Federico Ozanam, Carta 0060: A sus padres

Francisco Javier Fernández ChentoEscritos de Federico OzanamLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Federico Ozanam · Traductor: Jaime Corera, C.M.. · Año publicación original: 2015 · Fuente: Federico Ozanam, Correspondencia. Tomo I: Cartas de juventud (1819-1840)..
Tiempo de lectura estimado:

Felicitaciones y saludos tiernos con ocasión del fin de año.

París, 29 de diciembre de 1832.

Mis muy queridos padres:

Esta carta les llegará cuando estén celebrando todos juntos la llegada del año nuevo; más afortunada que yo, estará presente en esa fiesta de familia, en la que el corazón se ensancha tan fácilmente; pero, por lo menos, será mi representante entre ustedes y les llevará la expresión de mi tierno cariño.

Sí, sean felices porque son buenos, sean felices porque ya han tenido suficientes tristezas y fatigas, y porque les ha llegado a ustedes el tiempo de la dicha. Que sus hijos, que tantas penas y sacrificios les han costado, puedan recompensarles a su vez con su entrega y su gratitud. Sobre todo yo, que les he debido la vida tantas veces, que he recibido de ustedes lo poco que pueda tener de conocimientos y de buena voluntad, les testimonié mi gratitud cumpliendo sus deseos, haciéndome digno de ustedes. Ciertamente, la carrera es larga y difícil, pero el pensar en ustedes me servirá de aliento poderoso para estudiar y para practicar la virtud. Seré hombre de bien para imitarles y para agradarles; Dios bendecirá sus lecciones, Él bendecirá mis esfuerzos, Él derramará sobre su existencia un gran gozo, porque ustedes recogerán los frutos que han sembrado.

Que también mis hermanos tengan su parte de mis buenos deseos y de mis abrazos, mis dos hermanos que tienen hacia mí una amistad tan franca y tan sincera. Que también gocen ellos un día de una prosperidad merecida; nuestra unión será siempre sólida y perfecta, ella será nuestra fuerza. Pues yo me siento más seguro en el camino recto cuando veo delante de mí a un hermano de quien he recibido el ejemplo, y detrás de mí a otro a quien debo dárselo.

Así que, mis queridos padres, por favor, extiendan a todos los que me son queridos los buenos deseos que siento por su bien. A mis amigos, a todos los miembros de nuestra familia, a todos cuyo recuerdo son mi consuelo en la soledad. A mi antiguo compañero de armas, ese excelente Balloffet, a Ernest, que me quiere mucho y a quien quiero mucho también, a los señores Jaillard y Falconnet, y, sobre todo, a esa buena Marie que está atenta a las palabras de ustedes cuando leen mi carta y que pregunta si no hay algo para ella.

No les he enviado versos este año porque esa costumbre acabaría por hacerse molesta para ustedes, y monótona. Pero les prometo enviarles la primera composición poética, cuando encuentre tiempo para escaparse de mi pluma. Me hubiera gustado, también, haberles enviado mis pequeños regalos, pero la falta de ocasión me fuerza a dejarlos para otro día. Pienso reunirlos en un paquete que voy a enviar, dentro de pocos días, a Alphonse.

Volveré a pasar, como quiere papá, por la Oficina de conocimientos útiles[1] y cumpliré allí su encargo; también hablaré al señor Baglière, me había olvidado de eso completamente. Doy gracias a ese buen padre por la carta larga y amistosa que recibí de él. Me gustaría poder enviarles a ustedes una carta aún más larga, pero tengo mucho que hacer para la conferencia de esta tarde; quiero añadir aquí dos palabras para ese pobre Ernest, que se enfada tanto. Por lo demás, no se perderían nada; creo que les escribiré dentro de tres o cuatro días a más tardar, y también lo haré a mi hermano mayor.

Fortoul y Huchard no están aún aquí. El pie de Materne sigue enfermo, aunque está mejor.

Reciban una vez más mis mejores deseos y mi cariño, y estén siempre seguros del afecto profundo de su hijo.

Federico Ozanam.

Posdata. — Sigo teniendo los ojos cansados; seguiré los consejos de mi padre para intentar curarlos. El ojo izquierdo ha perdido muchos de los pelos de sus pestañas estos días pasados.

Fuente: Archives Laporte (original). • Edición: LFO1, carta 52.

[1]*    Probablemente se refiera a Bureau d l’Encyclopédie des connaissances utiles (Oficina de la Enciclopedia de los conocimientos útiles), editora parisina responsable de una enciclopedia en varios tomos, así como de las Obras del señor Pierre-Simon de Ballanche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *