagrosa, completan este libro, escrito desde del corazón, pero con la cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *