Conceptos clave en misiones populares 15: Una nueva experiencia

Francisco Javier Fernández ChentoMisiones popularesLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Luis María Martínez Sanjuan, C.M. .
Tiempo de lectura estimado:

DSC_0003Como complemento del concepto anterior quiero ofrecer una nueva experiencia de trabajo en Iglesia, o si queréis mejor, en comunidad parroquial, que estamos alumbrando en este último año.

Cuando definíamos nuestra tarea misionera como un trabajo desde, con y para la comunidad y, a la vez como una tarea realizada por un equipo llegado desde fuera a una determinada comunidad parroquial, (algo, por otra parte, que siempre ha tenido su sitio en la Iglesia), somos conscientes de que este trabajo de conjunto tiene muchísimas posibilidades.

Hace tiempo, sobre todo en Francia, estuvieron de moda las parroquias misioneras. Me da que esta experiencia no ha tenido demasiado éxito o por lo menos continuidad. Y me da que ha sido en parte porque la parroquia tiende por necesidades sociológicas a centrarse en lo sacramental. Por lo demás, no podemos olvidar que ambas realidades pastorales, el trabajo estrictamente parroquial y la animación misionera de apoyo han sido energías continuamente presentes en la historia de la Iglesia.

Comentaba un párroco: Tenemos bastante bien organizada la caridad, la catequesis, la liturgia… Pero nos falta un equipo parroquial misionero. Y nosotros no sabemos cómo hacerlo… Y este es precisamente, sintiendo muy viva la llamada a una Nueva Evangelización, el reto que nos está provocando.

¿Es algo muy diferente de lo que venimos haciendo? Sí y no.

Sí porque es la comunidad parroquial la protagonista de todo el proceso. Y no, porque los pilares básicos del trabajo misionero continúan siendo los mismos. (No puede ser de otra manera, porque misión y evangelización son realidades que tienen su origen en la vida de Jesús).

Sí porque la colaboración entre los Misioneros Seglares Parroquiales y el Equipo Misionero venido de fuera conlleva toda una serie de empeños más o menos novedosos. Y no porque, si queremos ser fieles al Evangelio, la realidad siempre mandará al intentar inculturar la fe. Lo hemos repetido una y mil veces, si queremos evangelizar con realismo hemos de estar continuamente atentos a una realidad siempre cambiante.

En el blog misiones-populares.es van apareciendo datos concretos sobre nuestro trabajo de conjunto. Baste al ofrecer este nuevo concepto volver a repetir que el trabajo misionero siempre ha de ser desde, con y para la comunidad parroquial (o la que sea, si fuera, por ejemplo, un Colegio católico).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *