AIC, Contra las pobrezas: ¡Actuar juntos! El cambio sistémico (II)

Francisco Javier Fernández ChentoCambio sistémicoLeave a Comment

CRÉDITOS
Autor: Desconocido · Año publicación original: 2008 · Fuente: AIC, Cahier Cuaderno n° 11.
Tiempo de lectura estimado:

2. Actuar

Estrategias para un Cambio Sistémico

aicLos miembros de la Comisión para el Cambio Sistémico iniciaron el proceso de estudio y profundización partiendo de historias vividas o conocidas de cerca por cada uno de los miembros de la Comisión. El análisis de dichas historias nos llevó a detectar aquellos elementos presentes en los diferentes proyectos, y a identificar una serie de estrategias exitosas para el cambio, replicables en los proyectos de la Familia Vicentina en el mundo. Estas estrategias constituyen alternativas viables para cambiar las estructuras injustas que oprimen a los pobres.

Para una mejor comprensión, las estrategias han sido divididas de acuerdo a su orientación específica. Sin embargo, esta delimitación no es algo estático, sino algo en interacción, en continuo movimiento.

Estrategias orientadas en la Misión (motivación y dirección)

⇒ Considerar la pobreza no como un resultado inevitable de las circunstancias, sino como el producto de situaciones injustas que pueden ser modificadas, centrándose en acciones tendientes a romper el círculo de la pobreza

⇒ Diseñar proyectos, estrategias creativas, políticas y líneas de acción, que se desprendan de nuestra misión y valores cristianos y vicentinos

⇒ Evangelizar e inculturar los valores y el carisma vicentino, con un profundo respeto por la cultura local

Estrategias orientadas en la tarea (organización)

⇒ Comenzar con un análisis serio de la realidad local, partiendo de datos concretos y elaborando cada proyecto en torno a dicha realidad

⇒ Tener una visión global, para satisfacer una serie de necesidades humanas básicas — individuales y sociales, espirituales y físicas, especialmente trabajo, cuidados para la salud, habitación, educación, crecimiento espiritual— , con un enfoque integral a la prevención y al desarrollo sustentable

⇒Implementar estrategias coherentes, empezando modestamente, delegando tareas y responsabilidades y proporcionando servicios de calidad, respetuosos de la dignidad de la persona

⇒ Sistematizar, institucionalizar y evaluar el proyecto y su realización, describiendo indicadores observables y resultados obtenidos

⇒ Lograr que el proyecto sea auto-sustentable, y garantizar los recursos materiales y humanos para asegurar su continuidad

⇒ Ser transparentes, invitando a participar en la elaboración de presupuestos y comentando los informes financieros con los participantes en el proyecto. Mantener un estricto control en cuanto al manejo del dinero

Estrategias Orientadas en las personas (centrándose en los pobres, que son los más capaces de cambiar su propia situación)

⇒ Escuchar con atención para comprender las necesidades y aspiraciones de los pobres, creando una atmósfera de respeto y confianza mutua y promoviendo la autoestima

⇒ Involucrar a los pobres mismos, incluidas las mujeres y los jóvenes, en todas las etapas del proyecto: identificación de las necesidades, planeación, implementación y evaluación

⇒ Educar, capacitar y ofrecer formación espiritual a todos los participantes en el proyecto

⇒Promover procesos de aprendizaje horizontales, formando agentes multiplicadores efectivos y líderes visionarios en la comunidad, para que sean líderes servidores, inspirados en San Vicente de Paúl

⇒ Construir modelos estructurales e institucionales, en los cuales las comunidades puedan identificar sus recursos y necesidades, tomar decisiones informadas, e intercambiar información y estrategias efectivas en el interior de la comunidad y entre varias comunidades

⇒ Promover el compromiso en los procesos políticos, a través de la educación cívica de los individuos y las comunidades

⇒ Apoyar y respetar los mecanismos de solidaridad que existen entre los miembros de la comunidad.

Estrategias orientadas en la participación y la solidaridad. Corresponsabilidad, trabajo en redes y acción política.

⇒ Promover la corresponsabilidad social y el trabajo en redes, conscientizando la sociedad a todos los niveles — local nacional e internacional — para cambiar las situaciones injustas que afectan la vida de los pobres

⇒ construir una visión compartida con los diversos participantes y tomadores de decisión: comunidades pobres, individuos interesados, donadores, iglesias, gobiernos, sector privado, uniones, medios de comunicación social, organismos y redes internacionales, etc.

⇒ Luchar, a través de acciones políticas, con el fin de transformar las situaciones injustas y lograr un impacto positivo en las políticas sociales y en las leyes

⇒ Tener una actitud profética: anunciar, denunciar y, comprometerse, a través del trabajo en redes, en acciones de presión para lograr el cambio.

II. ¿Qué proyectos? Criterios de selección

No todos los proyectos involucran el cambio sistémico. Hay algunos proyectos, tan útiles, como necesarios, que aportan soluciones emergentes y resuelven necesidades específicas, que son positivos y que entran en la categoría de asistencia justificada. Los proyectos que conducen al Cambio Sistémico deben de tener, entre otras, las siguientes características:

1. Participación

Ningún proyecto puede ejercer un cambio radical, sin la participación de los pobres.

2. Impacto social

Los proyectos deben colaborar a tener un impacto social a largo plazo. Este impacto solo se logrará mediante la intervención de los diferentes sistemas que interactúan en un determinado problema.

3. Sostenibilidad

Los proyectos deben ser auto-sustentables, es decir, que a través de ellos se creen las estructuras sociales necesarias para cambiar la vida de los pobres y evitar que estos caigan en el círculo vicioso de la pobreza. Los proyectos de cambio sistémico deben continuar con una dinámica propia de financiamiento

4. Efecto multiplicador

Los proyectos de cambio sistémico deben ser replicables, es decir, pueden ser adaptados a diferentes contextos. Esto se refiere tanto a la espiritualidad, como las técnicas y estrategias utilizadas en el proyecto.

5. Innovación

Los proyectos de cambio sistémico han logrado cambios significativos, a través de la modificación de prácticas tradicionales, cambiándolas por formas actuales e innovadoras para lograr el éxito.

6. Corresponsabilidad y trabajo en redes

Para que un proyecto produzca un cambio real en la vida de los excluidos, es necesario comprometer a otros en la visión y lograr que diversos sistemas interactúen para lograr un objetivo común. Esto implica desde luego las instancias gubernamentales, eclesiales, etc.

Como se puede observar, estos criterios están en íntima relación con las Líneas Programáticas de la AIC. En cada caso puede hacerse un paralelismo con lo que señalan y han señalado nuestras líneas, a partir de que fueron instituidas en 1994. En las actuales Líneas 2007-2009, se refuerza la importancia de trabajar en estrecha relación con las mujeres, y se insiste en la necesidad de trabajar en corresponsabilidad y de promover el trabajo en redes. La 3ª Línea nos motiva a responsabilizar a toda la sociedad, fortaleciendo:

  • El trabajo en redes, procurando la promoción de las mujeres.
  • Las acciones de presión, para involucrar, responsablemente, a la sociedad
  • La sensibilización y utilización de los medios de comunicación para promover la dignidad de las mujeres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *