La Congregación de la Misión en 1975 (II)

Mitxel OlabuénagaHistoria de la Congregación de la MisiónLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: · Año publicación original: Emilio Cid · Fuente: Anales españoles, 1976.
Tiempo de lectura estimado:

AFRICA

África es el continente recién llegado a la mayoría de edad. Ha con­seguido la independencia política y ahora lucha por su personalidad, es decir, por su autonomía económica y cultural. En este proceso de rees­tructuración no son de extrañar las tensiones y los conflictos.

La presencia vicenciana en este continente es muy variada y con un futuro muy diferente en cada región. La Provincia de París mantiene en Argelia una presencia casi simbólica. La Provincia de Oriente atiende a la minoría copta de Egipto en un ambiente de coexistencia pacífica. En Etiopía trabajan los italianos de Nápoles, en Eritrea, entre dos fuegos en este momento. En la región de Addis-Abeba y en el Vicariato de Jim­ma trabajan holandeses, franceses y nativos con esperanza. En Mozam­bique, los portugueses luchan por acomodarse a la nueva nación recién nacida. En Madagascar trabajan franceses, italianos, españoles, yugos­lavos y polacos. En el Zaire, la provincia de Bélgica, reforzada por mi­sioneros de otras nacionalidades, mantiene la misión de Bikoro. En Ni­geria, los irlandeses intentan el enraizamiento de la provincia con bue­nas perspectivas.

Etiopia

Esta Viceprovincia, de 25 sacerdotes y un hermano, está compuesta principalmente de personal holandés con algunos nativos y franceses. Y aun este personal está dividido en dos unidades: la región de Addis­Abeba y el Vicariato de Jimma.

Después de la revolución, los misioneros no tienen miedo al socia­lismo, porque ven la necesidad de la reforma social en el país. Hasta el momento han sido poco molestados porque sus obras de promoción humana (proyectos agrícolas, escuelas y puestos sanitarios) están en la línea de los planes del gobierno. Mantienen buenas relaciones con las autoridades y han tenido mayores facilidades para sus proyectos agrí­colas y para el ingreso de nuevos misioneros en el país. Con la Iglesia Ortodoxa tratan de mantener buenas relaciones y colaborar en la medi­da de lo posible, sin afán proselitista, particularmente en estos momen­tos de crisis de la Iglesia Ortodoxa, mucho más afectada por la revolu­ción. Por otra parte, no dejan de ver cierto futuro incierto, y trabajan por las vocaciones nativas y la formación adecuada del laicado para un desarrollo autónomo.

El Colegio Lazarista de Addis-Abeba, con 485 alumnos, ha celebrado este año las bodas de oro. El P. Brillet, Secretario de la Conferencia Episcopal de Etiopía, sigue publicando su Boletín de Documentación e Información para todo el país.

El problema de Eritrea no afecta a este grupo, sino a los padres ita­lianos de Nápoles que trabajan en Eritrea. (Cf. Vinc. 75/60, 229, 378.)

Mozambique

La Viceprovincia de Mozambique pasa por un período de incertidum­bre y de inestabilidad, ya que las circunstancias después de la indepen­dencia cambian cada día. La Viceprovincia aceptó la nueva situación con gran responsabilidad, y la mayoría de los misioneros manifestaron su decisión de permanecer en sus puestos de trabajo no obstante las pri­vaciones que las nuevas circunstancias imponían. ¿Hasta cuando será posible la permanencia? ¿Hasta cuándo será posible aceptar las nuevas condiciones? Está todavía por ver. (Cf. Vinc. 75/58, 304.)

Madagascar

Esta Provincia trabaja en la región sur de la isla, en las diócesis de Fort-Dauphin, Farafangana e Ihosy. Este año, la región de Fort-Dauphin ha sido probada por el ciclón Débora, precisamente el 25 de enero, que arruinó gran parte de las construcciones de la región. Ello ha suscitado un gran movimiento de solidaridad eclesial y vicenciana que animó gran­demente a los misioneros.

En esta misma Misión trabajan misioneros franceses, italianos, espa­ñoles, yugoslavos y polacos que desarrollan toda clase de proyectos, cen­tros de formación de catequistas, proyectos agrícolas, escuelas, puestos sanitarios, asilos, etc. La evolución del país preocupa a los misioneros, que empiezan a sentir cierta incomodidad y desaliento por esto y por las teorías misioneras. El Consejo Provincial ha salido al encuentro de es­tas inquietudes con unas orientaciones prácticas adecuadas al momento. (Cf. Vine. 75/158, 227, 301, 376.)

VIAJE A ORIENTE

El viaje a Oriente empieza en el puesto fronterizo de Estambúl, don­de los Padres de París y los de Austria mantienen la presencia cristiana y vicenciana en los colegios de San Benito y San Jorge, respectivamente. Sigue la Provincia de Oriente esparcida en cuatro naciones y la Misión del Irán en el Oriente medio. Más allá la India, Indonesia, Vietnam, Fi­lipinas, China y Australia. Estas provincias tienen poco en común si no es el espíritu vicenciano que las anima a todas.

Oriente

Esta Provincia trabaja en la perturbada región del Oriente medio con cuatro casas en el Líbano, una en Siria, una en Jerusalén y otra en Alejandría. Su línea es la evangelización de las minorías cristianas de estos paí­ses, pero dedica buena parte de sus energías a las obras de promoción humana sin discriminaciones, y en estos momentos sus casas se están convirtiendo en centros de asistencia, a la medida de sus recursos, por las circunstancias. En el Líbano, la Escuela Apostólica del Fanar está dando buen rendimiento. Aquí, en Roma, hemos visto la ordenación de un sacerdote y a seis teólogos que se preparan para los próximos años. En este momento, el Fanar alberga apostólicos, novicios, filósofos y teó­logos. El P. Jabre les visita semanalmente para sentir en sus actos de piedad y en sus eucaristías el espíritu de Dios.

Este año la Provincia ha organizado un retiro en el que han tomado parte casi la totalidad de sus miembros. Fue un momento de gran ale­gría para reflexionar todos juntos en un ambiente de oración sobre las orientaciones de la Provincia. Al poco tiempo tuvieron el dolor de ver sus edificios de Beyrut incendiados. Los guerrilleros siguen esta políti­ca sistemática de atacar los establecimientos cristianos. Las personas no han sufrido hasta el momento. (Cf. Vinc. 75/159, 389.)

Indonesia

Esta Provincia acaba de perder un patriarca, el P. Ignatius Dwidjo­sosastro, que murió el 1 de mayo de este año, y con razón puede ser con­siderado como el fundador de la provincia nativa. En 1948 reunió a siete jóvenes y con ellos forzó la fundación del Seminario Menor de Suraba­ya. Con ello, la Provincia ha crecido hasta tener la mitad del personal nativo. Fue muchos años rector de la Universidad Católica de Surabaya, y a la hora de su muerte era rector del Instituto de Catequesis de Ma­dium.

Mons. Klooster, Obispo de Surabaya, ha pasado este año dos tempo­radas en Roma y nos ha proporcionado algunos datos. En su diócesis trabajan 51 vicentinos, y en el Seminario Mayor hay 13 estudiantes de la Congregación. Sin duda esta Provincia trabaja, como lo prueban la lista de sus casas y de sus obras, pero el rumor de su faena no llega hasta nosotros. (Cf. Vinc. 75/310).

Filipinas

Esta Provincia se ha definido durante más de cien años por su tra­bajo en los seminarios mayores y menores, con la participación corres­pondiente en retiros y ejercicios al clero, con una actividad hasta cier­to punto marginal de la asistencia a las asociaciones laicas vicentinas. Después de la guerra, al mismo tiempo que disminuían los seminarios empezaron a diversificarse los ministerios: obras de enseñanza, parro­quias y una universidad que lleva funcionando durante diez años con éxito.

La preocupación por las vocaciones siguió un ritmo paralelo. Al prin­cipio, las orientaban hacia los seminarios; sólo después de la guerra vie­ron la necesidad del personal nativo para dar continuidad a la presen­cia vicenciana en el país. La escuela apostólica de Valenzuela acaba de cumplir veinticinco años. Los frutos maduros son los 30 sacerdotes na­tivos, y los frutos en camino es el grupo de 56 estudiantes y novicios de Angono.

Este año han recibido la visita del Superior General acompañado del P. Henzmann, que les ha insistido en la vida de comunidad y de oración y en estar siempre disponibles a las obras en favor del clero.

Las últimas noticias son que acaban de abandonar el seminario ma­yor de Jaro. (Cf. Vinc. 75/282, 308.)

China

En Formosa trabajan tres grupos de misioneros, 14 norteamericanos de la Provincia de San Luis, 14 de la Provincia holandesa y 11 chinos que forman Provincia independiente. Es corno el “resto” bíblico venera­ble de las provincias septemtrional y meridional de la China continental.

De los once, cinco están dedicados a la dirección de un Colegio de Enseñanza Media en Sze-Hu, y los otros cinco al ministerio parroquial- misionero de la región. El P. Ou es Secretario de la Conferencia Episco­pal de Taiwan. Más allá, en el continente, quedaron 37 misioneros de la Provincia Septentrional, 70 de la Meridional, siete de la Holandesa y uno de Turín. De sus angustias y de sus trabajos sólo Dios sabe en este momento. Acaban de refugiarse en Formosa el P. Antonio Cheng y el Ho. Ale­xandre Csorba, húngaro. Los dos son veteranos de la China Continental y trabajan en el Vietnam. No sabemos todavía a qué grupo van a incor­porarse.

India

Esta Provincia se ha visto perturbada este año por la sublevación de los sacerdotes nativos contra Mons. Thiruthalil y contra la mayoría de nuestros cohermanos extraños, como él, a la región. Afortunadamen­te han podido dialogar en varias ocasiones, y el problema está llegan­do a un compromiso. La solución no está en sus manos, pero la Provin­cia está dispuesta a hacer sacrificios por el bien de la paz.

Las bodas de diamante del P. Güemes, uno de los fundadores de la Misión, marca este año. La fecha no fue plácida del todo por la ausen­cia de los sublevados. Por su parte, el Señor le dio el consuelo de curar a un endemoniado; al menos así parecía sin juzgar el hecho, como él mismo cuenta.

La Provincia vive un momento expansivo por el número de vocacio­nes, a cuya formación están contribuyendo sustancialmente las provin­cias de habla inglesa. El Visitador acaba de visitar Australia y especial­mente la isla de Fiji, donde trabajan los padres australianos, con vis­ta a una colaboración con ellos para la evangelización de los hindús de la región.

AUSTRALIA

Es la única Provincia en el vasto mundo de Oceanía. Tiene su base en Australia, en Nueva Zelanda rige el Seminario de Mosgiel y en Fiji una Misión con dos casas.

Sus líneas principales son los seminarios, los colegios y las parro­quias, con la obra de misiones en varias casas.

Del 6 al 10 de enero de este año han tenido en Adelaida una reunión para la “Renovación Apostólica”, con asistencia de 53 padres y herma­nos, más de la mitad de la Provincia. De sus conclusiones notamos un estudio particular del problema comunitario como base de toda renova­ción. Asimismo es de notar un proyecto de misiones populares en la lí­nea vicenciana. El Seminario de Mosgiel ha celebrado este año el 75 aniversario de su existencia. El P. General y el Cardenal Wright, Prefecto de la S. Con­gregación del Clero, han asistido a las celebraciones del 1 al 4 de mayo.

El P. Turnbull ha pasado visita a la Misión en la isla de Fiji. Iba acompañado del P. M. Kuzhikkattuchalil, Visitador de la India, para es­tudiar la colaboración de su Provincia en la obra de evangelización de la isla, de una manera especial de los hindús, muy numerosos en la re­gión. (Cf. Vinc. 75/77, 205, 285, 399.)

AMERICA DEL NORTE

Este año de 1975 han empezado a funcionar en los Estados Unidos cinco provincias independientes. La Provincia del oeste se ha dividido en tres. De la Provincia del Este se ha separado el territorio de la Viceprovincia de Utica. Las cinco unidades funcionaban ya como provincias o viceprovincias. De aquí en adelante funcionan con plena autonomía. He aquí los nombres oficiales siguiendo de Este a Oeste:

Utica (New England), con 66 miembros.
Philadelphia (Eastern Province), con 366 miembros.
New Orleans (Southern Province), con 64 miembros.
St. Louis (Midwest Province), con 331 miembros.
Los Angeles (Province of the West), con 63 miembros.

El total de miembros en el país es de 890, comprendidos los candi­datos en formación, lo que representa el 17,98 por 100 de la Congrega­ción. Este número y el de sus candidatos en formación, 37 en el Este y 118 en el Oeste, dan un índice significativo de vitalidad. Con razón los dos últimos superiores generales proceden de estas provincias, el P. Slattery del Este y el P. Richardson, del Oeste.

El hecho de la canonización de Santa Elizabeth Ann Seton está ha­ciendo un gran impacto espiritual en las provincias. Las celebraciones a lo largo y ancho del país han sido promovidas, en buena parte, por los cohermanos, especialmente por el comité de la canonización, con sede en Emmitsburg. Es de notar que han unido los dos santos de la fami­lia vicenciana: Santa Isabel y San Justino. El día 15 de noviembre, las cinco provincias vicentinas y las cinco de las Hijas de la Caridad orga­nizaron una celebración conjunta en Emmitsburg. El P. General se hizo representar por el P. Sheldon, Procurador General apud Sanctam Se­dem. Sin duda fue un día de grande alegría familiar.

Los visitadores de las cinco provincias aprovecharon esta ocasión para reunirse el día 16 y proyectar la futura colaboración de todas las provincias. Junto a los vicentinos americanos trabajan en el país, por razón de los emigrantes, 20 sacerdotes de la provincia de Zaragoza en Nueva York y en Los Angeles y San Francisco; 11 de Barcelona en Brooklyn (N. Y.) y Philadelphia (Pa.); seis de Nápoles en Baltimore; cuatro de Madrid en Florida; cuatro de Portugal en Fall. River (Ma.) y tres de Mé­xico en Weslaco. Más al Norte está el país inmenso del Canadá, donde la congregación no ha arraigado todavía. Trabajan en el país nueve yugoslavos en To­ronto, cinco de París en Montreal y dos de Filadelfia en Scarborough (Ontario).

Provincia Oriental (Filadelfia)

Sobre esta Provincia, la mayor de la Congregación en este momen­to, 366 miembros en total, tenemos una información minuciosa gracias a las cartas circulares del P. Nugent. En la casa de Filadelfia vive el

P. Slattery, afligido por la artritis, pero con la mente clara y una gran fe en el porvenir de la Congregación, como hemos podido ver en sus car­tas al Superior General. El Superior General ha visitado la Provincia del 23 al 30 de abril.

Sus líneas principales al interior son las dos universidades, parro­quias, formación del clero, misiones y la obra de la Novena Perpetua. La Universidad de St. John ha organizado este año unas jornadas de estudios sobre los temas de actualidad para la Iglesia sobre la cateque­sis, la comunicación de la palabra de Dios y el sacramento de la recon­ciliación.

Esta Provincia tiene su extensión misionera en Panamá, donde hay 29 sacerdotes destacados en la Zona del Canal y en las parroquias de Concepción y Puerto Armuelles. Este año han podido ofrecer sus expe­riencias como base para un curso de “Pastoral rural” a las provincias de la CLAPVI, del 2 de febrero al 4 de marzo.

Este año han podido ceder al P. William W. Sheldon para trabajar en la Curia General como ayudante del P. Lapalorcia y luego como su­cesor del mismo. El P. Nugent ha pasado visita canónica a la Provincia de Puerto Rico por encargo del Superior General, y el P. Cusack ha to­mado la administración interina de esta misma provincia en nombre del Superior General.

En el orden interno, la Provincia lucha particularmente por robus­tecer la vida de comunidad y de oración. Para fomentar la fraternidad en todos los grupos que trabajan en la parte oriental, el P. Nugent ha promovido la celebración del “Día de San Vicente” el 26 de octubre. En el mes de noviembre (20-22) de 1974, todos los superiores se re­unieron en Albany con los delegados de la Asamblea General para estu­diar las implicaciones de la misma para la Provincia y trazar una línea de acción. Este año se han vuelto a reunir en el mes de septiembre (18­20) para evaluar el plan. (Cf. Vinc. 75/62, 155, 231.)

Nueva Inglaterra (Utica)

Esta Provincia está constituida por padres polacos y padres nacidos en América de origen polaco. La presencia de los padres polacos en los Estados Unidos se remonta a 1903, en que fueron llamados por el Obis­po de Hartford, Mons. Michael Tierney, para la asistencia de los emi­grantes de su nación.

El grupo creció, y en 1920 era viceprovincia. En 1925 tenían la pri­mera ordenación de un sacerdote nacido en los Estados Unidos. Este año ha sido elevada a Provincia por decreto del Superior Gene­ral del 25 de enero, y el mismo Superior General asistió a la inaugura­ción de la misma el 23 de abril, en el 350 aniversario de la fundación de la Congregación. Era el acto final de su visita, que había comenzado el día 17.

La Provincia comienza con siete casas: cuatro parroquias, una escue­la superior y dos casas de ministerios varios. El personal es de 57 sacer­dotes, siete hermanos y dos estudiantes. El P. Sawicki pasaba automá­ticamente a ser Visitador hasta el término de su mandato, el 10 de oc­tubre. En este tiempo, hecha la consulta, fue nombrado el P. Julián A. Szumilo, que tomó las riendas de la Provincia el mismo día 10 de oc­tubre. (Cf. Vinc. 155, 233, 388.)

Provincia Central (Midwest Province)

Esta Provincia, con 331 miembros, es la Provincia madre de los Es­tados Unidos, que conserva los restos de los fundadores en Perryville. El año pasado ha estado empeñada en una campaña de reflexión sobre la división de la Provincia. Este año, tomada la decisión fundamental y llevada a efecto el 1 de julio, ha continuado el diálogo con las vice­provincias antes y después de la división para crear las estructuras de cooperación necesarias para el futuro. En dos importantes consejos in­terprovinciales (26 de febrero y 29 de julio al 1 de agosto) han discutido los problemas conjuntos y han creado los comités adecuados para resol­verlos. Particularmente interesantes son los comités de formación y fi­nanzas.

El P. Parres ha sido elegido Visitador por la Provincia y confirma­do por el Superior General para tres años a partir del 1 de julio, en que se hizo efectiva la división.

El día 8 de noviembre han celebrado en Perryville una solemne con­memoración de San Justino de Jacobis y han tenido al mismo tiempo la ceremonia de afiliación del Cardenal John J. Carberry a la Congrega­ción de la Misión. Las líneas ministeriales de la Provincia van desde la Universidad De Paul, de Chicago, a los seminarios diocesanos, los colegios, las parro­quias y las misiones. Este año han ensañado con éxito un nuevo siste­ma de misiones en equipo diseñado por un grupo de misioneros deseo­sos de la promoción y renovación de este ministerio. Otros cohermanos siguen fieles al sistema tradicional en la Provincia de las misiones de un solo misionero.

La extensión misionera de esta Provincia va hacia Formosa, con 15 sacerdotes trabajando en la Misión. Este año les ha visitado el P. Pa­rres, y a su vuelta por el Japón se ha puesto en contacto con varios obis­pos corazonistas a un posible establecimiento en el país. (Cf. Vinc. 75/150, 230, 231, 252.)

Provincia Meridional (Southern Province)

Es la antigua Viceprovincia de Nueva Orleáns, elevada a Provincia por decreto del Superior General del 29 de noviembre de 1974 y hecho fectivo el 1 de julio de este año. El P. Louis Franz pasa automáticamen­te a ser Visitador hasta el término de su mandato.

La nueva Provincia cuenta con 65 sacerdotes y tres hermanos. Rige dos seminarios, 12 parroquias y sirve numerosas capellanías en diversos centros. No tenemos datos en estos momentos sobre el número de sus candidatos. (Cf. 7.)

Provincia Occidental (Los Angeles)

Como la anterior, comienza este año como Provincia independiente. El P. Joseph Falanga ha sido elegido Visitador para un período de tres años a contar del 1 de julio.

La Provincia empieza con 11 casas, 61 sacerdotes y dos hermanos. Según el catálogo de 1975, tiene cuatro parroquias y cinco casas dedi­cadas a la formación del clero y de los nuestros: tres seminarios dioce­sanos, una escuela apostólica y el seminario interno. De sus candidatos sólo sabemos que pasan ocho del seminario interno al estudiantado de Perryville.

Acaba de ceder la parroquia de San Carlos Borromeo, en San Francisco, a los padres españoles de la Provincia de Zaragoza.

El 6 de diciembre ha hecho una solemne conmemoración de San Jus­tino de Jacobis en el Seminario de Moutebello, con asistencia del Car­denal Manning. Acabamos de recibir en nuestra redacción el número pri­mero del “Provincial Newsleter”. (Cf. Vinc. 75/230.)

AMERICA LATINA

Es el continente que busca en común una solución a los problemas comunes. La OEA, el CELAM y la CLAR son buenos exponentes de este movimiento. Los documentos de Medellín han conmocionado profunda­mente todo el continente. Este proceso de revisión permanente tiene la ventaja de la búsqueda activa y de la experimentación audaz, pero tiene al mismo tiempo el riesgo de perder valores auténticos en la ruptura con el pasado y de olvidar el verdadero sujeto de la historia de tanto echar la culpa a los demás.

En este mundo de fermentación trabajan los vicentinos agrupados en 13 provincias y dos viceprovincias, en 22 países distintos, contando la Zona del Canal de Panamá y la presencia de un español y un colom­biano en Bolivia, tres holandeses en Curaçao y un argentino en Pa­raguay.

La CLAPVI agrupa a todos los vicentinos que trabajan en Latino­américa para estudiar los problemas comunes, promover la renovación interior de las provincias e insertarse de una manera eficaz en este mo­vimiento de cambio.

Este año ha organizado un curso interprovincial de pastoral rural del 2 de febrero al 4 de marzo, en Panamá, en las parroquias de Con­cepción y Puerto Armuelles. Del 29 de septiembre al 9 de noviembre, acaba de celebrarse el II Curso de Rnovación Espiritual Vicentina en Sabaneta, cerca de Medellín. (Cf. Vinc. 75/157, 300.)

México

La Provincia de México es una Provincia realista, con mucho traba­jo y un empeño eficaz de renovación, teniendo en cuenta las teorías pero afincada en la realidad humana y cristiana que tiene delante.

Cuatro objetivos se ha propuesto: renovación pastoral, formación permanente, atención a las vocaciones y reforzamiento de la vida de co­munidad y oración.

El primer objetivo intenta la renovación pastoral de las parroquias, que absorben la mayor parte del personal de la Provincia. Afortunada­mente, este ministerio está ubicado en gran parte en zonas muy vicen­cianas. Este año ha ensayado en ellas un nuevo método de misión pa­rroquial con la participación de 25 misioneros. En la diócesis de Chi­huahua hay dos padres a tiempo completo ensayando nuevos métodos de misión rural. No es el único equipo de misioneros, y hay proyectos de misiones rurales intercomúnitarias. La formación permanente se inten­ta destacando cada año dos o más padres a cursos de renovación, par­ticipando en los cursos de la CLAPVI y organizando semanas y cursos dentro de la Provincia. Las vocaciones se muestran florecientes, con un buen número de teólogos y aspirantes. En cuanto al último objetivo, en las comunidades hay trabajo, alegría y fraternidad, y en cuanto a la oración hay buenas ideas por parte de todos, y en la práctica hay más o menos como en todas partes. (Cf. Vinc. 35, 281, 385.)

América Central

Esta Provincia tien casas en cuatro naciones: Guatemala, El Salva­dor, Nicaragua y Panamá. Precisamente este año han celebrado, el 14 de sentiembre, el centenario de la llegada de los vicentinos a Panamá.

Allí está, activo todavía, el P. Antonio Conte, que acaba de cumplir noventa y ocho años el día 2 de septiembre. Le rogamos que cuide su salud. Dentro de dos años podría encargarse, con el P. O’Connell, de un “opus ad instar domus” (C&S 81,88) de los centenarios. El Superior Ge­neral dispensaría del “quorum” en este caso.

Su personal está compuesto de nativos, holandeses y franceses. Aquí los cohermanos tienen más vocación de obispos que en otras partes. Son tres, que es una gran proporción en una provincia pequeña.

Sus obras principales son las parroquias, que aouí resultan todas misioneras por la necesidad de ilustrar y profundizar la fe de estos cris- tianos rutinarios. En el Colegio-Seminario de Alegría y en el estudian­tado de Guatemala se forman los candidatos a la Congregación. El P. Oonincx y el P. Groetelaars, en su gira por América, acaban de visitar a los padres holandeses que trabajan en esta Provincia. Un grupo de éstos piensa retirarse a Holanda, lo cual impondrá una concentra­ción de personal, con abandono de algunas obras. (Cf. Vinc. 75/229.)

Honduras

Esta Viceprovincia es la extensión misionera de la Provincia de Bar­celona, que la surte de personal. En este momento está casi ultimado el proceso de reintegración jurídica a la Provincia de Barcelona, susti­tuyendo las estructuras viceprovinciales por un superior regional con poderes adecuados para resolver los problemas sobre el terreno sin ne­cesidad de recurrir previamente en cada caso al Visitador. Por este mo­tivo ha sido visitada detenidamente, del 6 de marzo al 12 de mayo, por el P. Mulet, Visitador de Barcelona, para dialogar con todos los misio­neros y tomar la decisión con toda madurez.

Una de las conclusiones ha sido el concentrar el personal, en bien de la comunidad, en orden a una mayor eficacia apostólica, lo cual im­plica ceder algunas zonas de la Misión a otras comunidades. Sin embar­go, antes de hacerlo ha lanzado una invitación a las provincias españo­las en demanda de personal.

El territorio fue arrasado por el ciclón Fifí el 18 de septiembre de 1974. La ayuda exterior que han recibido ha creado una nueva menta­lidad en la población, que desea valerse por sí misma, y ha permitido a los misioneros planear unas estructuras nuevas de evangelización y de promoción. Muchas dificultades siguen en pie todavía; sin embargo, después de las tareas de emergencia han podido pasar a la fase de reconstrucción. (Cf. Vinc. 75/334.)

Costa Rica

Esta Viceprovincia fue fundada por la Provincia de Alemania y de allí venía el personal. Hoy trabajan con los alemanes un pequeño grupo de nativos. Alemania no tiene por el momento personal disponible para enviar.

Rigen el Seminario de San José y el Vicariato de Limón. Son doce sacerdotes en total y tienen que valerse para la evangelización de laicos que forman en una escuela de catequistas. Atienden a la promoción hu­mana con una escuela de promoción social, una emisora de radio en Guapiles con programas religiosos, culturales y educativos, y fomentan las cooperativas. El P. Sáinz les visitó de una manera rápida del 30 de junio al 5 de julio. A su vuelta nos habló de la simpatía con que había sido recibido, así como del buen ambiente que había encontrado entre los estudian­tes y novicios. En este momento hay cinco estudiantes y dos novicios. Con el Visitador y su consejo hicieron el plan de una visita más dete­nida a principios de 1976. (Cf. Vinc. 75/134, 282.)

Cuba

Es la provincia más pequeña en este momento: nueve sacerdotes y un hermano. No faltan candidatos para este país, pero los visados de entrada resultan difíciles todavía.

En el momento tienen cuatro teólogos que trabajan con entusiasmo y hacen propaganda vocacional. Todo ello permite alimentar la espe­ranza de que la Provincia pueda continuar su presencia vicenciana en el país. Los Padres están completamente absorbidos por una obra parroquial inmensa dada la escasez extrema de sacerdotes. No obstante, el P. Lá­zaro Ibáñez me habló durante la asamblea de sus ensayos misioneros populares a la medida de lo posible. (Cf. Vinc. 75/281, 305.)

Puerto Rico

La Provincia de Puerto Rico está pasando en estos momentos una crisis interna que ha obligado al Superior General a tomar temporal­mente las riendas de la misma. Primero, el P. Nugent, Visitador de Fi­ladelfia, acompañado del P. Kennedy, de Panamá, pasó la visita canó­nica desde el 24 de febrero al 12 de abril. Entonces pasó los poderes al P. Cusack, que se encargará de implementar las ordenanzas de la mis­ma a nombre del Superior General. Le ayudan como consejeros el Pa­dre Emilio Tobar y el P. Isidro Nava, que ha sustituido al P. Tesouro, que cesó por enfermedad, y el P. Sádaba como Procurador Provincial. El equipo provincial ha quedado en suspenso hasta que el P. Cusack dé por terminada su misión.

Esto no obstante, la Provincia trabaja activamente en los dos terri­torios, Puerto Rico y Santo Domingo. La Provincia está prácticamente toda ella empleada en el ministerio parroquial y en las escuelas adjun­tas en la mayoría de los casos. En Puerto Rico predomina el ambiente urbano con extensiones rurales. En Santo Domingo son parroquias sub­urbanas en zonas más vicencianas, donde hay que combinar la obra de evangelización con la promoción humana. En este momento están pen­sando en ampliar la base de Santo Domingo.

En punto a vocaciones, es una Provincia con esperanza: tiene un es­tudiante en Roma, cinco en Colombia (entre estudiantes y novicios) y un grupo de 17 aspirantes en Santo Domingo. (Cf. Vinc. 75/157, 230.)

Venezuela

La Provincia de Venezuela está dedicada a los colegios de enseñanza media y a las parroquias. Los colegios son controvertidos dentro y fuera de la Provincia. Es claro que el asunto merece estudio para planear eficientemente los as­pectos pastorales, pero ya no es tan claro que se haya de abandonar de­finitivamente este campo.

Entre las parroquias hay mucha variedad: parroquias urbanas, sub­urbanas y rurales. La parroquia del Cariaco es una zona rural subdes­arrollada con una faja costera. Resulta una verdadera misión. Tiene 1.500 kilómetros cuadrados y una población de 53.000 habitantes distri­buidos en un centro urbano de 12.000 habitantes, ocho de 1.000 y unos 200 poblados menores, todos muy dispersos.

Existe al interior de la Provincia un proceso de renovación y revi­sión de obras. El P. Sáinz les ha visitado en el mes de junio precisamen­te para animar unas jornadas de reflexión sobre las declaraciones de la Asamblea General de 1974. Debido a la contracción del personal, este año han dejado de fun­cionar dos colegios, el de Cumaná y el de Ciudad Bolívar.

Luchan decididamente por el enraizamiento de la comunidad en el país, con una casa vocacional y un Padre dedicado a tiempo completo a la obra de las vocaciones. (Cf. Vinc. 75/63, 134.)

Colombia

Es la Provincia numéricamente más grande de la CLAPVI y más en­raizada en el país, con 110 sacerdotes, 18 hermanos y 26 estudiantes, todos nativos menos tres.

En Bogotá está la sede de la CLAPVI con su Secretariado, que pu­blica el Boletín de la CLAPVI, y el P. Panqueva es en el momento el presidente de turno.

Sus líneas son variadas: formación del clero, pastoral rural, parro­quias y capellanías. La formación de los maestros, la promoción vocacional y el servicio al clero en cinco seminarios diocesanos, ocupan una buena parte del personal en un campo muy vicenciano.

La pastoral rural tiene un amplio desarrollo en la Misión de Tierra- dentro, en las parroquias rurales, con un centro de formación de líde­res campesinos en la parroquia de Páramo (Santander) y el proyecto de promoción rural Agrimissio. En la Casa central funcionaba hasta este año un Instituto de Formación Teológica para las religiosas, pero va a ser suprimido por la demolición de la casa y porque la CLAR tiene otro con el mismo fin.

La Asamblea Provincial de 1974 creó el Secretariado Provincial de Pastoral. Este año ha organizado dos cursos de “Planeamiento” en los que participaron unos 80 cohermanos. También ha organizado un curso de formación para Hermanos. La Provincia está en un momento de expansión. Tiene un misionero en el Zaire, otro se prepara para Madagascar y el P. Jorge García ha ido a Bolivia como director provincial de las Hijas de la Caridad y con intención de restaurar la comunidad en aquel país. (Cf. Vinc. 75/149, 281.)

Ecuador

Esta Provincia ha dejado tres seminarios en los últimos años: el Me­nor de Ríobamba y el Menor de Quito, en 1968, y el Mayor de Quito, con una historia centenaria, en 1973. Esto les ha obligado a reestructurar los ministerios de una manera bastante radical. Por otra parte, ha sufrido una dispersión de personal.

De este año tenemos pocas noticias. El P. Jorge Baylach ha sucedi­do al P. Rivadeneira el 27 de mayo. Es la primera Provincia que ha establecido este año un “opus ad instar domus” según las Constituciones (81, 1.° y 88). La obra son tres parroquias en la provincia de Imbabura. El Superior es el P. Jacinto E. Rivadeneira.

Sabemos también de la Parroquia-Misión del Cisne, en Guayaquil, donde hay que combinar la evangelización con la promoción humana. Asimismo, de Ballenita, donde trabaja el P. Quet y aprovecha la misa para una catequesis lo más elemental posible. Por lo demás, de vez en cuando tiene que hacer de alcalde, de policía y aun de banquero para ayudar a la pobre gente a cobrar los cheques de sus jornales.

En cuanto a vocaciones, mantienen la escuela apostólica de Conoco­to y el estudiantado de Quito, y para el servicio del clero conservan el Seminario Menor de Ibarra. (Cf. Vinc. 75/230.)

Perú

El Visitador del Perú ha comprendido la importancia de las comu­nicaciones para la formación de la comunidad provincial. Aparte de la información minuciosa y simpática, se vale del boletín para promover una reflexión profunda sobre los problemas de la Provincia y su acción pastoral. Al lado están además las cartas circulares, más formales, para recordar obligaciones y compromisos tomados en las asambleas provin­ciales.

Este año, la Provincia ha celebrado la Primera Semana de Revisión Comunitaria, y los párrocos de las ocho parroquias de Lima, que em­plean el 50 por 100 del personal de la Provincia, se han reunido el 12 y el 19 de mayo para evaluar su trabajo de evangelización, formación de comunidades cristianas y promoción de gentes pastorales y de líderes comunitarios.

Los colegios hacen un esfuerzo por entrar en los planes del gobier­no, que intenta facilitar la educación para todos. De esta manera extien­den su acción a las clases económicamente débiles y mantienen la pre­sencia de la Iglesia en un campo tan importante. Al lado de todos ellos funcionan también parroquias. Los promotores vocacionales trabajan activamente para enraizar la comunidad en el país. Este año han tenido dos jornadas vocacionales en Chiclayo, una el 28-29 de junio y otra el 4-6 de octubre. Los mis­mos promotores se han reunido en la Casa provincial el 30 de junio para coordinar sus planes. Los frutos empiezan a verse: cinco estudian­tes en Lima, tres en Colombia, once candidatos en preformación y otros en espera. El 20 de diciembre será ordenado de sacerdote en Lima el diácono Manuel García.

De la Provincia de Roma están a punto de partir para el Perú dos Padres para reforzar el personal de la Provincia. Por falta de personal han tenido que suprimir este año la Casa de Tarma y la parroquia de Canta, muy a disgusto del Obispo y del clero. (Cf. Vinc. 75/35.)

Chile

Es una pequeña Provincia donde conviven los Padres nativos con Pa­dres de seis nacionalidades distintas. Su ministerio principal son las pa. rroquias: tres urbanas y cuatro rurales. El concepto de parroquia rural en América Latina es completamente distinto del concepto europeo. Su pone un territorio grande subdesarrollado, con una población bastante dispersa y una multitud de capillas. La pastoral aquí tiene unas posibilida des ilimitadas, tanto en la línea de la evangelización como de la promo ción humana. En Chile están, naturalmente, integrados en la pastora diocesana con más o menos originalidad, según los casos.

La prioridad número 1 de la Provincia son las vocaciones para hacer revivir la Provincia con personal propio. Con esta idea en la mente, ha3 dos Padres dedicados a la pastoral juvenil. Los resultados son positivos pero tardarán todavía en madurar. En 1976 podrán empezar la formación propiamente eclesiástica cuatro jóvenes.

Argentina

La Provincia de Argentina acaba de cambiar de Visitador. El P. Ventura Sarasola ha sido elegido por la Provincia y confirmado inmediatamente por el Superior General el día 20 de noviembre, después de conocida su aceptación. Es la segunda vez que ocupa el puesto.

Esta Provincia tiene dos conocidas experiencias en marcha: las parro­quias misioneras de Sumampa e Ingeniero Budge. Aparte de éstas, la Casa de Córdoba sigue dando misiones según el esquema tradicional aco­modado a las circunstancias.

El santuario de Luján ocupa once sacerdotes en una misión continua con los peregrinos, cada vez más numerosos. Con las limosnas financian un proyecto de casas para las clases humildes de Luján. Este año el P. Gutiérrez y el P. Sarasola han recorrido todas las ca­sas para explicar los resultados de la Asamblea General 1974. El día 26 de septiembre han empezado en Buenos Aires una serie de Jornadas Vi­cencianas para los misioneros e Hijas de la Caridad y abiertas también a los laicos interesados en San Vicente. (Cf. Vinc. 75/ 36, 143, 280, 397.)

Brasil

Brasil, con ocho millones de kilómetros cuadrados, es todo un mundo de habla portuguesa, semejante y diferente dentro del ámbito de la CLAPVI.

Tres provincias mantienen la presencia vicenciana en el país sin to­carse… La Provincia de Fortaleza ocupa el codo del Noroeste, desde Re­cife hasta la desembocadura del Amazonas; la de Río de Janeiro, al cen­tro, más bien al Sur, y más al Sur todavía, la de Curitiba. La de Fortaleza es holandesa por su personal; sólo hay cuatro nativos entre los 55 miem­bros; la de Río, nativa en general, y la de Curitiba, polaca de origen y de extracción polaca la mayor parte de los nativos. Este año han tenido la visita del Superior General y del P. V. Zico. La del Superior General ha durado un mes: una semana en cada provin­cia y otra para la reunión interprovincial de Río de Janeiro. La del Pa­dre Zico ha sido más detenida; en total, ha durado desde el 9 de mayo al 26 de septiembre. (Cf. Vinc. 75/ 380.)

Río de Janeiro

De esta Provincia tenemos una información copiosa, debido al Infor­mativo S. V., hecho con alegría y entusiasmo, que sin duda estimula y orienta la cohesión del grupo provincial.

La provincia tiene una planificación bien articulada a nivel provincial, con objetivos bien definidos y los medios adecuados, y exige una planifi­cación semejante a nivel local. Para este año de 1975 había propuesto las siguientes líneas: fraternidad comunitaria, espíritu de servicio y de diá­logo, disponibilidad evangélica, corresponsabilidad en la C. M. y en la Iglesia y evangelización liberadora de los pobres. Además había fijado las siguientes prioridades: pastoral vocacional, misiones populares, cooperación con los Movimientos Vicentinos y dinamización de la nueva administración.

Las líneas pastorales de la Provincia son las siguientes: parroquias, 18; colegios, cuatro; misiones populares, tres; seminarios, cuatro y capellanías, 11. Las parroquias son rurales, o tienen una proyección rural en su mayor parte. Las misiones de Campina Verde, Bambuí e Itaparica puede] dar una idea para la misión vicenciana del futuro en estos ambientes.

La campaña de vocaciones y las experiencias del seminario interne distribuido a lo largo de los años de teología, está dando buenos resultados hasta el momento. Es temprano para dar una evaluación definiti va. Su personal en formación es un diácono, 10 teólogos, cuatro filósofo y 39 aspirantes. (Cf. Vinc. 75/ 37, 60, 146.)

Curitiba.

Esta Provincia comenzó en 1903 con la llegada de los primeros vicentinos polacos para atender a los emigrantes de la región, y maduro en 1969, cuando la Viceprovincia polaca fue elevada a Provincia. En este momento cuenta con 54 sacerdotes, sin contar a cuatro ausentes, y tres hermanos. En punto a vocaciones están en un momento expansivo. Ei este año han tenido siete ordenaciones sacerdotales. El personal en formación es el siguiente: dos diáconos, 29 teólogos, 52 alumnos de filoso fía y 102 seminaristas menores.

Su ministerio principal son las parroquias: una urbana, cuatro sub urbanas, seis rurales y nueve semirurales o mixtas. En las parroquias rurales y mixtas se preocupan particularmente de la formación de ministros laicos para llegar a donde no puede el sacerdote. Un equipo d, dos misioneros recorre estas parroquias para completar la acción pastoral ordinaria.

La provincia siente la necesidad de ampliar las casas de formación de preparar misioneros para una promoción más efectiva de los pobres

Este año el P. Domingos Wisniewski había sido nombrado Visitador en enero, para un segundo período; pero al poco tiempo fue promovido al Episcopado como Auxiliar de Curitiba, y en su lugar ha sido nombrad el P. Ladislau Biernaski, el día 28 de agosto. (Cf. Vinc. 75/ 37, 61, 28C 304, 384.)

Fortaleza

Esta Provincia está compuesta de 52 sacerdotes y tres hermanos, d los cuales 14 trabajan en la Prelatura de Cametá, en la desembocadura del Amazonas y a lo largo del río Tocantins.

El P. Zico nota en su informe su admiración por la obra de forma­ción de Comunidades Cristianas en la Prelatura de Cametá. Es un nuevo carisma que está descubriendo la Iglesia en el pueblo de Dios y una al­ternativa a la falta de sacerdotes. Los cohermanos holandeses han com­prendido la necesidad inmensa de promoción humana en estas regiones, y por esto aplican en estadirección buena parte de su energía, no sólo en la Prelatura, sino también en las demás casas.

Como en otras Provincias, una gran sombra avanza sobre estas obras, y es la falta de sucesores holandeses y la falta de vocaciones nativas, para que haya siempre sacerdotes que puedan continuar las obras v ani­mar a los ministros laicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *